Jerga de Argentina

 

 

 

A boca de jarro. A bocajarro. Cuando alguien sufre un disparo desde una muy corta distancia.
Busca una palabra en este apartado con Ctrl+F

Argentina, oficialmente República Argentina es un Estado soberano, organizado como república representativa y federal, situado en el extremo sureste de América del Sur. Su territorio está dividido en 23 provincias y una ciudad autónoma, Buenos Aires, capital de la nación y sede del gobierno federal.  Sus 40 millones de habitantes promedian índices de desarrollo humano, renta per cápita y calidad de vida, que se encuentran entre los más altos de América Latina.8 Según el Banco Mundial, su PIB nominal es el 27º más importante del mundo,9 pero si se considera el poder adquisitivo su PIB total trasforma al país en la 22.ª economía más importante del mundo.10 11 En 2010, la Argentina fue clasificada como país de ingresos medianos altos12 o como un mercado emergente, también por el Banco Mundial.

considera el poder adquisitivo su PIB total trasforma al país en la 22.ª economía más importante del mundo.10 11 En 2010, la Argentina fue clasificada como país de ingresos medianos altos12 o como un mercado emergente, también por el Banco Mundial.

Por su extensión, 2.780.400 km², es el segundo estado más extenso de América Latina, cuarto en el continente americano y octavo en el mundo, considerando solamente la superficie continental sujeta a su soberanía efectiva. Si se consideran las islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y Aurora (hoy administradas por el Reino Unido y reivindicadas por la Argentina), más el área antártica reclamada al sur del paralelo 60° S, denominada Antártida Argentina (que incluye a las islas Orcadas del Sur y Shetland del Sur), la superficie total se elevaría a 3.761.274 km², convirtiéndose en el séptimo país más grande del mundo.6 Sin embargo, esta reclamación está afectada por lo establecido por el Tratado Antártico, sin que su firma constituya una renuncia.

Su territorio continental americano, que abarca gran parte del Cono Sur, limita al norte con Bolivia y Paraguay, al nordeste con

Zorrino. Mamífero tristemente célebre por sus micciones malodoras o, en términos menos técnicos, su asquerosa meada. Ustedes lo llaman mofeta.

Busca una palabra en este apartado con Ctrl+F

__________________

  • A
  • A babucha: A cuestas.
    A gatas: A duras penas, apenas.
    A la cuenta: A ciencia cierta, seguramente. A estas horas.
    A la fija: Infaliblemente.
    A la juria: Rápidamente.
    A los quintos apurados: Muy lejos.
    A los tientos: Indica que se lleva algo atado al recado o colgado de él.
    A macho: Muy.
    A mano: Empatado.
    A pata suelta: Dormir profundamente.
    A pata: A pie.
    A pelo: Justamente, oportunamente.
    A porrillo: En gran cantidad.
    A punto quiero: Aceptar el envite en el juego del truco.
    A su mandado: A sus órdenes.
    A tiro: Al alcance.
    A tracaladas: A montones.
    Abalanzos: Abalanzarse.
    Abarajar: Asir en el aire algo que se arroja. Detener los golpes del adversario.
    Abarajar: Parar, atajar puñaladas del adversario.
    Abombado: Aturdido, tonto, atolondrado.
    Abrir o hacer cancha: Dejar paso.
    Acacharpado: Provisto de cacharpas: Trastos, trebejos.
    Acangallarse: Aviarse.
    Accidentarse: Hacer sus necesidades.
    Accidente: Desmayo.
    Acero: Espada.
    Achaque: Dolencia frecuente, enfermedad o malestar continuo.
    Achicarse: Acobardarse.
    Achicarse: Acobardarse. Intimidarse.
    Achispado: Borracho.
    Achisparse: Emborracharse.
    Achocar: Afrontar.
    Achocarse: Resentirse.
    Achuchado: Con escalofríos. Acobardado.
    Achurar: Propiamente sacarle las achuras (entrañas) a la res. Herir o matar a alguien a cuchilladas.
    Acodillar: Talonear el caballo en los codillos.
    Acollarar: Sujetar un animal a otro por las colleras o bozales. Unir dos cosas o personas y unirse éstas entre sí.
    Acollarar: Unir dos yeguarizas por el pescuezo, para que anden juntos y no se extravíen.
    Adeveras: De veras.
    Afilar la uña: Aguzar el ingenio.
    Aflojar: Aflojar lazo: Dejar correr al animal con el lazo puesto. Aflojar las riendas.
    Aflús (a flus): En la pobreza, sin nada.
    Afrechero: Caballo acostumbrado a comer afrecho.
    Agacharse a bellaquiar: Disponerse a corcovear, prepararse.
    Agarrar como hijo: Hacer objetos de vejaciones.
    Agarrarlo a uno atravesado: Tomarlo desprevenido.
    Agarrarse con el mate: No convidar.
    Agenciar: Buscar, ganar.
    Aguachado: De poca sustancia.
    Aguacil: Insecto, especie de libélula que anuncia la lluvia.
    Aguada: Lugar donde bebe el ganado.
    Aguaitar: Acechar.
    Aguantarse: No claudicar, mantenerse firme.
    Aguilucho: Pobre.
    Agujerear: Herir.
    Ahí / De ahí: Enseguida. Luego.
    Aijuna / ¡Ahijuna!: Contracción por "hijo de una..."
    Ainda máis: Y todavía más.
    Ajenco: Ajenjo.
    Ajeniar: Robar, tomar lo ajeno.
    Ajuera y adentro: Gente de ajuera, del campo; de adentro, de la ciudad.
    Al botón: En vano.
    Al cuhete: En vano.
    Al estribo: Mate u otra bebida ofrecida al jinete sin que desmonte.
    Al estribote: Caprichosamente, desdeñosamente.
    Al grito: En el acto, enseguida.
    Al grito: Enseguida.
    Al ñudo: Inútilmente.
    Al pedo: Inútilmente.
    Al tiro: En el acto.
    Al tiro: Inmediatamente.
    Al tranco: Al paso.
    Alarife: Hombre astuto.
    Alarife: Pícaro.
    Alazán: Pelaje en el que predomina la mezcla entre pelos amarillos y colorados.
    Albardón: Loma o franja angosta de tierra que sobresale del agua o entre parajes bajos o anegadizos.
    Albazo: Combate comenzado al alba.
    Albitrioso: Arbitrioso.
    Alborotarse el cotarro: Crear alarma.
    Alcanzador: Inteligente.
    Alegaciones: Alegatos.
    Alegrón: Muy contento, achispado.
    Aleluyas: Palabras ociosas.
    Alfajor: Facón.
    Alfajor: Facón: Cuchillo.
    Alfajor: Nombre dado por los gauchos a la daga.
    Almacén: Comercio donde se venden artículos comestibles, bebidas y elementos para el hogar y el trabajo.
    Almariado: Mareado.
    Almitir: Admitir.
    Altor: Altura.
    Alvertir: Advertir.
    Alzado: Prófugo.
    Alzar el poncho: Sublevarse.
    Alzar la prima: Templar subiendo de tono la primera cuerda de la guitarra.
    Alzar por las cuarenta: Castigar por superioridad.
    Alzar: Robar.
    Amachaso: Machazo.
    Amalaya: ¡Mal haya! Interjección que expresa deseo ferviente.
    Amañar: Hacer algo con destreza.
    Amargo: Determinado, valeroso.
    Amasijo: Paliza, castigo enérgico.
    Amojosao: Enmohecido.
    Amolarse: Molestarse.
    Amujar las orejas: Reprimirse por temor.
    Amujar: Amusgar.
    Ancheta: Simpleza, tontería.
    Anchetas: Osadías, insolencias.
    Andar a la oreja: Pedir.
    Andar buscando el hoyo: Buscar la muerte.
    Andar patas: Salir empatados.
    Andar raspando: Casi suceder o ser una cosa.
    Angelito: Infante, se emplea generalmente a los niños muertos.
    Angurria: Avidez. Deseo vehemente de comer.
    Angurriento: Codicioso.
    Ansina: Así, así también.
    Antiguo: Paisano viejo y anticuado.
    Añang: Diablo.
    Aparcero: Compañero, amigo.
    Aparecerse la viuda: Designa contratiempos.
    Apariarse: Correr un jinete a la par de otro.
    Aparte: Separación de ganado en un rodeo.
    Apedado: Borracho.
    Apedarse: Emborracharse.
    Apelar a las de gaviota: Recurrir a las piernas. Escapar.
    Apercibir: Percibir.
    Apero: Recado de montar que comprende estas piezas, en orden de colocación sobre el caballo: sudadera, mantra, carona, bastos (para cuya defensa suele ponerse un cuerito de cordero con la lana hacia abajo), cincha (con su encimera y correones, de los que penden las estriberas y los estribos), cojinillo, sobrepuesto y sobrecincha. Lo completan: frenos, cabezadas, riendas, bozal, fiador, pretal, maneador, cabestro, rebenque, manea y lazo.
    Apiarse: Apearse, desmontarse.
    Apichonarse: Enternecerse. Acobardarse.
    Aplastar: Cansar.
    Aplastarse: Perder las fuerzas el caballo.
    Apotrado: Huraño, ingobernable.
    Apretarse el gorro: Huir.
    Aquerenciao: Que ha tomado cariño a una persona o lugar.
    Aqueresar: Ensuciar.
    Arañando: A duras penas.
    Arbitrioso: Hombre de muchos recursos.
    Argolla: Elemento del lazo.
    Armada: Abertura corrediza del lazo.
    Armao: Caballo de cogote curvo y levantado.
    Arreada: Reclutamiento para el servicio de las armas.
    Arreador: Látigo grande para arrear.
    Arrear: Conducir el ganado a pie o a caballo.
    Arrejón: Riesgo grande.
    Arrempujón: Empujón.
    Arreo: Conducir los animales después del rodeo.
    Arresjar: Arriesgar.
    Arriada: Arreo.
    Arriador: Arreador. Látigo usado para azuzar a los animales en el arreo.
    Arribar: Levantar.
    Arrimar: Hacer rodar la bocha hasta el arrime.
    Arrimar del duro: Tratar duramente.
    Arrocinado: Manso como caballo viejo.
    Arrocinao: Manso como un caballo viejo.
    Arrocinar: Amansar.
    Arronjar: Arrojar.
    Arroyero: Natural de San Nicolás de los Arroyos, pueblo de la provincia de Buenos Aires.
    Asareado: Asustado. Conturbado.
    Asentar el mate: Acompañar el mate con un trago de bebida alcohólica.
    Asierra: Sierra.
    Aspudo: Con cuernos.
    Atajar el pasmo: Prevenir un mal.
    Atar a soga larga o corta: Tener el caballo atado, si es dócil, con cierta libertad; si es hosco, con soga corta.
    Atarascar: Tarascar, tirar un tarascón.
    Atorarse: Atragantarse.
    Atorullar: Aturullar.
    Atracar: Acercar.
    Atrás del pleito: Empeñarse en una empresa.
    Atrasao: En malas circunstancias, generalmente se emplea para estados de salud.
    Atropellón: Acometida.
    Atufado: Enojado.
    Aura: Ahora.
    Autera: Persona que hace alharaca por cualquier insignificancia.
    Aventao: Quebrantado por la acción del aire.
    Aventar: Echar al viento. Lanzar.
    Aventar: Echar, espantar.
    Azotarse: Echarse apresuradamente en algún sitio.
    Azulejo: Caballo de capa overa con manchas blancas y negras, pequeñas y separadas, que se combinan en visos azules.
    Azulejo: Caballos y vacas de color azulado.

  • http://www.latimer.com.ar

  • a boca de jarro. A bocajarro. El argentino aún no ha llegado al poder de síntesis del español. Válido también para a troche y moche (nunca a trochemoche) e hijo de puta (jamás hijoputa).

    abrochadora. Grapadora. Instrumento para clavar ganchos (grapas según ustedes) en una pila de papeles que deseamos unir o en la epidermis de alguien a quien no queremos mucho, y que también puede usarse como arma arrojadiza parecida al bumerán.

    abrojo. Velcro. Sistema basado en el contacto entre superficies rugosas para abrochar prendas o calzados, que tampoco vendría mal adosado a la boca de ciertos individuos de conversación indeciblemente pesada.

    a cobrar. Cobro revertido. Interesante manera de establecer una llamada por teléfono, en la cual el que la recibe la paga. Interesante mientras uno sea el originador. Últimamente se está usando cobro revertido también en la Argentina, como consecuencia de la irrupción de Telefónica española en el mercado de las telecomunicaciones.

    acabar. Correrse. En una película de Almodóvar, decíale una mujer al degenerado que la estaba violando: "¡Córrete, córrete!". Los argentinos lo interpretábamos como un pedido de que se hiciera a un lado. Gritó un espectador en un cine de Rosario: "¡Pero si se corre no va a poder acabar!"

    achuras. Asaduras, menudencias de la vaca, de todo tipo, infaltables en un asado.

    acoplado. Tráiler. Un camión con acoplado sería uno que lleva un tráiler a cuestas. Pero si aplicamos el vesre y hablamos de un mionca con acoplado , ya nos estamos refiriendo a una mujer atractiva con una voluminosa cola.

    aguacil. Bicho de grandes alas, grandes ojos y cola finita alargada. En castellano general, libélula.

    aguinaldo. Paga extraordinaria, paga extra, paga doble, paga. Sueldo adicional que se paga a final de año para que el empleado financie sus gastos de las fiestas. No se usa aguinaldo en el sentido de una pequeña gratificación informal que se le ofrece al cartero o a la portera del edificio para la misma fecha.

    ají. Guindilla. Complemento picante de muchos platos.

    alambre de púa. Alambre de espino. Alambre con nudos puntiagudos para delimitar el 99% del globo terráqueo donde no somos bienvenidos.

    alcahuete. Solamente usado en el sentido de "soplón". No se aplica esta palabra al que —digámoslo como los diccionarios— propicia amores ilícitos.

    alcancía. Un argentino tiene una alcancía como un español tiene una hucha. Ninguno de los dos tiene nada adentro.

    alcaucil. Alcachofa. Pero en la provincia de Tucumán dicen alcachofa. ¿En alguna provincia española dicen alcaucil? // NOTA POSTERIOR: ¡Sí!, me responden al unísono mis lectores andaluces. En Sevilla se dice alcaucil. ¿Nunca consideraron separarse de España y unírsenos?

    alcayota. Cayote, cidra cayote. Fruto del cual se hace un dulce muy fibroso, llamado cabellos de ángel en España y dulce de alcayota (vaya originalidad) en Argentina.

    alfajor. Comparados con España, en Argentina no sólo tenemos más palabras para designar las cosas; también tenemos más cosas. Por ejemplo, tenemos los alfajores, deliciosas golosinas formadas por dos tapas redondas de masa dulce encerrando un relleno de dulce de leche y bañadas en chocolate negro o blanco. Extrañamente, en España a nadie se le ocurrió hasta ahora fabricar alfajores, ni siquiera dulce de leche. ¡Gallegos tenían que ser! // NOTA POSTERIOR: Lectores andaluces me han escrito quejándose, ya que parece que después de todo ellos sí tienen alfajores. Pero me los han descrito y no tienen nada que ver con los verdaderos, quiero decir, con los nuestros.

    alfiler de gancho. Imperdible. Yo he perdido muchos de éstos, pero debe ser porque soy argentino.

    almacén. Colmado. Tienda de comestibles y algunos otros artículos.

    amarrete. En España sería una forma estrambótica de decir "te amarré", en sí una construcción no demasiado probable. En Argentina, en cambio, la palabra es un adjetivo y significa "tacaño".

    ananá. Piña. En Argentina piña es lo que producen los pinos, y también un puñetazo.

    angosto. Ésta es la palabra que se usa en Argentina; jamás, o muy raramente, estrecho.

    anotarse para. Apuntarse a. Ej.: "Me anoto para la pizza", y no "Me apunto a la pizza".

    anteojos. Gafas. Y no telescopios o binoculares. Ah, y otra cosa: los anteojos se usan, no se llevan.

    anuencia. Consentimiento. En realidad no es necesario venir a este Diccionario para encontrar esta palabra, ya que es perfectamente española, castellana, castiza y genuina. ¡Búsquenla en el Anaya si no! Pero en España la dejaron de usar.

    año. Transoceánicamente esta palabra tiene el mismo significado en el 99% de los casos. Pero en uso estudiantil, puesto que cada curso coincide con un año calendario decimos "Estoy en segundo año", no "en el segundo curso". Críptico, ¿no?

    aplanadora. Apisonadora. Maquinaria usada para emparejar el asfalto. También, persona que arrasa con todo para obtener sus objetivos. Prefiero la maquinaria a la persona.

    aplazar. Suspender. Referido a un examen o a una asignatura. Al ver cómo hablan ustedes, muchas veces nos dan ganas de aplazarlos en castellano...

    aportar. Cotizar. Entregar mensualmente parte del sueldo al aparato de seguridad social, sólo para descubrir cuando tenemos un achaque que el sistema no lo cubre.

    apurar. Apresurar.

    apuro. Prisa. "Casarse de apuro" es... pero ya la gente no se casa por ese motivo, ahora tienen el hijo primero.

    archivo. Fichero. Término de computación.

    arco. Portería [en el fútbol]. Parece mucho más lógica la palabra arco, dado que no hay allí cerradura ni picaporte.

    armar. En Argentina es posible armar un diccionario, por ejemplo. No se trata de adosarle una ametralladora, ni mucho menos. De este lado del océano, armar es elaborar cualquier cosa de a pequeñas porciones.

    aros. Pendientes, aretes. Las mujeres siempre están pendientes de ellos. Una importante minoría de los hombres también, últimamente.

    arquero. Portero, en el fútbol. El Día del Arquero es una fecha que se supone que no va a ocurrir nunca, tal es la importancia que asignamos a ese jugador (y así son los goles infantiles que nos hacen).

    arrastre. Tirón (electoral). Por arrastre, políticos mediocres suelen ser votados por electores que los ven en un mismo partido que otros igualmente mediocres pero conocidos.

    arveja. Guisante. Tardé muchos años en comprender que el guisante que le producía moretones a una princesa en un cuento infantil no era más que una vulgar arveja. Lo que todavía no entiendo es qué pueda tener de interesante una chica que no puede resistir la presión de una leguminosa a varios colchones de distancia.

    asado. Un asado no es una carne puesta al horno, sino todo un complejo de pedazos del cuerpo vacuno, y aun del porcino, distribuidos en una parrilla para asarse a las brasas. El término también denota la reunión social motivada por esa ingesta (crudamente discriminatoria de los vegetarianos, lo admito).

    asiento. Ustedes saben lo que es un asiento. Claro que lo saben. Lo que no saben es que nosotros también usamos esta palabra para referirnos al sillín de una bicicleta.

    atado. Cajetilla de cigarrillos.

    atajar. Parar, detener un disparo el arquero.

    Atrapado sin salida. Alguien voló sobre el nido del cuco. El nombre de la conocidísima película con Jack Nicholson fue traducido de forma diferente en Argentina y en España. En España tradujeron palabra por palabra el original inglés One flew over the cockoo's nest. Pero no se dieron cuenta de que "cuckoo", en ese contexto, significa "loco", y el espectador termina de verla preguntándose qué tendrá que ver el cuco en todo esto. Atrapado sin salida da una idea mucho mejor del contenido.

    avisos fúnebres. Esquelas. Sección del diario en que finalmente se hablará de nosotros, pero cuando ya sea demasiado tarde.

    azúcar impalpable. Azúcar glas. Polvillo para repostería, vagamente similar en aspecto, ya que no en efecto, a la cocaína.

     

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • B

  • Bacán: Hombre que parece rico.
    Bacanazo: Persona adinerada.
    Bacaray: Ternero nonato.
    Bagual: Caballo sin domar.
    Bagualada: Conjunto de potros.
    Bagualón: Caballo a medio domar.
    Bajera: Sudadero de las cabalgaduras.
    Bajeras: Prendas del apero.
    Bala y tiza: Hacha y tiza.
    Balance: Brinco del caballo.
    Balance: Salto del caballo.
    Balaqueador: Presuntuoso.
    Balaquear: Fanfarronear.
    Balaquero: Balaqueador.
    Balde. Estar de balde: Estar desocupado.
    Baldido: Baldío.
    Balsa: Vals.
    Baquía: Cualidad de ser baqueano.
    Baquiano (baqueano): Conocedor de los caminos, experto.
    Barajar: Vistear.
    Barajusta: Desbarajuste.
    Barbiador: Caballo que mueve la quijada. Coscojero.
    Barcina: Con manchas rojizas.
    Barraco: Cerdo padre. Verraco.
    Barullero: Alborotador.
    Barunda: Barahúnda, estruendo.
    Bastos: Almohadillas sobre las que descansa la silla de montar.
    Bastos: Asiento del recado.
    Basurear: Derribar, vencer.
    Basuriar: Basurear. Derribar, vencer.
    Bayo: Caballo de pelo amarillento leonado.
    Bayo: Pelaje amarillento.
    Becasina: Chocha.
    Bellaco: Caballo arisco.
    Bellaquiada: Corcoveo.
    Bellaquiar: Corcovear.
    Bendito: Nicho construido en forma de santo en cuyo interior se coloca la imagen.
    Benteveo: Pájaro de lomo oscuro, pecho y cola amarillos y una mancha en la cabeza. También: Bichofeo, tristefín, quintobé y pitojuán.
    Berdugones: Verdugones.
    Berija: Ijar del animal.
    Bichoco: Caballo inútil para las carreras o que, por vejez o enfermedad, no se mueve ágilmente. Por extensión se aplica a las personas.
    Bichoco: Caballo viejo.
    Biscambra: Brisca: Juego de naipes.
    Biznaga: Mala yerba.
    Blanco: Partido político tradicional uruguayo.
    Blandengue: Soldado de caballería.
    Blanquillo: Del partido blanco.
    Bocha: Cabeza.
    Bocheo: Acción y efecto de bochar.
    Bolada: Ocasión, oportunidad.
    Bolas: Boleadoras.
    Bolazo: Disparate.
    Boleadoras: Arma arrojadiza, compuesta por tres piedras forradas en cuero y unidas a una anilla.
    Boleadoras: Instrumento de caza formado por dos o tres bolas atadas a sendas guascas.
    Bolear la pierna: Pasar la pierna por el lomo del caballo para montarlo.
    Bolear: Tumbar con las boleadoras. Engañar.
    Bolearse: Empinarse el potro sobre las patas y caer para atrás.
    Boleta: Goleta.
    Boliao: Atontado, desacertado.
    Boliche: Comercio donde se despachan comestibles y bebidas.
    Bombear. Espiar, vigilar.
    Bombero: Espía. Explorador en el campo enemigo.
    Borbollón: Tesoro.
    Bordona: Principalmente la sexta cuerda de la guitarra.
    Bordoneo: Preludio con los bordones (cuerdas gruesas) de la guitarra.
    Bota de potro: Bota confeccionada con el cuero de la pata de un potro y que deja dos dedos libres para estribar.
    Bota fuerte: Bota de suelo y cuero curtido.
    Botones: Las monedas que adornan el tirador.
    Boyero: Encargado de cuidar y trasladar los bueyes de las carretas durante los viajes. Peón de estancia dedicado a echar los caballos aplicados a los trabajos agrícolas.
    Bozal: Persona que tiene dificultad para hablar.
    Bozalón: Bozal.
    Bragado: Caballo de color cebruno claro.
    Breque: Ruralismo por break, coche de cuatro ruedas tirado por caballos.
    Bronca: Enojo, ira.
    Buey corneta: Buey con una sola asta.
    Bullarengo: Tumulto.
    Buscar la hebra: Provocar, picar.
    Buscar la vuelta: Ingeniarse para hacer algo.
    Buscar: Provocar.
    Buyón: Estómago.
    http://www.latimer.com.ar

  • balde. Cubo. Un recipiente con asa cilíndrico o troncocónico no se entiende por qué se tenga que llamar cubo. La palabra argentina evita esa paradoja geométrica.

    baldío. Solar. Terreno urbano aún no edificado.

    balero. Boliche. Juguete consistente en una bola agujereada que se intenta ensartar con un palo sujeto a ella por un cordón. También sirve para machacar el cráneo de nuestro rival cuando vamos perdiendo.

    banana. Plátano (la fruta). Para no confundirla con el árbol de hoja grande que en verano da sombra en las calles.

    bancar. 1. Dar apoyo a alguien, especialmente cuando otros se lo niegan: "Mi jefe me bancó hasta que se dio cuenta él mismo de mi incapacidad". 2. Aguantar algo, tener capacidad para sobrellevarlo. Me dicen que este Diccionario es una porquería, pero yo me la banco.

    banco. Banquillo. Lugar donde los jugadores suplentes esperan a que el entrenador se digne hacerlos ingresar al campo de juego. En Argentina no se habla de jugadores en el banquillo, salvo en el caso de aquéllos sujetos a causas penales.

    banquina. Arcén. Palabra de origen italiano, como tantos argentinismos, y de hecho como tantos argentinos (un 40% según buenas fuentes).

    barbijo. Mascarilla. Especie de bozal con que los cirujanos ocultan la mueca de asco que les provoca lo que ven adentro del paciente.

    barrilete. Cometa. ¿Qué es un cielo lleno de cometas? En España, no se sabe muy bien. En Argentina sí, dado que cometa es un cuerpo celeste, y el objeto remontable hecho con cañas y papel se llama barrilete.

    básquet. Jamás baloncesto, como no sea en las transmisiones radiales basadas en que el buen lenguaje consiste en tener un sinónimo para todo, aunque haya que recurrir a hórridos términos como balompié, baloncesto o balonmano.

    batacazo. No un golpe, sino un resultado imprevisto. Ej.: "Se dio el batacazo: perdieron Ríver y Boca".

    batifondo. Si esta palabra fuera de origen yanqui significaría el fondo de la Baticueva, o la cuenta bancaria de Batman. Pero es de raigambre itálica, y quiere decir "barullo, alboroto".

    baúl. Maletero. En los coches.

    baulera. Trastero. Cuartito para dejar objetos de uso poco frecuente, artefactos pendientes de reparación o, aprovechando un momento de descuido, suegras.

    bautismo. Ésta es la palabra argentina para bautizo. Similarmente, "hechismo" es la palabra argentina para "hechizo"... ¡Mentira!

    bazar. Jamás vayan a esta tienda argentina con la idea de comprar cuadernos o bolígrafos. Aquí expenden vajilla y material análogo.

    berreta. Este adjetivo califica correctamente a, por ejemplo, este Diccionario. Significa ordinario, chabacano, de pésima calidad.

    bicho bolita. Cochinilla. Insecto que se retrae cuando lo tocan formando una pequeña bola, asemejándose a algunos humanos cuando los critican. // NOTA POSTERIOR: Nadie podía imaginar que un entomólogo se interesaría por la lexicografía. Pero finalmente ocurrió, y uno de tales profesionales me informa que el bicho bolita no es un insecto, sino un crustáceo isópodo. Mis disculpas a ambas categorías de invertebrados.

    bife. Bistec. Y no sólo eso. Un bife es también un sopapo o cachetada. Así que hay que vigilar bien el contexto cuando le proponen a uno darle un bife.

    birome. Boli. En 1943 Laszlo Biro descubrió en Buenos Aires que si se llenaba un canuto con tinta y se le incrustaba una bolilla en la punta se obtenía un elemento de escritura. En Argentina se lo llamó birome en homenaje al inventor. En España se lo bautizó boli en homenaje a la bolilla. Laszlo había nacido en Hungría, pero como patentó la birome en Buenos Aires lo consideramos un invento argentino. Si hubiera sido un inventor argentino trabajando en Budapest, también nos lo habríamos adjudicado.

    birra. Cerveza. Italianismo usado en ámbitos juveniles. // NOTA POSTERIOR: Dicen las malas lenguas que birra es usado también por la juventud española. Pero las lenguas más malas todavía, o sea las pésimas lenguas, dicen que empezaron a hacerlo a partir de que se estrenara en España nuestra película "Pizza, birra, faso".

    boca de urna. Pie de urna. Es que los encuestadores argentinos son un poco más impacientes.

    bocadito. Volován, bocado de hojaldre de unos 2 cm de diámetro, relleno de cosas a veces absurdas, como puede ser kiwi glaceado o pedazos de salmón con ananá.

    Boca Júniors. No "el Boca Júniors", como oigo todo el tiempo en la TV española. Los clubes de fútbol argentinos no llevan artículo. (Odio tener que poner a Boca como ejemplo, pero seguro que ustedes no conocen a mi Rosario Central.)

    bocina. Claxon. De un automóvil. En sentido figurado: soplón, correveidile.

    boleta. Papeleta. En las elecciones. En Argentina se usa la boleta sábana, en la cual todos los candidatos a diputados por un distrito aparecen juntos y uno no puede separar la paja del grano cuando los vota. Aunque por otro lado es todo paja.

    boletería. Taquilla. Aunque sí se lee en los diarios "...con gran éxito de taquilla", especialmente cuando el director sobornó al periodista para que oculte que la obra fue un fracaso.

    boleto. Billete [de tren, autobús, teatro...].

    boliche. Ninguna relación con un juego con bolas. Se trata de una tienda de poca importancia o, en uso contemporáneo, un bar o discoteca.

    bolitas. Así de simple es la palabra argentina para canicas. Y antes de que me lo pregunten: sí; también se puede usar para los testículos de los bebés.

    bolsa. Cualquier saco o costal, contenga dinero o no. Hablamos de una bolsa de papas, no de un saco ni un costal de patatas.

    bolso. Gran saco o zurrón que puede reemplazar a una valija para un viaje corto o para cuando uno se va en carpa. Nunca una cartera femenina. Ustedes llaman a esto una bolsa de viaje.

    boludo. Gilipollas. Usado como vocativo, a veces tiene una paradójica connotación cariñosa o de camaradería: "Haceme caso, boludo". (Ésta es una de las tres o cuatro palabras argentinas más conocidas por los españoles. Sin embargo, los peninsulares no deberían usarla. No hay nada más ridículo que la palabra boludo pronunciada con acento español.)

    bombacha. Braga. Prenda íntima femenina.

    bombilla. Canuto que se usa para sorber el mate, con una punta abombada y llena de agujeritos que permiten pasar a la infusión pero no a la yerba. Tradicionalmente de metal, no faltan los herejes que las fabrican de plástico.

    bombita. Bombilla de luz.

    bonaerense. Oriundo de la provincia de Buenos Aires, no de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que funciona como capital de la Argentina. La provincia empieza donde termina la ciudad. Jamás confundir con un porteño.

    botín. Bota, calzado usado en el fútbol. Si algún día irrumpo clandestinamente en el vestuario de un célebre jugador, me llevaré un botín de botín.

    bretel. El tirante de un corpiño (sostén), generalmente consistente en una banda finita de tela.

    bronca. En Argentina, cierto estado de ánimo alterado. En España, el conflicto, a veces físico, derivado de ese estado de ánimo. Cuando dos personas se tienen la bronca argentina, arman una bronca española.

    bulín. Garçonnière. Para el despistado que no sepa gabacho: picadero, departamento adonde un hombre lleva regularmente a una mujer para retozar. O una mujer a un hombre. O un transexual a un oso hormiguero... Ya nadie respeta nada.

    bulo. Otra palabra para bulín.

    bulón. ¿Todavía otra palabra para bulín...? ¡¡No!! Tornillo grande de cabeza ajustable con una llave. Es palabra francesa.

    buzo. Sudadera. Prenda deportiva gruesa. En Madrid, una vez pedí en una tienda un "buzo para arquero de hándbol". Después de 45 minutos de idas y venidas lingüísticas, con la vendedora llegamos a la conclusión de que se trataba de una "sudadera para portero de balonmano". Eso fue lo que me decidió a compilar este Diccionario.

     

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • C

  • Caballo maceta: Que tiene los nudos endurecidos por la edad.
    Cabe: Ocasión.
    Cabestriar /cabrestiar: Ir del cabestro.
    Cabezadas: Correas que ciñen la cabeza, la frente y el hocico del caballo y aseguran el freno.
    Cabrear: Sortear a un perseguidor. Fugarse.
    Cabuliar: Maquinar, conspirar. Vigilar.
    Cacharpas: Enseres.
    Cacharpas: Trastos, trebejos.
    Cachimba: Cacimba u hoyo que se hace en la playa.
    Cachucha: Aguardiente. Sexo de la mujer.
    Caer al frito: Llegar en la ocasión.
    Caer el dos: Lance de los juegos del monte y del paso.
    Caer en la voltiada: Tocarle a uno algo malo. Redada, arreada.
    Caer: Llegar.
    Cajetilla: Elegante con visos de exageración.
    Cajetilla: Petrimete. Forma en que los gauchos y compadritos llaman al joven culto y presumido de ciudad.
    Calandria: Fanfarrón.
    Calentarse el mate: Estar preocupado.
    Calentarse: Enojarse.
    Calentón: Enojarse.
    Calludo: Callaso.
    Calzar: Entar en algo importante.
    Camandulero: Hombre dado a subterfugios y chanchullos.
    Camilucho: Indio o gaucho jornalero.
    Camoatí: Nombre de una especie de avispa y el panal que este insecto fabrica.
    Campiar y recoger: Operaciones de buscar y reunir el ganado que ha pasado la noche a campo abierto.
    Campiar: Buscar algo.
    Campusano/ campuzano: Campesino.
    Camuatí: Panal de cierta clase de avispas.
    Candombe: Baile de origen africano. Desgobierno, corrupción política.
    Candombero: Persona inmoral.
    Cangalla: Cobarde. Conjunto de piezas del apero.
    Canillas: Tobillos.
    Cantar el punto: En los juegos de cartas, declarar el punto que cada participante tiene. Decir la verdad sin rodeos, directamente.
    Cantar para el carnero: Morir.
    Cantramilla/ contramilla: Palito fijado en la picana de la carreta y rematado en un clavo, que servía para instigar a los bueyes del medio.
    Cañadón: Cañada honda.
    Capitanejo: Capitán de un grupo de indios.
    Caracú: Médula de algunos huesos. El hueso mismo.
    Caracuses: Médula de los huesos.
    Carancho: Ave de rapiña.
    Carbonada: Guiso de carne picada, arroz, duraznos, choclo, zapallo, batata y papa.
    Carcamanada: Grupo de extranjeros.
    Carcamanes: extranjeros.
    Carchar: Robar, desvalijar.
    Carchas: Apero.
    Carne 'e paloma: Débil.
    Carne de cogote: La menos estimada.
    Carnear flaco: Alimentarse o faenar animales de mala calidad.
    Carniza: Desperdicio de carne muerta.
    Carona: Pieza grande de cuero que se coloca entre la matra y los bastos del recado.
    Carretón: Carro grande, con toldo de lona.
    Carro bolichero: Carro ambulante.
    Cartona: Mujer incompetente.
    Casas/Las casas: Viviendas y galpones de una estancia o puesto.
    Castilla: Idioma castellano.
    Catana: Sable.
    Catinga: Olor de los negros.
    Catingudo: Con olor a negro.
    Cebrunito: Bayo oscuro.
    Cebruno: De color oscuro.
    Celemín: Muchedumbres.
    Ceñidor: Cinturón.
    Cepiada: Acción de aplicar o de padecer la pena del cepo.
    Cepiado: Acto de poner en el cepo.
    Cepillar: Bailar con destreza.
    Cerdiar: Quitar las cerdas al caballo.
    Cerrazón: Niebla.
    Certificado: Certificado de propiedad de los animales para su venta.
    Cielo/cielito: Baile popular.
    Cimarrón: Animal salvaje; mate amargo.
    Cimarronear: Matrerear. Tomar mate amargo.
    Cinchar: Tirar o arrastrar algo prendido de la asidera del recado.
    Cinchero: Cincha exterior del recado.
    Cinchón: Cincha angosta.
    Cipote: Miembro viril.
    Clavar el aspa: Morir.
    Clavar el pico: Morir.
    Clubo: Club.
    Cobre: Monedas de uno y dos centavos, acuñadas con ese metal. Se refiere, por extensión, al dinero.
    Cobres: Monedas.
    Cogollo. Chicharra.
    Cojinillo: Cuero generalmente de oveja. Se pone sobre los bastos.
    Cojinillo: Manta de lana, hilo o cuero que va sobre los bastos y da blandura al asiento del recado.
    Colorado: Partido político tradicional uruguayo.
    Como a pleito: Con obstinación, tenazmente.
    Como bola sin manija: Perdido.
    Como la gente: Bien, correctamente.
    Como lista de poncho: Sin interrupción.
    Como luz: Muy rápido.
    Como maíz frito: En abundancia. Atropelladamente.
    Como maleta: Moviéndose de un lado a otro en el caballo.
    Como pan bendito: En poca cantidad.
    Como pan que no se vende: De un lado para otro.
    Como tabla: Parejo.
    Compadrada: Dicho o acto propio del compadre o matón. Pavoneo, ostentación.
    Compadrito: Fanfarrón, matón, chulo.
    Compositor: El que prepara un caballo para la carrera o un gallo para la riña.
    Con temeridad. En abundancia.
    Concertador: Improvisador, poeta.
    Concertador: Rimador.
    Conchabarse. Emplearse.
    Conforme: En cuanto.
    Contingente: Grupo de soldados, especialmente los enviados para la defensa de la frontera contra los indios.
    Contraflor: En el juego del truco, redoblar los tantos de la flor.
    Contrapunto: Especie de desafío entre improvisadores de coplas.
    Copa del estribo: Ultima copa.
    Copas: Atavíos redondos de plata que se colocan en las dos extremidades del puente del freno.
    Copetudo: Distinguido.
    Copetudo: Rico de prestigio social.
    Coplada: De coplada: de golpe.
    Corneta: De un solo cuerno.
    Corral de palo a pique: Cerco muy cerrado de escasos palos.
    Correr el albur: Algo que se intenta con riesgo.
    Corrida 'e sortija: Juego de a caballo.
    Corriones: Sogas que sujetan la cincha.
    Corsario: Brutal, despiadado.
    Cortado: Pobre.
    Cortar chiquito: Atravesar un lugar a paso lento.
    Cortar: Cruzar el campo.
    Cortarse: Apartarse de un grupo un hombre o un animal.
    Cosa papa: Cosa linda.
    Coscoja: Argolla que va en la barra del freno.
    Coscojero: Caballo que hace sonar las coscojas del freno.
    Coscojos: Piezas redondas de hierro en el bocado del freno de los caballos.
    Costearse: Molestarse en ir a un sitio.
    Cotorro: Cotarro. Entre ladrones, el lugar donde se vive.
    Crédito: Caballo predilecto.
    Criar sebo: Holgazanear.
    Cribado: Fleco del calzoncillo que asoma debajo del chiripá.
    Cribo: Encaje.
    Cribo: Especie de calado hecho en la tela.
    Crujida: Calabozo.
    Cuadrera: Carrera de caballos.
    Cuadril: Cadera.
    Cuando hable mi mancarrón: Nunca.
    Cuantoá: Cuánto ha. Cuanto tiempo hace.
    Cuarta: Lazo, guasca o correa que sirve para cuartear.
    Cuartear: Tirar un jinete mediante una cuarta de un vehículo para ayudarlo a trepar una pendiente o a franquear un pantano. Ayudar, auxiliar.
    Cuartudo: Animal de extremidades robustas.
    Cubrir el fondo: Resguardar la retaguardia.
    Cucaña: Treta.
    Cuchilla: Lomada pastosa, pero sin árboles.
    Cuchillero: Pendenciero.
    Cuerear: Sacar la piel a una res.
    Cuero: Cuerpo o piel.
    Cueros: Aperos de ensillar el caballo.
    Cuerpiada: Esguince.
    Cuico: Persona de rasgos aindiados.
    Cuis: Cobaya, conejillo de indias.
    Cuja: Cama con respaldos.
    Culanchear: Asustarse.
    Cumbarí: Ají muy picante.
    Cumpa: Compadre, compañero.
    Cupido: Enamorado, galán.
    Currutaca: Arreglada.
    Cuzco: Perro pequeño.
    CH
    Chafalote: Caballo de mucha alzada. Hombre ramplón y rudo.
    Cháguara: Piola o cordel.
    Chaguarazo: Golpe dado con la cháguara.
    Chajá: Ave zancuda corpulenta de plumaje gris y blanco
    Chajá: Ave zancuda.
    Chajá: Ave.
    Chala: Hoja que envuelve la mazorca de maíz.
    Chamuchina. Chamusquina, populacho, chusma. Mescolanza.
    Chamuchina: Chusma.
    Chamuscado: Alegre, borracho.
    Chaná: Relativo a los indios chanaes o su lengua.
    Chancleta: Lerdo, haragán.
    Changa: Trabajo transitorio.
    Changango: Guitarra de mala calidad. Baile, diversión.
    Chantar: Tirarle algo a alguien con violencia. Decir firmemente.
    Chantarse: Colocarse apresuradamente una prenda de vestir.
    Chapetón: Inexperto, novicio.
    Chapetón: Torpe, inexperto.
    Chapiao: Apero lujoso, guarnecido de oro y plata.
    Chapino: Zambo.
    Chapona: Chaqueta.
    Charabón: Pichón de avestruz. Niño, jovencito.
    Charamusca: Charamasca, leña pequeña. En jugador de truco cuando hace la primera baza acostumbra decir: "La primera en casa y lo demás con charamusca."
    Charcón : Delgado, demacrado.
    Charque: Pedazo de carne secado al sol o al aire.
    Charquear: Tajear mucho la carne. Destrozar la carne de una persona o animal.
    Charré: Coche de dos ruedas tirado por caballos.
    Chascudo: Melenudo.
    Chasque: Correo.
    Chasquero: Chasque.
    Chatasca: Guiso de charque pisado.
    Chaveta: Cabeza, juicio.
    Chicha: Bebida alcohólica que resulta de la fermentación del maíz en agua azucarada.
    Chicharrón: Residuo de la masa después de frita.
    Chiche (En chiche): Borracho.
    Chicholo: Tableta de dulce de guayaba, envuelta en chala.
    Chichón: Bromista, cargante.
    Chifle: Asta de buey para transportar líquidos.
    Chigua: Rosca de mandioca, leche y otros ingredientes.
    Chimango: Ave de rapiña.
    China: India. Mujer del pueblo. Esposa o manceba.
    Chinchulín: Intestino.
    Chingar el cuhete: Errar el tiro.
    Chingar: Errar algo. Fracasar.
    Chino: Mestizo o mulato.
    Chiripá: Vestimenta del gaucho consistente en un paño a manera de calzones.
    Chismoso: Indiscreto.
    Chocho: Que siente extremado afecto por una personas o cosa. Tener dificultades mentales por efecto de la edad.
    Chúcaro: Arisco, bravío. Se aplica a las personas que huye del trato de los demás.
    Chuce: Chuse. Tela de hilos gruesos de lana que sirve como alfombra.
    Chucho: Escalofrío de fiebre o miedo.
    Chuciar: Lancear.
    Chumbo: Bala, perdigón.
    Chuncaco: Choncaco. Especie de sanguijuela.
    Chunchulín: Chinchulín.
    Chupandina: Fiesta en la que se bebe.
    Chupandino: Borracho.
    Churrasco: Carne asada.
    Churrasquiar: Churrasquear. Comer churrasco.
    Chusco: Que tiene gracia, donaire y picardía.
    Chusma: En una tribu, los niños, las mujeres y los viejos.
    Chuspa: Bolsa. Tabaquera. Vejiga que sirve para guardar el tabaco y el papel de fumar o de chala.
    http://www.latimer.com.ar

  • cábala. Ritual supersticioso para obtener un resultado. Ej.: "Tengo la cábala de ir a rendir con una moneda de oro en el bolsillo"; "Recibí una oferta de una empresa pero por cábala no te voy a decir cuál". Jamás se usa en el sentido español de "hacer cábalas", esto es, especulaciones sobre el resultado de un proceso o negociación.

    cabellos de ángel. Es comida en los dos países, pero no la misma. En España es un dulce de cidra cayote y almíbar. En Argentina son fideos finos para sopa.

    cachete. Los carrillos, y también las nalgas. Nunca los golpes afectuosos que se aplican sobre esas superficies.

    cacho. Además de un pedazo de algo, un racimo de bananas.

    cafishio. Chulo. Mánager de damas públicas, o explotador de prostitutas si vamos a decir las cosas por su nombre.

    calcomanía. Pegatina. Sin embargo la palabra se está empezando a dejar de usar en Argentina, reemplazada por el inglés "sticker".

    calefón. Calentador. El dispositivo para calentar el agua con que nos bañamos o lavamos los platos, si es que hacemos esas cosas.

    calesita. Tiovivo. La palabra tiovivo confunde, dado que no se refiere a un pariente particularmente despierto. Tampoco es que calesita resista el menor análisis, admitámoslo.

    camote. Batata. Tubérculo de carne amarillenta y dulce. Se usa en media Argentina; la otra mitad dice batata, y esta palabra es la usada en terminología industrial (el dulce de batata es toda una especialidad del país). Una tercera mitad, aunque más pequeña que las anteriores, dice boniato o moniato.

    campera. Cazadora, chaqueta. Nombres ilógicos si los hay. Los españoles que usan cazadora en general jamás salieron de caza, y los argentinos que usan campera por lo común sólo conocen el campo como algo que se mueve detrás de las ventanillas de los trenes.

    cana. Además de un pelo blanco, la policía o bofia. Estar en cana es estar en la cárcel. Mandar a alguien en cana es, figuradamente, delatarlo.

    canalla. Además de algo malo, en Argentina esto significa algo bueno, a saber un simpatizante de Rosario Central, club que no es relevante en el escenario futbolístico mundial pero sí en algunos corazones como el del suscripto.

    cancha. La palabra cancha designa no sólo el campo de juego en cualquier deporte de pelota (se habla, por ejemplo, de canchas de tenis, no de pistas), sino también un estadio de fútbol. Olor a cancha es el olor a marihuana, consumida con devoción casi litúrgica en las canchas argentinas. Cancha también significa desenvoltura: "en eso tiene mucha cancha" podría traducirse como "de eso sabe un rato largo".

    canilla1. Grifo. El dispositivo con que se abre o cierra el paso del agua, no el ser mitológico.

    canilla2. Espinilla, parte anterior de la pierna.

    cantero. Parterre, cuadro. Muchas avenidas en las ciudades argentinas tienen un cantero central.

    capo. Mi natural modestia me impide aseverar que esta palabra me describe a mí. Proveniente del italiano, el vocablo denota al líder de un grupo o una organización y, figuradamente, a una persona extremadamente inteligente o capaz en una cierta disciplina.

    caracú. Tuétano. Parte blanda de los huesos, que complementa un buen puchero.

    carcamán. Carcamal. Viejo decrépito.

    carnero. Esquirol, empleado que trabaja cuando todos los demás están de huelga. Parecería que la idea es tratarlos de animales, si tenemos en cuenta que esquirol en catalán es ardilla.

    carozo. Hueso. Semilla dura de una aceituna, durazno, etc. Sumamente útil, porque permite reservar el término hueso a sus legítimos dueños, los animales.

    carpa. Tienda de campaña. Irse en carpa es ir a un campamento a alojarse en una tienda.

    carretel. Carrete de hilo.

    carrito. Chiringuito. Restaurante más o menos informal. En Argentina, tuvieron su origen en pequeños carromatos que se instalaban en los parques a vender choripanes.

    cartera. Bolso. Receptáculo de cuero, con dos asas, que usan las mujeres para llevar mucho menos de lo que quisieran. Muy rara vez usado en Argentina con el sentido de billetera. El bolso argentino es algo muy distinto.

    cartuchera. Ustedes en las cartucheras llevan balas. Nosotros llevamos lápices. No por pacifismo, sino porque en Argentina son bolsitas de tela plastificada con cierre relámpago (cremallera para ustedes) usadas por los escolares para guardar sus útiles. Un estuche o plumier, o sea.

    casa rodante. Caravana. En Argentina, caravana ha mantenido su significado tradicional de larga fila de camellos que van por el desierto transportando cosas.

    cascarudo. Según la lógica, un huevo. En la realidad irracional del idioma, un escarabajo.

    castellano. Se van a reír, pero muchos argentinos piensan que castellano ¡es la variedad de español que se habla en Argentina! Si Cervantes resucitara... probablemente sus editores le exigirían la inclusión de una escena sexual entre el Quijote y Dulcinea en un motel de Barataria.

    ceca. Cruz, uno de los lados de una moneda. "Cara o ceca" equivale a "cara o cruz", y ambas expresiones siempre me desconcertaron, porque es en la ceca o cruz donde suele estar la cara de un personaje.

    celular. Móvil. Teléfono transportable para recibir llamadas en un teatro, cine o templo.

    chabón. Tío, tipo, chaval. Yo no quería poner esta palabra, pero me insistieron tantos lectores que al final me tuve que avenir. Mi pequeña cuestión personal es que es una palabra de Buenos Aires, ciudad con la cual me siento tan identificado como con Pierre, Dakota del Sur.

    chacra. Propiedad de mediana extensión donde se cultivan cereales y se cría vacuno.

    chancho. Cerdo. Supuestamente derivado de Sancho Panza, pero en ese caso es extraño que no se haya conservado en España.

    chanfle. Chaflán. Usado exclusivamente en referencia a un bisel practicado sobre una arista, típicamente de metal o de vidrio, y jamás en referencia a las ochavas de una manzana urbana.

    changa. Chapuza. Trabajo informal y por un período breve de tiempo. Esto es, el 80% de los empleos disponibles en la precarizada economía argentina.

    changuito. Carrito de la compra. Originalmente, un changuito es un niño en el noroeste argentino, lo cual da una idea de las funciones que en esa región se espera cumplan los menores.

    chanta. Fantasma. Persona que dice ser lo que no es, o, con más frecuencia aún, que realmente lo cree.

    chau. Adiós. Palabra de origen italiano gradualmente adoptada por todo el mundo menos, parece, por España. // NOTA POSTERIOR: De acuerdo, también por España, según mis informantes. Pero allá no es la palabra normal, la palabra neutra.

    chaucha. Leguminosas en sus vainas, muy sabrosas después de un hervor. Me informan que ustedes las llaman judías verdes.

    che. Vocativo sin equivalente en español. Permite dirigirse a alguien sin pronunciar su nombre: "¡Che, vení acá!"; "¿Te parece, che?". Reservado al trato íntimo. // NOTA POSTERIOR: Numerosos lectores se quejan diciendo que che sí se dice en Valencia. De acuerdo, pero eso es valenciano, ¿entienden? No castellano, ¡valenciano! O no se enteraron del artículo 3 de la Constitución Española y etc.

    chequera. ¿Por qué usar talonario de cheques cuando con chequera basta? Aunque bien mirado no hay como el efectivo.

    cheto. Pijo. Individuo dedicado a la ostentación de su estatus social real o supuesto.

    chinchulín. El intestino delgado de la vaca, que adecuadamente adobado y cocido es mucho más sabroso de lo que podría pensar el lego (el no argentino).

    choclo. Mazorca. Aunque el académico Manuel Seco diga que es una especie de papilla de maíz, choclo es una mazorca tierna con todos los granos en su lugar. También los granos enteros que se pueden desprender de la misma.

    chofer. Chófer. Aviso para españoles: la palabra es aguda, como todas las francesas (palabras y mujeres).

    chomba. Remera con solapas. Ustedes la llaman polo.

    choripán. Como puede inferirse con un cociente intelectual moderado, sándwich de chorizo en pan francés. Tentempié básico de los argentinos al aire libre, por ejemplo en las canchas.

    choro. Ciertamente, pieza musical brasileña, pero no es lo primero que asocia un argentino con esta palabra. Aquí, un choro es un ladrón. Escrito y pronunciado también chorro, pero eso es en Buenos Aires.

    choto. En España, y cito a la Academia, "cría de la cabra mientras mama" (¿debemos suponer que cuando se echa a dormir ya recibe otro nombre?). En Argentina, miembro viril (y aquí la definición vale aun en contextos no mamatorios).

    chueco. Patizambo. Individuo de piernas torcidas.

    chupamate. Palomero. Tipo que en el fútbol se queda cerca del arco (portería para ustedes) a la espera de que llegue una pelota perdida que le permita hacer un gol.

    chupamedias. Pelota. Individuo que halaga y obedece servilmente a un superior.

    chupetín. Lógicamente, caramelo con un palito incrustado que permite chuparlo y sacárselo de la boca en ciclos sucesivos. Características éstas que no podrían deducirse de su nombre español de pirulí (también usado en Argentina cuando su forma es cónica). // NOTA POSTERIOR: aseveran mis informantes que la traducción más popular en Hispania es el nombre comercial Chupa-chups.

    chupina (hacerse la). Hacer novillos, hacer pellas. Faltar a la escuela a escondidas de los padres. Nunca se ha implementado, que yo sepa, la represalia lógica: que los padres falten al trabajo a escondidas de sus hijos.

    cierre relámpago (o cierre a secas). Cremallera. Lo que muchos hombres, inadvertidamente —e inclusive algunos deliberadamente— solemos tener abierto.

    cinta Scotch. Como ven, no me privo de hacer un poco de "product placing" (propaganda disimulada). Es la cinta adhesiva, celo para ustedes, introducida en Argentina por la marca homónima.

    ciruja. Persona que va por las calles recogiendo objetos para revender; el equivalente español más cercano es trapero. Su equipamiento incluye un carro de tracción humana o, en los casos más prósperos, equina. Los hay especializados en vidrio, metal y ciertos hidratos de carbono (que el papel y el cartón también lo son, ¡culturícense un poco!).

    clásico. Derbi. Barcelona-Real Madrid es un derbi. Ríver-Boca es un clásico.

    cobija. Manta. Ropa de cama.

    cobrar una falta. (Fútbol) En España, ejecutar el disparo correspondiente un jugador. En Argentina, sancionar la falta el árbitro.

    cocinar. Sé que saben lo que quiere decir esta palabra. Está aquí para recordarles que en Argentina jamás decimos guisar.

    cococho (a). A cuestas. Manera que tiene uno de llevar a sus hijos pequeños, existiendo dos modalidades: el niño puede (1) rodear con sus piernas la cintura del adulto, agarrándose con las manos del cuello, o bien (2) sentarse sobre el pescuezo del mayor, apoyándole las nalgas en los hombros y agarrándose del pelo, si el padre es suficientemente masoquista.

    coger. Follar. Éste es un verbo tabú. Aunque usted tenga un acento madrileño que mata, su interlocutor argentino igual se va a sentir incómodo si lo usa. Sobre todo no diga cosas como: "Vino ese chico para el puesto de dependiente y lo cogí inmediatamente...". Opciones sugeridas: tomar, agarrar.

    coima. Soborno. Palabra sumamente popular, tanto como la propia práctica que describe.

    cola. Culo. La cola argentina no es solamente el rabo de los animales, sino también el culo humano (para evitar kafkianas confusiones, no se dice en cambio cola con el significado de pene). Existiendo esta palabra eufemística, se comprenderá que culo es mucho más malsonante en Argentina que en España.

    colectivo. Autobús. Se lo usa muy poco en el sentido de "grupo de gente que comparte una característica", prefiriéndose "colectividad" o "comunidad".

    colimba. Mili. Según la etimología popular, palabra derivada de "corre, limpia y barre", funciones tradicionalmente endilgadas a los involuntarios reclutas del servicio militar. Según fuentes mejor documentadas, derivaría de "colimi", esto es, milico sometido a un proceso de vesre. La colimba fue eliminada en 1994.

    combinación. Una combinación en el subte argentino es lo que una correspondencia o transbordo en el metro español.

    comida. Si su amigo argentino le dice "hoy le hacen una comida de homenaje a Fulano" es probable que usted se presente con unas nueve horas de anticipación. Es que en Argentina una comida es una cena, no un almuerzo.

    comisión directiva. Junta directiva. En un club o institución, el grupo de personas que decide lo que hacer con los fondos societarios y, en ocasiones, lo aprovecha muy bien.

    compras (las). En Argentina, con cierto optimismo, se supone que si uno sale con un changuito y dinero es para comprar varias cosas, no una. Por eso decimos "salir a hacer las compras". Si escucháramos "me voy a hacer la compra", como se dice en España, le aconsejaríamos al que tal profiere que para ir a buscar un solo artículo no se moleste.

    computadora. Ordenador. Respectivamente, inglés "computer" y francés "ordinateur". A quién se le ocurre calcarle el término a una potencia de segunda fila que ni siquiera inventó el dispositivo. ¡Nosotros sí que sabemos a quién copiarle!

    concejo deliberante. Consistorio de una ciudad.

    concha. Coño. Para su significado recto usamos "caparazón".

    conductor. Presentador. De un programa de TV.

    conmutador. Centralita. Aparato que distribuye las llamadas que llegan a una organización, normalmente haciendo al usuario esperar horas mientras le toca una banda sonora de película.

    consorcio. Comunidad de vecinos. Un consorcio es el conjunto de los propietarios de los departamentos en un edificio. Una reunión de consorcio suele ser el momento en que lo peor del ser humano sale a relucir.

    constipado. Si usted consulta a un médico argentino por estar constipado, lo más probable es que le recete un laxante. En Argentina, significa "estreñido del vientre", no "resfriado".

    consultorio. Consulta médica. Nos parece de una pobreza indecible que se use el término consulta —el acto de ir a consultar a un facultativo— para designar también al despacho del galeno.

    contador. Contable. El profesional que nos ayuda a evadir impuestos y nos denuncia por ese delito cuando nos atrasamos en el pago de sus honorarios.

    control. Mando. Nombres y apellidos completos: control remoto y mando a distancia. Adminículo a botoncitos para originar peleas domésticas, promover la idiotización de infantes y fines análogos.

    cordón. Bordillo. El cordón de la vereda es en la Argentina lo que el bordillo de la acera en España. ¿Hablamos o no hablamos dos idiomas distintos?

    coriandro. Cilantro. Al 90% de los lectores les extrañará encontrar esta palabra que no saben lo que quiere decir. Pero el 10% al que le gusta la buena cocina apreciará que me haya acordado de esta hierba aromática aquí.

    corpiño. No un cuerpo pequeño en Galicia, sino el sostén de las mujeres. No el marido, sino la pieza de tela que sujeta el busto. No el busto de un prócer, sino...

    corralito. Parque. Recinto con barrotes o entramados de resistentes fibras plásticas del cual los bebés de todas maneras terminan escapando. // NOTA POSTERIOR: En diciembre del 2001 esta palabra adquirió otro significado ("retención forzada de ahorros en bancos"), pero se difundió rápidamente por todo el mundo hispánico, así que ya no es un argentinismo.

    cortadora de césped. Cortacésped. En Argentina la usamos tan poco que no vemos la necesidad de tener una palabra sola que la defina.

    costeleta. Chuleta. Costilla de animal más la carne aledaña. Tomamos esta palabra de nuestros hermanos brasileños (se trata de la famosa unidad latinoamericana empezándose a materializar, si no en lo político y económico, al menos en lo lingüístico y gastronómico).

    costo. Coste. Cambio de vocal final para simple confusión. El costo total de un proyecto, por ejemplo. (Vale también para las acepciones en que ustedes sí usan costo.)

    crema. Nata. En Argentina, la nata es esa desagradable membrana que se forma en la superficie de la leche cuando uno la hierve y la deja reposar. Todo lo demás, incluyendo el producto que se obtiene por centrifugación de la leche fresca, es crema. crema chantilly. Nata montada. El nombre que le damos nosotros tiene el discreto encanto de lo gabacho, aunque no podría asegurar que esta manera de batir la crema de leche con azúcar se haya originado en las Galias.

    cuadra. Una de las palabras que más rápidamente adoptan los españoles de paso por la Argentina, por lo útil y porque no hay equivalente peninsular. Una cuadra es el segmento de una calle ubicado entre dos intersecciones consecutivas (con lo cual se diferencia de una manzana). Si digo "La casa está en esta cuadra", estoy diciendo que está sobre esta calle, y precisamente en la vereda en la que estoy en este momento o en la de enfrente.

    cuarto oscuro. Cabina electoral. No es propiamente un cuarto, y tampoco está oscuro, aunque las selecciones hechas por los votantes a veces hagan pensar que sí.

    cucha. Es la caseta de un perro. En España no hay un nombre exclusivo para eso, que yo sepa. ¡Canes hispánicos, a manifestarse!

    cucheta. Litera. Cama que está encima de otra, o debajo de otra, o en medio de otras dos. En camarotes de buques, dormitorios de cuarteles o habitaciones de familias numerosas.

    cuenta regresiva. Cuenta atrás. Generalmente desde 10 hasta 0, la cuenta que precede al lanzamiento de un cohete o a la explosión de una bomba.

    cuerito. Junta. Arandela de caucho que controla el paso del agua en una canilla, hasta que un buen día (por lo general un domingo) lo deja de controlar y nos sorprende sin repuesto en casa.

    cuero. Piel. Los objetos de cuero, en Argentina, son los elaborados con cuero de vaca; y los de piel, aquéllos fabricados con pieles finas, en general abundantes en pelos, como visón o chinchilla. En España el término piel abarca a ambos, desconcertando al argentino.

    curitas. Tiritas. Pequeñas bandas adhesivas con gasa en el medio para proteger lastimaduras y, con mayor efectividad, despellejar las zonas adyacentes.

    currar. En España, trabajar. En Argentina, engañar a alguien u obtener beneficios usando argucias. Muchos empleados públicos curran de lo lindo... en el sentido argentino, no en el español.

    curro. Engañifa, o recurso poco ético para obtener dinero o beneficios.

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • D

  • Daño: Hechizo.
    Dar (o largar) cháguara: Persistir, continuar.
    Dar (o prender) guasca: Continuar una cosa. Dar latigazos.
    Dar gataso: Causar una impresión momentánea.
    Dar gatazo: Causar una ilusión.
    Dar la derecha: Reconcer la superioridad de alguien.
    Dar la derecha: Reconocer la superioridad de alguien.
    Dar lazo: Aflojar el lazo del caballo.
    Dar palo: Censurar.
    Dar para tabaco: Castigar, humillar.
    Dar soga: Facilitar malintencionadamente algo a alguien.
    Dar un beso: Tomar un trago.
    Dar un madrugón: Dar una sorpresa.
    Dar una mano: Prestar ayuda.
    Dar una ración de afrecho a alguien: No haberle tratado nunca.
    Darse aire: Darse importancia.
    De arriar con rebenque: Dócil, manso.
    De arriba: Gratis.
    De coplada: De golpe.
    De estable: Permanentemente.
    De fijo: Seguramente.
    De freno o de rienda: Que se deja conducir.
    De mala entraña: Tener malas intenciones.
    De mala muerte: Intrascendente.
    De mentas: De fama.
    De mi flor: De excelente calidad.
    De número: Sobresaliente.
    De tiro: Se refiere a la acción de llevar un caballo más, del cabestro, para no cansarlo.
    De un hilo: Sin vueltas, directamente.
    De un pataplús: En un santiamén.
    De un tirón: De una sola vez.
    De una hebra: De un golpe.
    De yapa: Por añadidura.
    Dejar a uno en la estacada: Abandonarlo en mala situación.
    Dejar a uno tocando tablas: Ganarle todo el dinero en el juego.
    Dejar mostrando el sebo: Herida que deja al descubierto los intestinos.
    Dejar pelado a alguno: Sacarle todo el dinero que tiene.
    Dejuramente: Seguramente.
    Demontre: Eufemismo por diablo.
    Demorosa: Morosa.
    Dende: Desde.
    Dentrar: Entrar, comenzar.
    Derecho viejo: Directamente.
    Desapartar: Apartar.
    Desatar el nudo: Allanar una dificultad.
    Desaviao: Desarmado.
    Descangallar: Descoyuntar.
    Descolgarse: Llegar imprevistamente.
    Descriminarse: Esforzarse.
    Descuajeringado: Descompuesto.
    Descubierta: Vigilancia y reconocimiento del terreno.
    Desembuchar: Hablar sinceramente, decir todo lo que se sabe.
    Desgañotado: Con la garganta seca.
    Desgarretao: Animal al que se le han cortado los tendones, arriba del garrón.
    Desgraciarse: Cometer un homicidio.
    Deshacer la madeja: Resolver un contratiempo.
    Desjarretado: Que cae al instante sin poder incorporarse.
    Desmanear: Sacar la manea del caballo.
    Desocarse: Dislocarse una mano o un pie.
    Desorejada: Prostituta.
    Desorejado. Que ha perdido el sentido de los límites en el comportamiento moral.
    Despeluzarse: Temblar de miedo.
    Despilchao: Andrajoso.
    Despuntar el vicio: Satisfacer un gusto.
    Despuntar: Destacarse.
    Desquinchar: Dejar sin quinchas el rancho.
    Destabarse: Quedar rendido.
    Destapada: Noticia.
    Destruncar: Destronar.
    Desvirador: El que recorta las aristas de los cueros o de las suelas.
    Desvirar: Cortar las aristas de los cueros.
    Diaónde: De adónde.
    Diasques: Murmuraciones, intrigas.
    Difuntiar: Matar.
    Dijuntiada: Matanza.
    Dijunto: Muerto.
    Disolverse: Resolverse.
    Disparar: Huir.
    Dita: Deuda.
    Divertido: Algo borracho, achispado.
    Dolomas: Achaques que padece una persona.
    Doradillo: Alazán oscuro y reluciente.
    Dormísele a una limeta: Tomar hasta acabar el contenido.
    Dormísele a uno: Castigar con golpes seguidos.
    Dotorada: Conjunto de doctores.
    Dueblar: Doblar, doblegar.
    Duro de boca: Caballo indócil. Insolente.
    Duro de pelar: Difícil de resolver.
    Duro: Inflexible.
    http://www.latimer.com.ar

  • ¡dale!. ¡Venga! Interjección para arengar, alentar o exhortar. No se usa para ordenar a alguien que haga un donativo, como tampoco se usa su equivalente española para intimar a una persona a venir a donde estamos.

    damajuana. Garrafa de vino. Mientras que la garrafa argentina es algo totalmente distinto.

    damasco. Albaricoque. No es tan ilógico, dado que albaricoque es una palabra de raíz árabe, y Damasco es la capital de Siria.

    dar una mano. Echar una mano. Ayudar voluntariosamente. ¿Que dónde está la diferencia con extender la mano para un apretón? En el artículo: esto último sería "dar la mano". Si le parece demasiado complicado, piense que en alemán hay palabras como Bildungsromansschreiberin.

    decir. Poner. Relativo a carteles, rótulos, membretes, folletos y prospectos. Nunca decimos "Aquí pone que se debe conservar en lugar frío y seco", sino "Aquí dice que...".

    defensor. Defensa. El jugador encargado de fracturar uno o varios huesos del delantero rival, recibiendo tarjeta roja del árbitro y el aplauso de la afición.

    dejar. Si usted le entrega algo a un argentino diciéndole "te lo dejo", despídase de ello. En Argentina "te lo dejo" significa "te lo regalo", no "te lo presto".

    departamento. Piso. Unidad habitacional en un edificio.

    depósito. Consigna. En estaciones de colectivos o trenes. Lugar donde se deja el equipaje para perderlo con estilo.

    descremado. Esta palabra no describe a un calzado que se quedó sin lustre, sino a un derivado de la leche pobre en grasa butirosa (esto es, desnatado).

    develar. A los argentinos nos cruza un frío por la espalda cuando leemos en la prensa española: "Se desveló la incógnita". No, no, no. Desvelarse es no poder dormir. La palabra correcta para descubrirse algo es develarse. A menos que la incógnita... pero ¿pueden sufrir de insomnio las incógnitas?

    Día de la Raza. Fiesta de la Hispanidad. La verdad es que los argentinos no pertenecemos a una raza muy definida, pero no nos importa demasiado. Lo importante es no darle a esa fiesta un nombre que sugiera que somos españoles.

    diferendo. Diferencia o desacuerdo entre instituciones o estados. Como usted y yo no somos ni una institución ni un estado, no podremos tener diferendos, aunque sí nuestras discrepancias

    discar. Marcar un número telefónico. Obviamente viene de la época anterior a los teléfonos a botones. La irrupción en el mercado argentino de la Telefónica española no ha conseguido erradicar esta palabra, ni los teléfonos a disco todavía usados por los nostálgicos, ni a los nostálgicos.

    doble ve. Uve doble.

    droguería. No esperen encontrar en esta tienda argentina productos de limpieza y pinturas, como en su homónima española. Tampoco cocaína, aclaro antes de que se creen expectativas infundadas. Una droguería argentina expende drogas medicinales, cuando no sulfato de cobre, permanganato de potasio y porquerías análogas.

    dulce de leche. Leche espesada durante horas con considerable cantidad de azúcar hasta que queda con consistencia pastosa y color acaramelado. Mmmmm... delicioso.

    durazno. Esperen que hago memoria. Melocotón. O era albaricoque. No; definitivamente melocotón. De los dos el que es más grande, ¿se entiende?

    durmiente. Además de la famosa bella de un cuento infantil, traviesa de una vía férrea.

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • E

  • Echar el pial: Arrojar el lazo.
    Echar el resto: Apostar el dinero que a uno le queda. Hacer el mayor esfuerzo.
    Echar espuma: Mostrar valentía, ira.
    Echar pelos en la leche: Decir impertinencias.
    Echar pelos: Exagerar a favor de uno mismo.
    Echar tierra sobre el lomo: Empacarse.
    Echar tropa: Hacer formar a los soldados.
    Echar un taco: Tomar un trago.
    Echarla de: Alardear.
    Echarla de: Presumir de.
    Echarle güevos a un gato: Querer algo imposible.
    Echarse atrás: Desisitir.
    El dentre: Invitación, tarjeta de entrada.
    El malo: El diablo.
    Embarrada: Equivocación, falta de tino.
    Embarrunarse: Embadurnarse.
    Embramar: Atar un animal con varias vuelta del maniador.
    Embretiar: Embretar: Encerrar, encarcelar.
    Embrolla: Enredo, patraña.
    Embuchado: Agravio mal reprimido.
    Empacao: Obstinado.
    Empacar: Juntar, reunir, amontonar.
    Empacarse: Emperrarse, obstinarse.
    Empalmada: Baraja escondida en la palma de la mano.
    Empamparse: Perderse, extraviarse.
    Empaque: Seriedad, adustez.
    Empardar: Empatar, igualar.
    Empeñaos en la partida: Comprometidos en la empresa.
    Empeñaos: Con muchas deudas.
    Emperrao: Empicinado.
    Empilchao: Bien vestido.
    Empinar el codo: Beber bebida blanca.
    Emplumar: Partir. Huir por temor o cobardía.
    En ancas: Giro adverbial que significa "además".
    En pedo: Estar borracho.
    En un pronto: En un brete.
    Enancada: Ir sobre las ancas del caballo.
    Enanchar: Ensanchar.
    Encelado: Se dice de un animal en celo.
    Enchalecar: Poner al reo chaleco de fuerza de cuero mojado que al secarse deja inmovilizado al reo y lo atormenta.
    Encocorarse: Enojarse.
    Encomienda de pobre: Lento, con mal trato y sin seguridad.
    Encuhetada: Furiosa.
    Encurazao: Licor.
    Enderezale el pingo a alguien: Acometer.
    Endesponido: Indispuesto.
    Enflautada: Burla, broma.
    Engaña pichanga: Engaño, simulación.
    Engatusar: Engañar, burlar.
    Enjabonado: Asustado.
    Enllenarse: Quedar satisfecho.
    Enredarse en las cuartas: Expresión tomada del hecho de que los bueyes suelen enredarse en las sogas o cuartas con que van atados. Se extiende su significación a "confundirse".
    Enredista: Chismoso, avieso.
    Enredo: Engaño, mentira, complicación.
    Enrialado: Adinerado.
    Enriendar: Poner las riendas.
    Ensebado: Untado con sebo.
    Ensillar el picazo: Enojarse, malhumorarse.
    Enterito: En perfecto estado, descansado.
    Entrañudo: Carácter muy rudo.
    Entrar a la gata parida: Juego infantil en que los participantes se oprimen entre sí hasta lograr la eliminación de uno de ellos.
    Entrar en la cancha: Entrar en combate.
    Entrar en la carpeta: Participar de un juego.
    Entrar en la carpeta: Participar en un juego.
    Entrar en la peladera: Ganar tramposamente.
    Entre tanta mazamorra: Mezcla confusa.
    Entregar el rosquete: Morir, entregar el alma.
    Entregar el rosquete: Morir.
    Entrés: Lance de los juegos de monte y paro. Última oportunidad.
    Entreverarse: Mezclarse con el adversario en una pelea.
    Entrevero: Chocar dos cuerpos de caballería.
    Entripado: Secreto y pesadumbre que uno guarda para sí.
    Entrivención: Intervención.
    Envenao: Cuchillo que tiene el mango forrado con verga de toro.
    Envite: Envido: Lance del juego de truco.
    Envoltijo: Envoltorio.
    Escaparse con el hilo en una pata: Huir llevándose alguna atadura.
    Escarbador: Averiguador.
    Escarciador: Caballo que mueve vivamente la cabeza y patas delanteras.
    Escarciador: Caballo que tasca el freno, bajando y subiendo la cabeza con movimientos vivos.
    Escarciar: Bajar y subir la cabeza el caballo, tascando el freno.
    Escracho: Cara fea.
    Escrebenista: Escribano.
    Escrebido: Instruido.
    Escuelero: Maestro de escuela primaria.
    Escuelista: Alumno de primeras letras.
    Espiantar: Huir, fugarse.
    Espiar la sota: Tomar precauciones.
    Espichar: Morir.
    Esposición: Oposición.
    Espreciable: Despreciable.
    Esquina: Pulpería, almacén.
    Estaca: Palo o madera de poca altura que se utiliza para amarrar los caballos.
    Estaquear: Tormento que consiste en suspender atado a cuatro estacas el cuerpo del reo.
    Estar a nado un río: Muy crecido.
    Estar hecho un ay de mí: Estar muy infeliz.
    Estiba: Cosas colocadas unas sobre otras.
    Estilo: Canción de versos octasílabos y tema sentimental.
    Estirar la jeta: Morir.
    Estirar la pata: Morir.
    Estropajo: Ser mal tratado.
    Estrutor: Instructor.
    Estuperflato: Estupefacto.
    http://www.latimer.com.ar

  • empleado público. Funcionario. Cualquier individuo que esté a sueldo del Estado, seleccionado —al menos en teoría— por un concurso o escalafón. El funcionario argentino es otra cosa.

    encajar. Cuando en Argentina uno encaja un golpe lo está dando, no recibiendo. Un equipo que encaja una goleada no la sufre, la propina. Y así sucesivamente. Sintetizando: se usa al revés que en España.

    enchastre. Suciedad en la que interviene algún líquido. Tirar miel en la mesa es un enchastre. Esparcir por toda la casa la arena que traemos en el calzado será causal de divorcio, pero no es un enchastre.

    encendedor. Mechero de bolsillo. Hay gente primitiva, en ciertas penínsulas, que no ve la necesidad de distinguir entre el mechero de un laboratorio y el artefacto usado para prender cigarrillos. A buen encendedor, pocas palabras...

    enjuagar. Aclarar. Volver a lavar la ropa con agua sola después de enjabonada.

    entrecasa (de). Doméstico, casero, hogareño, de andar por casa; la palabra se usa para referirse a vestimentas sencillas, a procedimientos rudimentarios o a ideas simplonas. Las pantuflas son un calzado de entrecasa; este Diccionario es lexicografía de entrecasa. (La Real Academia Española, aun aceptando este vocablo, insiste en escribirlo separado ("entre casa"), pero juro y perjuro que los argentinos lo sentimos como una sola palabra.)

    escarbadientes. Palillo. Indiscutiblemente la palabra argentina viene más al caso.

    escarpín. Peúco. Calzado para aquella edad en que los niños vomitan, se hacen caca encima y rompen lo que encuentran a su paso, eufemísticamente calificada de tierna.

    escribano. Notario. Uno escribe; el otro anota; los dos viven de la caída en desuso de la palabra de honor.

    estacionar. Aparcar. Y un estacionamiento es un aparcamiento o parking. ¿O ya hay que escribir parquin?

    estampilla. Sello. Parece lógico y necesario distinguir un sello, que es una marca hecha con tinta o el instrumento de goma que la deja, de una estampilla, que es un trocito de papel engomado para ponerlo en un sobre. Pero en España sello vale para las dos cosas.

    estancia. Hacienda de campo. Consta de un casco, o amplia residencia, más los edificios anexos y campos circundantes.
     

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • F

  • Faca: Cuchillo.
    Facha: Aspecto.
    Fachinal: Estero con pajonal alto.
    Facón con S: Hace referencia a la forma de la letra S que tenía el gavilán del facón. El gavilán va colocado junto al mango, para protección de la mano.
    Facón: Cuchillo de gran tamaño.
    Facultativo: Experto.
    Faición: Facción.
    Fajadas: En el juego de cartas, tener a disposición los elementos para triunfar.
    Fajina: Gran trabajo sin descanso.
    Fandango: Fiesta gauchesca con baile. Barullo, trifulca, pelea.
    Fantástico: Ostentoso.
    Felpear: Recibir una paliza.
    Fiador: Parte del bozal con argolla que rodea el pescuezo del caballo.
    Fiero: Feo.
    Fierro: Cuchillo.
    Fiestas Mayas: Celebración cívica del 25 de mayo de 1810.
    Fija, al freno: en el lenguaje del turf caballo que resultará ganador aun cuando corra contenido por el freno.
    Filiar: Inscribirse en una lista política o militar.
    Flacuchín: Flacucho.
    Flaire: Fraile.
    Flamenco: Cuchillo.
    Flete: Caballo ligero.
    Flojo: Cobarde.
    Flor: En el truco tener las tres cartas del mismo palo.
    Florear: Acción y efecto de florearse.
    Floriar la baraja: Marcas que suelen hacerse en los naipes para reconocer el juego del contrario.
    Floriarse: Lucirse, hacer ostentación de pericia.
    Flujo: Gusto.
    Foráneo: Forastero.
    Franchuti: Franchute.
    Frangollador: Que hace mal y aprisa las cosas.
    Frasco: Botella generalmente con ginebra.
    Fregona: Burlona.
    Frisa: Pelo de algunas telas.
    Frisón: Corpulento.
    Frontera: Límite del territorio ocupado por pobladores blancos frente al dominado por los indios. En las fronteras se instalaban fortines.
    Fruncir el hocico: Enojarse.
    Fulo: Iracundo, azorado.
    Fumar: Engañar.
    http://www.latimer.com.ar

  • facho. Facha. Fascista. Importante diferencia, porque en Argentina facha se usa sólo para el aspecto de una persona.

    factura. Pasta o bollo dulce que se come en el desayuno. Ignoro que haya una palabra española exactamente equivalente, entre otras cosas porque nuestras facturas suelen tener dulce de leche, que en Hispania no es popular.

    falla. Fallo. En el diario El País se leía hace poco: "Un fallo energético provoca cuantiosas pérdidas en Sevilla". No se sabía si se trataba de un desperfecto del sistema de distribución de energía o de una sentencia de un juez que perjudicaba el consumo de corriente eléctrica de los andaluces. En cambio, en Argentina distinguimos entre falla (avería) y fallo (veredicto).

    falopero. Yonqui. Individuo que consume drogas, práctica normalmente acompañada por la de hacer pis en la calle.

    faso. Cigarrillo. Pero "desfasarse" no es quedarse sin tabaco.

    felices pascuas. Cuando escuchamos a un español decir esto para Navidad nos preguntamos si estará en sus cabales cronológicos. ¡Es que nosotros lo decimos para Pascua; y parece lógico!

    feriado. Festivo. Días en que no se trabaja. Los argentinos siempre estamos buscando la manera de inventarnos un nuevo feriado. ¡De hecho, sin ellos no habría podido compilar el presente Diccionario!

    feta. "¡Ésta la sé!", casi los puedo oír decir. "¡Un feto de sexo femenino!". Nones. Es una loncha o tajada de jamón, queso, salame u otros alimentos laminables.

    fiaca. Pereza. Estado natural de los argentinos, que ni siquiera les permite aspirar al nirvana dado que esta última posibilidad no está contemplada por la religión oficial del Estado.

    fiambre. Embutido y/o jamón. Todo lo que sea jamón, salame, bondiola, mortadela y cosas parecidas entra dentro de esta categoría. Pero no la carne fría.

    fiambrería. Aquí se venden fiambres, quesos, aceitunas y todo aquello que se pueda poner en una tabla y comer con una birra. Dicen las buenas lenguas que ustedes llaman a esto una charcutería.

    fibra. Rotulador. Sinónimo: marcador.

    fideos. En Argentina, incluyen no sólo a los pequeños que se usan en la sopa, sino también los tallarines, espaguetis y cualquier otro tipo de pasta dura sin relleno. ¡Sí, los que tienen agujerito en el medio también!

    figurita. Cromo. Rectangulito de papel ilustración con la imagen de un ídolo deportivo, artístico o ficticio. (Los desconcerté con esto último, pero me estoy refiriendo a los héroes de dibujitos animados.)

    firmar. Fichar. "Firmó para la Lazio" = "Fichó con la Lazio". Fichar sólo lo usan los comentaristas deportivos que quieren demostrar que están al corriente de lo que pasa en la Liga española.

    forro. Goma. Preservativo. Palabra muy vulgar. Como en el chiste: [En una farmacia] "Déme un forro." "¡Señor! ¡Cuide su lengua!" "Déme dos".

    fósforos. Cerillas. Ya sé que las dos se entienden en los dos países, pero nosotros decimos con más naturalidad fósforos y ustedes cerillas.

    franco. Estar de franco no es andar disfrazado de un deleznable generalísimo, sino tener el día libre, o sea lo que ustedes llaman fiesta. En los colectivos (autobuses) es frecuente escuchar conversaciones entre dos conductores cuyo único tema es cuándo les toca el próximo franco.

    franelear. Sobar. Manosearse los enamorados, o los que no lo están, que tampoco es pecado.

    frazada. Manta. Inexplicablemente en España no se ha conservado esta palabra de origen árabe. Sí se conservó la frazada propiamente dicha, quiero creer.

    frigorífico. Planta industrial en que se mata, desuella y faena el ganado. No un refrigerador, que en argentino se dice "heladera".

    frutilla. No una fruta pequeña cualquiera, sino la pequeña fruta conocida en España como fresa.

    funcionario. Cargo. Un funcionario argentino es una persona designada (no elegida, ni seleccionada por concurso) para un oficio público. Ejemplo: ministros, secretarios, etc.

     

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • G

  • Galantía: Garantía.
    Galguear: Encontrarse en la miseria. Sentir necesidad.
    Galpón: Cobertizo utilizado como depósito, caballeriza o pieza del personal.
    Gambeta: Movimiento de las piernas de un lado al otro, para esquivar el cuerpo.
    Ganar el lado de las casas: Ganar la confianza. Congraciarse.
    Ganar el tirón: Anticiparse.
    Ganar el tirón: Anticiparse.
    Ganar para disgustos, para sableadas, para sustos: Se utiliza con la negación para expresar aflicciones.
    Ganar: Guarecerse, refugiarse.
    Gangolino: Griterío.
    Garguero: Garganta.
    Garifo: Ostentoso, altanero.
    Garrón: Corvejón.
    Gastar pólvera en chimangos: Perder el tiempo en algo insignificante.
    Gataso: Sensación fugaz.
    Gatiao: Bayo oscuro y cebrado.
    Gato pajero: Gato montés que vive en los pajonales.
    Gato: Baile popular. / Lunfardo: Ladrón.
    Gauchar: Andar sin rumbo.
    Gauchito: Simpático, lindo.
    Gaucho: Hombre diestro en los trabajos del campo.
    Gavilán: Seductor, galanteador.
    Gavión: Seductor.
    Gente de afuera: Gente del campo.
    Gente de lanza: Indios de pelea.
    Gil: Tonto.
    Giro: Gallo con plumas amarillas, coloradas y negras.
    Gofio: Maíz tostado y molido. Se come como confitura.
    Golilla: Pañuelo de cuello.
    Golpe sentido: Golpe decisivo.
    Golpear trapitos: Amonestar, impugnar.
    Golpearse en la boca: Burlarse.
    Goyete: Gollete. Cuello de los recipientes de vidrio.
    Grano: Maíz.
    Grasería: Despacho de bebidas.
    Gresca: Riña.
    Grillo: Elementos que dificultan los movimientos.
    Gringo: Extranjero, especialmente el italiano.
    Grullo: Peso fuerte. Moneda nacional de plata.
    Guacherpo: Animal barrigón.
    Guacho: Huérfano. Expósito. Dícese también de animales sin madre.
    Guadal: Terreno movedizo.
    Gualicho: Daño. Demonio.
    Guampa: Cuerno, cornamento.
    Guampear: Cornear.
    Guapo: Bravo, valiente.
    Guasca: Lonja de cuero crudo.
    Guascaso: Golpe con una lonja de cuero.
    Guásinton: Washington.
    Guaso: Grosero.
    Guasquiarse: Sacrificarse.
    Guayaba: Mentira.
    Guayaca: Bolsa pequeña de cuero.
    Gurí: Forma cariñosa de referirse a los niños.
    Gutifarra: Butifarra.
    http://www.latimer.com.ar

  • galera. También una cierta embarcación, como en España; pero principalmente una chistera o sombrero de copa. El término debe derivarse de que se usan en ocasiones de gala, o alguna otra razón debe haber.

    gallego. Cualquier español. Es injusto, pero es así. Puesto que la mitad de la emigración ibérica a la Argentina vino de Galicia, los españoles son, a ojos argentinos, genéricamente gallegos. Particularmente populares en Argentina son los chistes de gallegos, en que los españoles juegan un rol similar al de los polacos en EEUU, los belgas en Francia, los leperos en España y, me dicen, los gomeros en las Islas Canarias. También es injusto, pero es inútil tratar de luchar contra estas cosas.

    galpón. Cobertizo. Recinto cubierto, en general para uso como depósito.

    gamba1. No una especie de langostino, sino una pierna. Palabra italiana.

    gamba2. En principio, cien pesos; pero por extensión, cien unidades de cualquier cosa.

    gambeta. Regate. En el fútbol. La palabra argentina deriva del italiano gamba (pierna).

    gancho (o ganchito). Grapa, pieza metálica en forma de C angulosa que se clava en una pila de papeles para convertirla en un cuadernillo.

    garaje. Vado. Quiero decir; también es el lugar donde se guardan los coches. Pero cuando vemos una zona deprimida del cordón (bordillo) de la vereda (acera) donde no se puede estacionar (aparcar), no decimos "hay un vado", sino "hay un garaje". Y corto aquí, que me cansé de traducir.

    garrafa. Bombona. Háblenle de bombona a un argentino y pensará en algo que se une a un bombón para tener bomboncitos. Otrosí digo: en Argentina hablamos de garrafa de gas, no de butano.

    garúa. Llovizna muy fina. Usado muy frecuentemente y motivo de tangos.

    gaseosa. Refresco. Todo lo que sea bebidas cola, de lima-limón, de pomelo o lo que sea, siempre que tengan gas carbónico, como invariablemente lo tienen tales brebajes.

    gil. Bobo, lelo, zonzo.

    goleador. Uno que hace muchos goles, y también el que hizo más goles de todos. Jamás use pichichi, palabra que no se entendería en Argentina.

    goma1. Útil para borrar sobre el papel. Hasta ahí vamos bien. Pero en uso vulgar, teta (no preservativo).

    goma2. Neumático. goma de auxilio. Neumático de recambio.

    gracia. El nombre de uno. Usado eufemísticamente. Cuando éramos chicos y nos preguntaban "¿Cuál es tu gracia?", solíamos responder haciendo una morisqueta.

    gringo. ¿A que no adivinan qué quiere decir esto en Argentina? No. No adivinaron. No es un yanqui, como en el resto de Latinoamérica, sino un individuo de tez blanca y pelo rubio (aproximadamente, el guiri de ustedes) y, por antonomasia, uno de los piamonteses que colonizaron la Pampa, o sus descendientes.

    guapo. Pendenciero, bravucón; o, en contextos positivos, valiente, audaz. Algunos son también apuestos, pero no les decimos guapos por eso.

    guarango. Simultáneamente grosero y atrevido.

    guarda. Revisor. Individuo que en el tren no nos cree que el pasaje lo tenemos, sólo que no lo encontramos.

    ¡guarda! Si usted está con su amigote argentino miccionando en el ágora (esto es, meando en lugar público) y él ve aproximarse a un policía, es probable que le diga "¡Guarda!" Con esto no le está indicando que regrese su instrumento al origen de coordenadas, sino que preste atención, que tenga cuidado. Viene de un verbo italiano (cuándo no); creo que es "sguardare", pero no quiero mentirles.

    guaso. Guarro. Mal educado y para colmo sin gusto.

    guiño. Intermitente. En los coches, luz que alternativamente se prende y apaga indicando la intención de girar. En este punto cabe aclarar que en Argentina no es correcto decir "voy a ir a hablarle esa mujer que desde hoy me está haciendo intermitentes".

    guiso. Cocido. Particularmente, los que contienen arroz, fideos o leguminosas.

     

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • H

  • Haber o hacer repeluz: Desaparecer como por encanto.
    Hacer gambetas: Movimiento rápido de las piernas para esquivar el cuerpo.
    Hacer gancho: Prestar ayuda a un enamorado.
    Hacer jabón: Holgazanear.
    Hacer la cama a alguien: preparar una trampa.
    Hacer la pata ancha: Afrontar un peligro.
    Hacer la punta: Salir los primeros.
    Hacer pie: Ofrecer resistencia.
    Hacer polvear: Derrotar.
    Hacer roncha: Martirizar. Impriosionar mucho.
    Hacer sonar el cuero: Castigar, vencer.
    Hacer un barro: Cometer un error.
    Hacer un dentro: Atacar.
    Hacer una gauchada: Hacer un favor.
    Hacer una manganeta: Burlar.
    Hacer una mazamorra: Confundir las cosas.
    Hacer una vaca: Hacer una alianza en el juego. Por extensión, cualquier alianza.
    Hacerle a una persona la cruz: Darla por perdida.
    Hacerse el chancho rengo: Aparentar ignorancia. Desentenderse.
    Hacerse el pollo: Disimular.
    Hacerse humo: Desaparecer.
    Hacerse ovillo: Ponerse en guardia.
    Hacerse perdiz: Desaparecer. Huir.
    Hacerse poncho: Espantarse el caballo.
    Hacérsele a uno robo una cosa: Hacérsela fácil.
    Hacérsele algo conversación a alguien: Parecerle mentira.
    Hacérsele bueno: Habituarse a algo.
    Hachazo: Golpe dado con cualquier tipo de arma blanca.
    Hacienda baguala: Animales criados sin vigilancia.
    Hacienda: Ganado vacuno.
    Hasta la pluma: Herir con la lanza hasta la pluma o adorno que usaban los indios.
    Hecho miñangos: Hecho añicos.
    Hinchar el lomo: Resistirse.
    Horquetiar: Montar a horcajadas.
    Hosco. De color moreno muy oscuro.
    Huella: Danza criolla.
    Huincá: En lengua pampa cristiano.
    http://www.latimer.com.ar

  • hacer dedo. Hacer autoestop. Balancear el pulgar al costado del camino, en la esperanza de que finalmente algún automovilista no dé por sentado que le vamos a abrir la yugular con una navaja.

    hamaca. Columpio. Tabla colgada de dos cadenas para que los niños se entretengan yendo de atrás para adelante y de arriba a abajo. Algunos lo intentan también de derecha a izquierda.

    hamaca paraguaya. Esto sí es lo que ustedes conocen como hamaca, o sea una red para reposar mientras una bella persona del sexo opuesto lo abanica a uno con una pluma de avestruz y le da de beber jugos de frutas tropicales.

    hándbol. Jamás balonmano.

    heladera. Frigorífico. Mientras que frigorífico en Argentina es otra cosa.

    ¿hola? ¿Diga? Manera de atender el teléfono. La forma argentina resulta menos humillante si el que llamó es mudo.

    hongo. Seta. En Argentina no distinguimos un hongo como los del roquefort de los que crecen a los pies de los árboles, con tallo y sombrero.

    hora pico. Hora punta. No es la hora de comer de los pájaros.

    hornalla. Cada uno de los fuegos de los que, en número de dos, tres o cuatro, suele estar dotada una cocina.
     

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • I

  • Idioso: Miedoso, maniático.
    Ido: Lelo.
    Imprenturía: Imprenta.
    Infiel: Indio. Los extranjeros que no hablan español.
    Insulto: Desmayo.
    Ioká: Entre los indios pampas apurar, animar.
    Irse a baraja: Entrarse en baraja.
    Irse al humo: Atacar con rapidez.
    Irse al pescuezo: Degollar.
    http://www.latimer.com.ar

  • igual. Palabra que da lugar a varios malentendidos. Supóngase que discutió con su pareja y le dice: "Igual te quiero". En Argentina es el principio de una reconciliación, dado que significa "de todas maneras te quiero". En España es una manera de desencantar a su pareja, pues quiere decir "a lo mejor te quiero".

    intendente. Alcalde. Individuo encargado de autorizar el derrumbe de edificios históricos, la instalación de industrias contaminantes y la reducción al mínimo del servicio de recolección de residuos en una ciudad. Por lo común elegidos e, inexplicablemente, reelegidos por el voto popular.

    interna. Lucha intestina dentro de una organización o grupo. Por ejemplo: la interna de las aerolíneas es la sorda pelea entre las que desean librar una guerra de precios para quedarse con todo el mercado y después aumentar las tarifas, y las que prefieren pactar desde el principio un precio de todas maneras alto con las demás.

    internas. Primarias. En 1998, en España descubriose que era posible designar al candidato de un partido a través de una elección en que sólo intervinieran postulantes de esa formación. En lugar de preguntar al resto de lo que ustedes llaman mundo hispánico si había un nombre para eso, calcaron el inglés primaries. Pero en Argentina ya teníamos la expresión, que viene mucho más al caso, de elecciones internas o simplemente internas.

    interno. Extensión. Numerito, por lo común de tres cifras, que hay que marcar para acceder a una oficina en particular dentro de una organización.

     

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • J

  • Jabón: Miedo.
    Jaca: Gallo viejo.
    Jagüel: Abrevadero artificial para el ganado.
    Jedentina: Hedor, tufo, mal olor.
    Jeder a misto: Oler a azufre.
    Jeder a muerto: Se refiere a que, por su pobreza, nadie se le acerca, como si oliera a muerto.
    Jeta: La boca, particularmente los labios.
    Jetear: Probar un caballo en el freno.
    Juego carteado: Juego que depende de la pericia y no sólo del azar.
    Jugar manganeta: Engañar.
    Jugarle risa a algo: Tomarlo a broma.
    Juidor: Fugitivo.
    Juir: Huir.
    Junar: Comprender las intenciones.
    Junción: Función. Fiesta.
    Jundamento: Fundamento.
    Juria: Furia.
    Jusil: Fusil.
    http://www.latimer.com.ar

  • joder. Si en Argentina le dicen "vamos a joder un poco", limite sus expectativas. Lo están invitando a salir de juerga, no a fornicar. El verbo también significa gastar bromas.

    jogging. Chándal. Ropa deportiva. Me dirán que jogging es una palabra inglesa, y yo les contestaré que "chandail" es una palabra francesa. Me dirán que ustedes por lo menos españolizaron el término; yo les responderé que es cuestión de tiempo hasta que nosotros empecemos a escribir "yoguin".

    jovato. Carroza. Viejo decrépito.

    juego de líving. Seguramente pensaron en el ajedrez, el póquer y otros juegos que se pueden practicar en un líving. Mas no: juego de líving es un conjunto de sofá y dos sillones, o sea un tresillo.

    jugo. Zumo. En Argentina no distinguimos un jugo cualquiera de lo que se saca exprimiendo frutas. Mejor la terminología española, en este caso (nobleza obliga). // NOTA POSTERIOR: Me informan algunos lectores que en España sí hay jugos de frutas, después de todo: así, se habla de un zumo de naranja pero de un jugo de melocotón (lo cual de todas formas no nos ayuda a entenderlos, dado que no sabemos lo que es un melocotón). // OTRA NOTA POSTERIOR: Y todavía otros lectores discuten la afirmación anterior y aseveran que en España se habla de un néctar de melocotón. Pónganse de acuerdo entre ustedes y después me confirman.
     

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • K

  • kerosén. Queroseno. Ligero cambio de grafía y pronunciación para algo que, de ambos lados del Atlántico, es aproximadamente la misma combinación de hidrocarburos insaturados de cadena media.

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • L

  • Ladeado: Torcido.
    Ladiar: Torcer el camino.
    Lado del cuchillo: Ganar de mano, aventajar al adversario.
    Ladrar de pobres: Hallarse en la miseria.
    Lagaña: Miserable, vil.
    Lanciada: Carga de lanzas.
    Lanciar: Golpe de lanza.
    Lao de enlazar: A la izquierda de la res que se quiere enlazar.
    Largar el guacho: Parir. Por extensión: Decir lo que se piensa.
    Largar el mono: Perder, entregar el dinero.
    Largar manija: Aflojar.
    Largar prenda: Hablar.
    Largar: Tirar, arrojar, vender, ceder.
    Largarse: Irse.
    Las casas: Casa, hogar.
    Lata: Sable.
    Lazaso: Castigo, azote dado con arriador.
    Lechera: Con abundantes recursos.
    Lenguaraz: Que sabe dos o más lenguas.
    Lengüetear. Hablar.
    Lengüeteo: Conversación confusa.
    Leva: Reclutamiento forzado.
    Levantar el poncho: Dar prueba de valor en la lucha.
    Liendre: Astuto, pícaro.
    Liendre: Astuto.
    Limeta: Frasco de vidrio para bebida.
    Limpiar la caracha: Matar.
    Limpiar las manos: Maltratar.
    Limpiar: Robar, hacer desaparecer.
    Limpiar: Robar.
    Limpiarse los hocicos: Difamar.
    Limpio: Campo sin malezas.
    Llaveros: Carceleros.
    Llevar a uno con la rienda: Llevarlo con facilidad.
    Llevar al hombro: Con facilidad.
    Llevar la media arroba: Llevar ventaja.
    Llevar por delante: Atropellar, agraviar.
    Llevar robada: En el juego, ganar con ventaja. Conseguir algo sin esfuerzo.
    Llevar robada: Obtener algo sin esfuerzo.
    Lloronas: Espuelas.
    Lomillo: Pieza principal del recado.
    Lonja: Cuero descarnado.
    Loros britanos: Lores británicos.
    Lucho: Ducho.
    Lulingo: Idiota.
    Luna: Enojo.
    Luz mala: Fuego fatuo.
    Luz: Dinero.
    http://www.latimer.com.ar

  • la. Lo. Cuando se refiere a situaciones o circunstancias vagamente definidas. Ya sé, no me están entendiendo; probemos por vía de ejemplo entonces: lo que para ustedes sería "lo pasamos bien" para nosotros sería "la pasamos bien"; y allí donde ustedes pedirían "no me lo pongas difícil", nosotros solicitaríamos "no me la hagas difícil".

    laburo. Curro. Trabajo. Otra palabra adaptada del italiano.

    lapicera. Pluma, estilográfica. Elemento de escritura actualmente desplazado por la birome.

    lampazo. Fregona. Palo en cuyo extremo hay una gran cantidad de fibras que semejan la cabellera de una bruja. Útil para limpiar el piso o llevarlo sobre la cabeza en un baile de disfraces.

    lanzamiento de peso. Lanzamiento de bala, deporte olímpico en que un forzudo o forzuda arroja una pesada bola y los jueces se apartan en pánico.

    laucha. En lo tocante a roedores, ustedes tienen la musaraña, el ratón y la rata. Nuestro sistema es más completo, dado que poseemos también la laucha, que vendría a ser un animalejo más grande que una musaraña y más pequeño que un ratón.

    lavandina. Lejía. Solución de hipoclorito de sodio en agua que desinfecta, cuando menos, la piel y los ojos del usuario.

    lavarropas. Lavadora. El término lavadora tiene el inconveniente de que puede referirse tanto a humanos como a máquinas, y tanto al lavado de ropas como a, por ejemplo, el de coches. El término argentino lavarropas es menos confuso.

    levantar. Ligar. Mientras que en Argentina ligar es algo mucho menos agradable (¡a menos que uno sea adepto al sadomasoquismo!).

    levante. Ligue. Operación exitosa sentimental o afectiva, que en definiciones más exigentes incluye alguna forma de sexo.

    licencia. Baja. Permiso para faltar al trabajo obtenido con la ayuda de un médico amigo que nos certifica una enfermedad ficticia.

    ligar. Recibir un castigo, más específicamente una paliza. Muchos españoles salen de noche en la Argentina con intención de ligar en sentido español, y terminan encontrándose unos patoteros y ligando en sentido argentino.

    linyera. Residente estable de las arterias urbanas. Yendo más al punto: vagabundo.

    liso. Cerveza en un vaso cilíndrico y alargado, o sea la caña española. También puede describir a un travesti que se hizo hacer las tetas por un cirujano incompetente, pero ése ya no sería un uso exclusivamente argentino.

    liviano. Ligero. En Argentina ligero se reserva para algo muy veloz.

    lo. Forma correcta del pronombre de objeto directo de tercera persona masculino singular. "Ayer lo vi por la calle" es lo gramaticalmente exacto (y, naturalmente, lo que se usa en Argentina). "Ayer le vi por la calle" es un error y una pobreza sintáctica que lamentablemente se ha venido a aceptar a los españoles.

    lobisón. El lobo en que se transforma el séptimo hijo varón en las noches de luna llena, según las tradiciones rurales argentinas. Son creencias irracionales propias de gente inculta. Y en todo caso, yo soy segundo hijo.

    lola. Teta. Todavía otra palabra para una verdadera obsesión nacional.

    lomo. Solomillo. Un lomito es un sándwich de lomo. Habitualmente delicioso.

    lo que pueda. La voluntad. Frase en clave de los pedigüeños para indicar que cualquier dádiva será considerada insuficiente.

    luca. En principio, mil pesos. Pero por extensión, mil unidades de algo. Cuando me dan a editar un trabajo de 70.000 palabras, la pregunta suele ser: "¿me podés hacer 70 lucas para el lunes?".

    ludo. Parchís. Entretenimiento con fichas, dados y casilleros en que podemos enfrentar a nuestros hijos con mejor chance que en los videojuegos.

    luego. Además de "más tarde", se puede usar en el sentido de "después": "luego del examen teórico viene el práctico". Uso estrictamente formal.

    lunfardo. Manera de hablar argentina y más particularmente de la ciudad de Buenos Aires. Básicamente es castellano pero difícil de entender. La dificultad estriba en una combinación de vocabulario propio (600 palabras), vesre y una pronunciación arrastrada con dejos italianos.

    lupín. Altramuz. Leguminosa bastante sabrosa como aperitivo y que, escupida con suficiente violencia, precisión y disimulo, también es útil para arruinarle la noche al comensal de la mesa vecina.

    lustrabotas. Limpiabotas. Caballero que apelando a betún, cepillo y franela se encarga de devolver el buen humor a nuestro calzado.
     

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • M

  • Macá: Pato que lleva sus hijos sobre el lomo.
    Macacada: Monada.
    Macana: Disparate, embuste.
    Machetear: Maltratar, castigar.
    Maciega: Hierba silvestre que arruina los sembrados.
    Macota: Gente de la ciudad.
    Macumbé: Excelente, fuerte.
    Maicero: Caballo alimentado a maíz.
    Majada: Manada o hato de ganado lanar.
    Mal de los siete días: Tétano que suele atacar a los niños recién nacidos.
    Malambo: Danza típica de los gauchos.
    Malevo: Forajido.
    Maliciar. Sospechar, presumir con malicia.
    Maliciar: Sospechar.
    Malón: Irrupción o ataque inesperado de los indios.
    Mamada: Borrachero.
    Mamajuana: Damajuana.
    Mamao: Borracho.
    Mamarán: Dar un cebo para hacer caer a otro en una celada.
    Mamarse: Emborracharse.
    Mamporra: Individuo que vale poco.
    Mamporraje: Grupo de inútiles.
    Mamúa: Borrachera.
    Mancarrón: Caballo viejo, lento o inservible.
    Mancarronada: Conjunto de caballos viejos, con las patas estropeadas.
    Mandador: Que exige admiración.
    Mandar al hoyo: Matar, sepultar.
    Mandarse a mudar: Irse.
    Mandinga: El diablo.
    Manea: Traba de cuero que inutiliza las patas del caballo.
    Maneador: Tira larga de cuero para sujetar a los animales.
    Manflora: Afeminado.
    Manganeta: Engaño, treta.
    Mangangás: Aberrojos que fabrican miel.
    Mangiar: Entender, darse cuenta.
    Manguear: Pedir
    Manguera: Corral. Por extensión: Angostura.
    Manguiada: Tropel.
    Maniador: Ronzal de cuero sobado, no mayor de quince varas.
    Manija: La bola más pequeña de las boleadoras que se toma en la mano.
    Mano a mano: Frente a frente, en igualdad de condiciones.
    Manotear: Robar.
    Mansera: Arado de una sola reja.
    Maña: Vicio.
    Mañerear: Holgazanear.
    Mañeriar: Se aplica a los animales que tienen mañas.
    Maquín: Maquinación.
    Máquina: Repetición de una cosa. Abundancia.
    Marca: Fierro para marcar a fuego los animales.
    Marcar: Aplicar la marca.
    Marote: Canción popular.
    Más malo que su abuela: Muy malo.
    Mascada: Porción de trabajo negro para mascar. Provecho.
    Mataco: Especie de quirquincho que al verse atacado se enrolla.
    Matado: Caballo con matadura, úlcera o llaga en el lomo.
    Matambre: Carne de la res situada entre las costillas y el pellejo.
    Matar los piojos: Herir en la cabeza.
    Matarse con alguien: No poder con una persona.
    Mate frío: Se considera un descortesía.
    Mate: Infusión de yerba mate. Calabaza en que se bebe dicha infusión. Cabeza.
    Matra: Manta de lana gruesa, tejida a mano.
    Matrera: Hacienda indócil.
    Matreriar: Hacer vida de matrero. Huir al ser perseguido por la justicia.
    Matrero: Huidizo, rebelde. Fugitivo de la justicia. Aplicado también a animales salvajes.
    Matucho: Jinete poco adiestrado. Caballo viejo e inútil.
    Maturrangada: Grupo de españoles.
    Maturrango: Jinete poco adiestrado. Denominación despectiva de los extranjeros, especialmente españoles.
    Maula: Inútil, cobarse, de escaso valor.
    Mazamorra: Comida típica a base de maíz hervido al que se le agrega leche, azúcar y a veces ceniza.
    Mazorca: Policía política de Rosas.
    Mazorquero: Individuo de la mazorca.
    Media caña: Baile.
    Medio alzado: Rebelde.
    Medio aplicao al frasco: Aficionado a la bebida.
    Medio bozal: Lazada que se hace en la boca del animal con el mismo lazo con que está sujeto el pescuezo.
    Medio delgado: Hambriento.
    Medio guapo: Valiente.
    Mena: Medida.
    Meniar la taba: Apartarse del tema central.
    Menjuna: Menjunje.
    Mensual: Peón de estancia.
    Mentado: Renombrado.
    Mentas: Noticias, recuerdos.
    Merchería: Mercadería.
    Merenjenal: Berenjenal.
    Mesmamente: A sí mismo.
    Mestura: Mezcla. Vino mezclado con agua.
    Meter el poncho: Atajar una cuchillada con el poncho.
    Meter injerto: Lograr con argumentos malintencionados la aceptación de las propias ideas.
    Mezquinar: Escatimar. Esquivar.
    Milicada: Conjunto de soldados o milicos.
    Milico: Soldado. Gendarme.
    Milonga: Música y baile popular. Por extensión: Baile, fiesta. Enredo entre varios.
    Mina: Mujer.
    Miñango: Persona u objeto pequeños. Destrozar, hacer trizas.
    Mishiadura: Pobreza.
    Mishio: Persona sin dinero.
    Misto: Fósforo.
    Mogollar: Trampear.
    Mojar la oreja: Retar, fustigar.
    Mojar: Intervenir con provecho en algo.
    Mojinete: Remate del techo de un rancho.
    Mojón: Señal.
    Monear: Agitarse el caballo.
    Mono: Dinero.
    Montar el picazo: Encolerizarse.
    Montar en pelo: Montar un caballo sin ensillar.
    Montar un peludo: Emborracharse.
    Morado: Flojo, temeroso.
    Morenada: Conjunto de negros.
    Morisqueta: Mueca.
    Morlacos: Pesos.
    Moro: Yeguarizo con pelambre uniforme entre negro y blanco.
    Mosca: Dinero.
    Mostrar el sebo: Herida que deja al descubierto los intestinos.
    Mostrar la hilacha: Dejar entrever la mala intención.
    Mostrenco: Animal ajeno.
    Mudar de pelo: Faz inicial del pelechar del caballo. Se extiende al cambio del color del cielo.
    Mudar el mate: Renovar la yerba.
    Muestra: Reloj de bolsillo.
    Mulita: Armadillo de la familia tatú. Cobarde.
    Musiquería: Banda de música.
    Musiuses: Franceses.
    http://www.latimer.com.ar

  • macana. Lástima. Equivocación. Desatino. Mentira. Muchos otros significados. Ej.: "La macana es que no vino"; "Hice una macana y ahora la estoy pagando"; "No me vengas con macanas".

    macanudo. No alguien que hace macanas, sino algo que está bien. Sinónimo español: cojonudo.

    machete. Chuleta. Papelito donde uno escribe lo que tendría que haber estudiado para una prueba. Sirven únicamente cuando el profesor evalúa la memoria y no la capacidad de raciocinio del alumno (sirven siempre).

    mala leche. Si un argentino le dice que usted tiene mala leche, antes de enojarse consulte este Diccionario. En Argentina mala leche significa "mala suerte", no "mala entraña". (Si usted es suertudo enójese con todo derecho.)

    malla. Bañador. A oídos argentinos un bañador parecería un sujeto que lo baña a uno, o un recinto para bañarse.

    mamadera. Biberón. No una trabajadora sexual especializada en fellatio. ¡Tienen cada idea fija, ustedes...!

    mamboretá. Tatadiós.

    mameluco. Mono. Prenda de una pieza que cubre todo el cuerpo.

    manejar. Conducir. Actividad motorizada en la que todo el mundo comete imperdonables barbaridades, con la notable excepción de uno mismo.

    maní. Cacahuete. Dicen por ahí que el turrón de cacahuete es más rico que el de maní. Son puras habladurías.

    mano. Parte del cuerpo humano en que remata cada brazo. Consta de cinco dedos, un dorso, una palma y... Bien, pero veo que esta acepción ya la conocen. Vamos a la otra, entonces: dirección de una vía urbana. Las calles de mano única son de dirección única; las de doble mano son de doble dirección; las de triple mano no existen.

    manubrio. Manillar. A lo que le echamos la culpa de nuestras caídas cuando estamos aprendiendo a andar en bicicleta.

    manteca. Mantequilla. La manteca argentina es la grasa que se saca de la leche de la vaca que se usa para freír y para preparar masas de panificación, no la grasa que se saca del cerdo que también se usa para freír y para preparar masas de panificación. A esta última se la llama —sorpréndanse— grasa de cerdo.

    marcador. Rotulador. Elemento de escritura basado en una columna de fibra empapada en tinta. El marcador de ustedes es nuestro resaltador.

    más. Ya. En oraciones negativas. "No se fabrica más" quiere decir "Ya no se fabrica".

    masas. Pasteles. Pastas pequeñas con distintas coberturas y rellenos que uno suele servir con el café cuando la visita es deseable.

    mate. Además de un lance en el juego del ajedrez, el mate es una cucurbitácea (parecida a un zapallo, esto es) cuya calabaza vacía y seca se llena con yerba para preparar una infusión. A la infusión también se la llama mate; y un nombre alternativo para el recipiente es porongo o poronquillo.

    media. Abarca no sólo las de las mujeres sino también los calcetines de los hombres.

    medialuna. Croissant. Sinceramente jamás detecté diferencia alguna de sabores entre una humilde medialuna y un prestigioso croissant (o un absurdo cruasán, que es como hay que escribirlo ahora).

    mediocampista. Centrocampista. El creativo por excelencia en un campo de fútbol, capaz de colaborar con la defensa, protagonizar ataques y, si no se los detiene a tiempo, escribir libros o capitanear bandas de rock.

    mencho. Hortera. Individuo vulgar, grosero, banal, de mal gusto; en fin, cualquiera que no se vista, hable y actúe como yo.

    mensaje. Recado. Lo que dejamos cuando llamamos por teléfono y la persona por la que preguntamos no está. En Argentina un recado es lo que se manda con un mensajero.

    mercaderías. Está bien, está bien. Con un intelecto modesto basta para darse cuenta de que son mercancías. Pero la incluyo aquí para no discriminar a los lectores negados para los idiomas (¿o hay que decir "con capacidades lingüísticas diferentes"?).

    mersa. Otra palabra que significa hortera.

    mesada. Absolutamente nada que ver con una mensualidad. Se trata de la encimera que en la cocina nos permite apoyar los cacharros e ingredientes involucrados en nuestros actos culinarios.

    mesa de luz. Mesita de noche. Ambas de madera, no de materias tan intangibles como las indicadas en sus nombres.

    metegol. Futbolín. Último reducto de quienes, como el suscripto, no se defienden particularmente bien en el fútbol de carne y hueso.

    micro. Los micros argentinos se podrían llamar con mayor propiedad "macros". ¡Son autobuses!

    milanesa. Filete empanado. Se haya originado en Milán o no, hoy en día es la pitanza argentina por excelencia.

    milico. Un militar. Término despectivo. Después de la dictadura de 1976-83, prácticamente el único que se usa para referirse a esa profesión.

    mina. Las hay de cobre, de hierro, de diamantes. Y también de carne y hueso. En Argentina, una mina es, además de una explotación mineral, una mujer, una tía, una gachí.

    monopatín. Patinete. Tabla con rueditas y un manubrio (manillar para ustedes). No confundir con una patineta.

    moño. 1. La prenda que en España se llama, mucho más gráficamente, pajarita. 2. El lazo con que damos el toque final al envoltorio de un regalo.

    mordillo. Mordedor. Pieza de goma que se entrega a los bebés para que se abstengan de ejercitar su incipiente dentadura con nuestros dedos.

    moreno. Individuo de raza negra, no de pelo negro.

    morfar. Jalar. Comer. Recientemente la Academia aceptó esta palabra. ¡Si no, nos la morfábamos viva!

    morocho. Moreno. Hablar de un moreno en Argentina es... pero búsquenlo ustedes mismos, dos definiciones más arriba.

    mosca. Pasta. Dinero. ¡También el insecto, eh!

    motoqueros. Moteros. Cofradía de gente que tiene en común andar en moto y organizar ruidosos encuentros. ¡Ya van a ver cuando nos empecemos a reunir los que compilamos diccionarios!

    mozo. Camarero. En un bar o restaurante. Los españoles que visitan la Argentina se sorprenden de ver que a veces se llame mozos a unos meseros bien entrados en la sesentena. Sin embargo atienden con mucho mejor voluntad que los jóvenes. Y si alguno tiembla, con eso nos ahorra revolver la sopa. Pero me fui de tema.

    mucama. Doncella. Señorita con cofia y un plumero que suele usar como arma defensiva frente a los avances sexuales de los hijos de los señores (y, a menudo, de los señores mismos).

    municipalidad. Ayuntamiento. Coloquialmente reducible a Muni.

    munido. Provisto. Usado principalmente en instrucciones oficiales a los ciudadanos que van a hacer un trámite. Quien visite este Diccionario deberá concurrir munido de buen humor y apertura mental.

     

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • N

  • Nación: Extranjero.
    Naco: Pedazo de tabaco negro apretado en forma de trenza o cuerda.
    Nápoles: Napolitano.
    Naranjero: Arma de fuego.
    Nazarenas: Espuelas nazarenas.
    Negocio: Almacén, pulpería.
    Negro: Cigarrillo de tabaco negro.
    No andarse con chicas: No tener miramientos
    No dar alce: No dar tregua.
    No poner los pies: Desaparecer.
    No se ha de morir de antojo: Socarronamente: Se le hará el gusto.
    No ser manco: Versado, hábil, competente.
    Noque: Bolsa de cuero para guardar cereales.
    Novenario de estacas: Nueve días de tormento diario de estacas. Castigo que se aplicaba a paisanos y soldados por cualquier delito o insubordinación.
    Nueve: Juego de cartas.
    Nunca falta y buey corneta: Nunca falta alguien que esté disconforme.
    Nutrial: Neutral.
    http://www.latimer.com.ar

nafta. Gasolina. Como es bastante frecuente, la palabra española se entiende en Argentina, no así la argentina en España.

nene. Niño. La palabra niño está reservada al uso oficial y técnico. Nadie dice "mis niños" sino "mis nenes", salvo en la provincia de Mendoza.

novicia rebelde, La. Sonrisas y lágrimas. Quizá la mejor película musical de todos los tiempos, su título fue traducido de forma distinta en Argentina y en España, y en ambos casos sin relación alguna con el original (los nombres de los actores los respetamos).

ñato. Chato. Persona con poca nariz. En Argentina el adjetivo chato quiere decir de escaso espesor.

ñoqui. La pasta hecha combinando harina y papas. También, empleado público que disfruta de un puesto ficticio y que solamente aparece a cobrar los días 29 (fecha en la cual tradicionalmente se sirven ñoquis en las mesas argentinas).

 

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • Ñ

  • Ñandú: Avestruz.
    Ñapa: Por yapa.
    Ñato: De nariz chata.
    Ño, Ña: Don, Doña.
    http://www.latimer.com.ar

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • O

  • Ojalar el mondongo: Cortar en el vientre.
    Ojalar. Herir, cortar.
    Ojalarse el cuero: Herirse, marcarse.
    Olfatear: Presentir, sospechar.
    Ombú: Arbol característico de la Pampa.
    Opilarse: Hartarse de agua.
    Orejano: Animal sin marca de dueño en la oreja.
    Orejero: Adulón, cuentero.
    Orejiar: Vigilar, espiar.
    Oriental: Uruguayo.
    Osamenta: Esqueleto.
    Oscuro tapado: Caballo negro sin mancha.
    Otario: Ingenuo, tonto.
    Otra cosa es con guitarra: Hablar de algo con facilidad cuando su ejecución no lo es.
    Otra liendre para yerno: Otro que bien baila.
    Ovejero: Perro que ayuda a arrear ovejas.
    Overo rosao: Caballo de capa blanca con manchas rosadas.
    http://www.latimer.com.ar

  • ochava. Chaflán. Pared a 45º que evita que las esquinas formen ángulo recto y eventualmente lastimen a los transeúntes.

    ocupado. Comunica. En telefonía. Si a un argentino le dicen comunica, recibe la impresión de que está estableciéndose la comunicación que quería, no de que la otra parte ya estaba comunicándose con un tercero.

    ojota. Variedad de chinela muy usada en las playas.

    ole. La palabra existe en el fútbol aquende y allende el Atlántico, pero la connotación es distinta. En España, es una aclamación al jugador o equipo que hace la jugada. En Argentina, es una befa al jugador o equipo que la recibe.

    olfa. Apócope de olfachón (ver abajo). También, pelota, persona que obedece servilmente a otra.

    olfachón. Es odioso: estudia un montón, se saca buenas notas y, en los modelos más recientes, ni siquiera se priva de jugar al fútbol y tener novia. En España, empollón.

    ómnibus. Otra palabra para autobús, aunque no tan frecuente como colectivo.

    orto. Vulgarmente, el trasero humano. La palabra tiene su etimología, dado que si recuerdan algo de geometría elemental, dos líneas ortogonales son las que forman ángulo recto; y el recto, en el cuerpo humano... bien, ya me entienden.

    overol. Mono. Prenda de una pieza que se usa en trabajos duros y sucios. Tiene como sinónimo a la palabra mameluco, sólo que esta última no tiene necesariamente connotaciones laborales.

     

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • P

  • Paco: Fanfarrón, falso.
    Pago: Lugar propio del criollo.
    Paico: Caballo.
    Pajal: Pajonal.
    Pajuera: Para afuera.
    Pajuerano: Persona del campo que ignora las costumbres de la ciudad.
    Palenque de atar terneros: Construcción de poca resistencia.
    Palenquear: Atar un potro al palenque para comenzar su amansamiento.
    Palmear: Tocar el animal para quitarle las cosquillas y amansarlo.
    Palo a pique: Poste clavado perpendicularmente en tierra.
    Palo: Palenque.
    Palomo: Yeguarizo de pelo blanco.
    Pampa: Llanura rioplatense, voz quichua por llano, campo abierto. Indio pampa.
    Pandero: Fiesta.
    Pango: Confusión, embrollo.
    Papeleta: Boleta de inscripción en la Guardia Nacional.
    Papolitano: Napolitano.
    Paquete: Lujoso.
    Para la uña: Para el robo.
    Parar la oreja: Escuchar con atención.
    Pardejón: Despectivo de pardo.
    Pardo: Mulato.
    Parejero: Caballo adiestrado para correr carreras de a dos.
    Parejero: Caballo particularmente preparado para correr carreras.
    Parejito: Acicalado, atildado.
    Parlamento: Reunión importante entre indios.
    Paro: Juego de naipes similar al monte.
    Partida: Piquete de policía montada.Grupo de milicianos que perseguía a los gauchos alzados para detenerlos.
    Partidas: Repetidas largadas en las carreras de caballos en espera de la señal definitiva.
    Pasar la mano: Adular.
    Pase o papeleta: Documento otorgado por el Juez de Paz de un partido para que el titular pueda pasar a otro partido.
    Pasmarse: Enfermarse por el frío.
    Pasmo: Inflamación.
    Pastel: Ardid preparado con mala fe.
    Pastoreo: Hacienda que pasta junta.
    Pastoriar: Cortejar.
    Pataplús: Golpe.
    Patente: Con claridad, nítidamente.
    Pato: Pacto, convenio.
    Patriada: Hazaña. Revolución contra el orden.
    Patrio: Caballo perteneciente al gobierno. Denominado también reyuno, con las puntas de las orejas cortadas.
    Pavo: Tonto.
    Payada: Contrapunto acompañado con guitarra de cantores que improvisan versos y hacen desafíos entre sí.
    Payador: Cantor que improvisa en contrapunto con otro.
    Pechada: Empujón dado con el caballo.
    Pedo: Borrachera.
    Pegar un beso: Tomar un trago.
    Pegar un trote: Amonestar.
    Pegarle al frito: Copular. Abundar en algo.
    Peído: Enfermo.
    Peine: Pícaro.
    Peje: Arbusto alto. Pícaro.
    Peladar: Campo árido.
    Peladera: Desplumar incautos en el juego.
    Pelado: Pobre, arruinado.
    Peladura: Herida propia del jinete novato.
    Pelar la breva: Ganar. Despojar.
    Pelar la chala: Ganar en el juego, desvalijar.
    Pelar la cola: Azotar.
    Pelar: Desenvainar, sacar.
    Peligrar: Muletilla que reemplaza a "no es de creer" y desea asegurar la verdad de lo dicho.
    Pellejo: La vida.
    Pellejo: La vida. El cuerpo.
    Pelo a pelo: Modismo usado para indicar que se hacen 40 leguas sin desensillar el caballo.
    Peluda: Situación difícil, tortuosa.
    Peludo: Armadillo. Borrachera.
    Peludo: Mamífero desdentado de tamaño mayor que el de la mulita. Borrachera.
    Pensión: Tristeza.
    Perder la chaveta: Desquiciarse.
    Perdiz: Ave gallinácea. Mal olor.
    Pericón: Baile gauchesco. Fiesta.
    Perrada:
    Perudo: Con el mentón saliente.
    Pesería: Cantidad de dinero.
    Petardear: Ocasionar contrariedades.
    Petardo: Encargo inconveniente. Fiesta.
    Petizo: Caballo de poca alzada. Persona de baja estatura.
    Pial de volcado: Pial en que se arroja el lazo con un movimiento de muñeca.
    Pial: Tiro de lazo dirigido a los pies de un animal con el propósito de voltearlo o pararlo.
    Pialador: Persona hábil en pialar.
    Pialar: Enlazar las patas del animal.
    Picada: Camino que se abre cortando monte.
    Picadito overo: Caballo oscuro salpicado con blanco.
    Picaflor: Tenorio.
    Picana: Caña larga con un aguijón con punta de hierro para azuzar los bueyes que tiran de la carreta. Trozo del anca del animal vacuno empleado para hacer asado con cuero.
    Picazo: Caballo de pelaje oscuro con manchas blancas.
    Piche: Especie de armadillo de carne muy sabrosa.
    Pichel: Botella.
    Pichicos: Falanges de los dedos de los animales con los que juegan los niños.
    Pichigotones: Indiecitos pampas.
    Pico blanco: Caballo que tiene una marca blanca en el hocico.
    Pie de gato: Gatillo, percutor del arma.
    Pierna: Animoso.
    Pifiar a alguien: Burlarse.
    Pijotear: Mezquinar.
    Pijotero: Moroso en sus pagos, avaro.
    Pilcha: Mujer querida. Prenda de vestir.
    Pingo: Caballo ligero, brioso y de buenas condiciones.
    Pintar: Cabecear el caballo, lucirse.
    Pintor: Fanfarrón.
    Pipa: Asiento.
    Piscoira: Amante.
    Pitador: Fumador.
    Pitar del fuerte: Padecer un castigo intenso.
    Pitar: Fumar.
    Pizcueta: Despierta, movediza.
    Plan de un bajo: Parte llana que permite sentarse al cantor.
    Plan: Fondo.
    Plata: Dinero.
    Platal: Dineral.
    Platudo: Acaudalado. Rico.
    Playa: Espacio despejado destinado a trabajos de la hacienda.
    Población: Casas.
    Pollo: Mozo joven.
    Poncho calamaco: Poncho de mala calidad, de grueso y áspero tejido, usado por la gente pobre.
    Poncho pampa: Poncho de lana confeccionado por los indios pampas. Se caracteriza por dibujos y guardas con motivos a base de la cruz y siempre en ángulos rectos.
    Poncho: Prenda de abrigo en forma de manta generalmente con una abertura en el centro.
    Poner los huesos (o los huesitos) de punta: Levantarse.
    Ponerle el pie adelante a uno: Hacerle frente.
    Ponerse a tantos: Igualar los tantos en el juego de naipes.
    Por carambola: Por casualidad.
    Porra: Pelo abundante.
    Porrudo: Que tiene porra.
    Porteñaje: Conjunto de porteños.
    Porteño: Relativo a la ciudad de Buenos Aires.
    Poteca: Hipoteca.
    Poyo: Pollo.
    Prenda: Mujer querida, manceba.
    Prender: Apresar, detener a alguien.
    Prenderse: Realizar algo sin interrupción.
    Prendita: Elemento de poco valor.
    Pretal: Soga que ciñe el pecho del caballo.
    Prima: Primera cuerda de la guitarra.
    Proseada: Discurso.
    Puande: Por donde.
    Pucha: Interjección que expresa asombro, disgusto, admiración.
    Pucho: Corta porción de algo.
    Pueblada: Revolución.
    Pueblero: Hombre de ciudad.
    Puertear: Salir. Hacer punta.
    Puestero: Encargado del puesto.
    Puesto: Dependencia de una estancia distante de la casa principal.
    Pulguero: Hombre de muchas pulgas.
    Pulpería: Despacho de bebidas y alimentos en la campaña.
    Pulpero: Comerciante que atiende la pulpería.
    Punta: Pequeña porción del ganado que se separa del rodeo.
    Puntano: Natural de la provincia de San Luis.
    Punteado: Ligeramente ebrio.
    Puntiar: Marchar a la cabeza de un grupo.
    Puro vicio: Inútilmente.
    Puyón: Espolón de acero que se pone a los gallos de riña.
    http://www.latimer.com.ar

  • palanca. Enchufe. Contactos que uno tiene allá arriba para favorecerse, por ejemplo con un puesto de ñoqui.

    palita. Recogedor. Hacia donde barremos los papeles, envoltorios, hojas y cacas de perro depositadas en el suelo de nuestro domicilio.

    palo. Un millón de pesos. Completa, con gamba ($100) y luca ($1000), la trilogía de numerales dinerarios. Un palo verde, por otra parte, es un millón de dólares (tranquilos, que para los euros ya se nos va a ocurrir algo también). Pero por extensión, se puede aplicar palo a un millón de cualquier cosa. Un "archivo de unos tres palos" sería, aproximadamente, un fichero de 3 Megabytes.

    palo de amasar. Rodillo. Cilindro de madera, provisto de dos mangos en los extermos, utilizado para aplanar una masa de harina y agua o, como arma contundente, por las esposas para castigar a los maridos que vuelven de juerga.

    palta. Aguacate. Fruto verde y duro que después se vuelve negro y blanduzco, siendo entonces el momento ideal para comerlo o tirárselo a alguien por la cabeza.

    panceta ahumada. Construcción que suena perfectamente castellana, a diferencia de su equivalente español beicon (¡sí; así está en el diccionario de la Academia!). Será España la cuna del idioma, pero con anglicismos como ése va camino a ser también la tumba.

    pancho. Perrito caliente. En Argentina, a los perritos calientes se los pueden estar comiendo que ellos se quedan tan panchos.

    pan de miga. A falta de pan francés (ver abajo) una segunda opción es el pan de miga, que ustedes conocen como pan de molde.

    pan francés. Hay distintos tipos de pan. Hay uno blanduzco que viene cortado en rebanadas en bolsas de plástico. Hay otro que tiene una corteza crocante y un interior tierno, mejor conocidos como cáscara y miga, y que al paladar argentino es mucho mejor que el blanduzco. El crédito de su invención se lo concedemos a los galos llamándolo pan francés.

    panqueque. Crepe. Aunque reconozco que se trata de un invento culinario francés, nosotros lo designamos con la palabra yanqui pancake adaptada. Eso sí, los rellenamos con nuestro argentinísimo dulce de leche.

    papa. Patata. También es una denominación infantil para la comida, como en España.

    paragolpes. Parachoques. Defensa que traen los coches en la parte delantera y en la trasera, y que en Argentina permite protegerse no sólo de choques sino también de puñetazos de boxeadores, coces de equinos y, en general, cualquier golpe.

    pararse. Ponerse de pie. También, y en otro contexto, ponerse tiesa, empinarse.

    parrilla. Baca. Portaequipaje de un auto. (A las vacas no las llamamos parriyas.)

    parlante. Altavoz. La parte del equipo de música de nuestro hijo adolescente inutilizando la cual podemos dormir la siesta.

    paro. Un paro puede ser en Argentina un infarto al corazón o una jornada de huelga. Jamás es sinónimo de desempleo.

    pasacalle. Especie de bandera que va de lado a lado de una calle con mensajes como "Cachi, te amo", "Feliz cumple mami" o "Pepe, ¿adiviná con quién te pone los cuernos tu mujer?"

    pata de rana. Aleta de un buzo. En portugués le dicen, acertadamente, "pé de pato"; es evidente que en castellano no se puede decir "pata de pato", de manera que pata de rana aparece como una aceptable segunda opción. (Lo de aleta no parece lógico. Los peces tienen aletas arriba, abajo y a los costados, pero no atrás.)

    patadura. Yo encajo bastante bien en esta definición: individuo absolutamente nulo para jugar al fútbol y/o bailar. (En mi caso es "y".)

    patente. Matrícula. La placa con el numerito que no ayuda a la policía a recuperar nuestro coche cuando nos lo roban, pero sí a identificarlo cuando nos quieren cobrar una multa.

    patineta. Monopatín. Tabla con rueditas y sin manubrio (o manillar como dicen ustedes), apta para distintas piruetas. El monopatín argentino es otra cosa, con lo cual en principio habría una gran confusión. Pero afortunadamente, el inglés ha venido a nuestra ayuda y ahora todos escribimos skateboard o skate, lo pronunciamos "esquéit" y nos entendemos perfectamente.

    patota. Pandilla de patoteros (ver a continuación).

    patotero. Gamberro.

    patovica. Gorila. Individuo que a la entrada de una discoteca se encarga de seleccionar quién entra y quién no, generalmente siguiendo criterios cromáticos (prescindiendo de eufemismos, racistas). Deriva de los patos Vica, palmípedos otrora muy populares en la mesa argentina, de doble pechuga, a los que se asemejan los cancerberos de las discotecas tanto por su corpulencia como por su cociente intelectual.

    pava. Hervidor de agua, parecido a una tetera metálica.

    pebete. Panecillo tipo bollo. Pan alargado y blando que forma perfecta pareja con las salchichas, aunque a veces las traiciona con el jamón y el queso.

    pegatina. En España, figurita con dorso engomado que se puede pegar a una superficie. En Argentina, el acto de salir los adherentes a un partido político a, precisamente, adherir carteles en las paredes.

    pelón. La agudeza obvia sería decir que así le llamaba la comunidad japonesa de la Argentina a un militar que fue presidente de la república. Pero sería un chiste racista y, fundamentalmente, malo, así que no lo hago. Ah, sí; el significado. Un pelón es una nectarina, durazno o melocotón cuya piel no presenta vellosidades.

    pelotudo. Otra palabra para boludo ,aunque más ofensiva y no utilizable en contextos cariñosos. Y cuidado con ambas. Porque puesto que una bola o pelota es lo mismo que un cojón, parecería que boludo o pelotudo son lo mismo que cojonudo, y no es así.

    penal. Penalti. A favor de la palabra española está el hecho de que un penal es también una cárcel. A favor de la palabra argentina está el hecho de que es difícil imaginar una situación en que ambos significados se confundan.

    pendejo. No es sinónimo de boludo como en otros países hispánicos. Un pendejo argentino es un nene o, más frecuentemente, un adulto de comportamiento infantil.

    pesebre. Belén. Representación del nacimiento de Jesús, que ustedes confunden con la localidad donde ocurrió el evento.

    petiso. Referido a seres humanos, bajo. Tiene connotaciones afectuosas. Por lo menos así lo percibo yo, que con 1 metro 59 centímetros soy toda una autoridad en el tema.

    pibe. Chaval. Palabra de origen italiano. Un'altra!

    picada1. Tapas. Ingredientes que uno suele ingerir con el vermut para no operar con un estómago vacío.

    picada2. Ritual practicado por los jóvenes argentinos que pueden permitírselo, consistente en declarar un segmento de una avenida zona liberada y correr allí desenfrenadamente con los autos que les regalaron los papis. Gana el que primero se mata.

    pija. Polla. No una mujer que afecta cierto estatus. Hace poco dijo una joven española en una reunión social en Argentina: "Lo que no soporto de las discotecas es cuando empiezan a aparecer las pijas todas pintarrajeadas". Sus interlocutores se preguntaron internamente qué costumbres nudistas se practicaban en las discos ibéricas, y a qué tratamientos cosméticos sometían los peninsulares a sus atributos primarios.

    pijotero. Tacaño. Ésta es otra palabra problemática, dado que en España quiere decir pesado o puntilloso.

    pilcha. Lo que hace un objeto pultiagudo... no me hagan caso. Pilcha es una palabra de origen queshwa (quichua para los no entendidos) que significa ropa o prenda.

    pileta. Piscina. Y, en realidad, cualquier recipiente desagotable que normalmente se llene de agua, como los fregaderos de las cocinas.

    piloto. Gabardina. Impermeable. No ensayaré una etimología fácil dado que es evidente que los conductores de los aviones no usan esta prenda.

    piola. Cordel grueso. Como adjetivo: vivo, despierto.

    piolín. Bramante. Cordel de algodón. En Argentina la palabra bramante evocaría un toro antes que cierto hilo. (Y en España muchos quizá no la entiendan. Pero es la que da el diccionario de la Academia, y sus razones tendrá.)

    pipí cucú. Personalmente jamás usé esta expresión, pero resultó ser de las que más me consultaban los lectores, después —eso sí— de determinar por sus propios medios que no se trataba de un reloj cucú cuyo pajarito se hacía pis al salir. Pipí cucú es un adjetivo y significa "espléndido, perfecto, sin nada de más ni de menos".

    pique. En España, resentimiento o despecho. En Argentina, movimiento acelerado, por ejemplo de un vehículo o de un deportista (ustedes describen esto con la españolísima palabra sprint). Un maratonista resentido tiene pique en ambos países.

    pirulo. Taco. Cada uno de los años de los que, en número variable, suelen estar dotadas las personas.

    piso. 1. Suelo. Hacia donde suelen dirigirse las tazas de porcelana, cristales de Murano y ampollas de medicamento. Tiramos cosas al piso, no las arrojamos al suelo. 2. Apartamento que ocupa una planta completa en un edificio, distinguiéndose así de los pisos españoles que pueden ser de cualquier tamaño.

    piyama. Pijama. Cuando yo era chico, una vez le pregunté a mi padre por qué no decíamos pijama, como estaba en los libros infantiles españoles que leíamos. Su respuesta, didáctica cuan inapelable: "pijama parece pija".

    pizarrón. Pizarra escolar.

    planilla. Formulario impreso para llenar, especialmente aquéllos donde se recogen datos de manera sistemática.

    placar. Armario empotrado para guardar ropa y, en caso de necesidad, amantes.

    plantel. Plantilla. Conjunto de los jugadores de un equipo de fútbol.

    playo. No profundo. Es sencillamente digno de piedad un idioma (el español, no el argentino) que carece de un antónimo adecuado para la palabra hondo.

    plaza. Este espacio abierto siempre tiene árboles en Argentina. La Plaza Mayor de Madrid no calificaría para plaza en Argentina, sino en todo caso para patio grandote.

    plomero. Trabajan con plomo y su conversación es un plomo: ¿por qué no llamarlos plomeros? Para ustedes, fontaneros. (Además cobran caro.)

    pochoclo. Palomitas de maíz.

    pocillo. La intuición nos dice que no se debe tratar de un hoyuelo, como la palabra parecería sugerir. En efecto: es una tacita para café.

    polera. Pulóver (jersey) de cuello alto que se supone apto para usar en una excursión al polo, de ahí su nombre.

    polla. En Argentina es usual hablar de las pollas de potrancas, para gran confusión de los españoles, que lo último que esperan de una potranca es que tenga polla. Aquí una polla es una carrera de caballos, o la apuesta que se origina de la misma, o, por generalización de uso, cualquier otra apuesta en cualquier otro deporte.

    pollera. Falda. No una señora que vende pollos, ni un calzoncillo ajustado. Pero se dice "minifalda", no "minipollera".

    polvo de ladrillo. Tierra batida. Superficie en que descuellan los tenistas latinoamericanos y españoles y en que los yanquis y australianos son bastante malos. (Sinceramente, la he mirado con mucho detenimiento y tierra no me parece.)

    pomada. Crema. Sustancia que obra maravillas sobre el calzado. Creo que argentinos y españoles nos entendemos si decimos "betún".

    por. "Voy por ello" se dice en Argentina; jamás con la intrusa preposición a del español "Voy a por ello".

    pororó. Pochoclo.

    poroto. Judía. Cuando los españoles hablan de comer judías, los argentinos no pensamos en una ingesta de leguminosas, sino en un acto de antropofagia antisemita.

    porteño. Individuo prepotente, soberbio y básicamente ignorante. En síntesis: un nativo de la ciudad de Buenos Aires. No confundir con un bonaerense. // NOTA POSTERIOR: Ante esta definición, muchos habitantes de la capital de mi país han reaccionado mandándome notas de protesta, virus, cartas bomba y búmerangs con carga radioactiva. De modo que cambio mi definición: "Individuo prepotente, soberbio, básicamente ignorante y carente de los sentidos de la autocrítica y el humor".

    pozo vacante. Bote. El motivo que nos lleva, cuando adquiere una magnitud suficientemente considerable, a probar suerte en un juego de azar del que no habíamos participado nunca.

    prendedor. Broche, aguja, alfiler. En joyería. Adorno que puede sujetarse de una prenda por un mecanismo similar al del alfiler de gancho.

    prender. Encender. La luz, el gas, un aparato...

    primera B. Segunda. En Argentina las ligas de fútbol están estructuradas como primera A, primera B, primera C, primera D. Mientras que segunda división, tercera división, etc., en Argentina, son, dentro de un mismo club, grupos de jugadores que vienen del semillero y se van acercando progresivamente a hacerse profesionales.

    primero de enero (febrero, etc.). Uno de enero (febrero, etc.). El uno aplicado al primer día del mes suena extrañísimo a oídos argentinos.

    prode. Quiniela. Juego de apuestas basado en los resultados del fútbol. Nuestra quiniela es otra cosa (ver).

    prolijo. Esmerado, atildado, ordenadito; es imposible describir en pocas palabras todos los conceptos involucrados por la palabra prolijo en Argentina. Su traducción exacta es tidy, pero no sé si ustedes saben inglés.

    prontuario. Para ustedes, compendio de una ciencia o arte. Para nosotros, historial delictivo de un reo, independientemente de que su metodología pueda ser, y a menudo efectivamente lo sea, científica y/o artística.

    púa. Aguja. Especie de pequeño estilete que, recorriendo los surcos de un disco, servía para reproducir la música en las entrañables y primitivas épocas del vinilo.

    puchero. Cocido. En Argentina muy pocas veces se usa puchero para hacer referencia al cacharro.

    pucho. Cigarrillo en sus estadios finales. ¿Puede ser que ustedes lo llamen colilla? Por extensión, dosis pequeña que queda de algo que antes estaba en cantidad más grande: "me queda un puchito de azúcar".

    pulóver. Jersey. Es que argentinos y españoles no nos podemos poner de acuerdo ni siquera en qué palabra inglesa vamos a calcar en vez de inventarnos una en castellano.

    pulseada. Pulso. En Argentina se distingue pulseada, una lucha a ver quién le tuerce el brazo al otro, de pulso, que es la habilidad con la muñeca, o bien la cantidad de veces por minuto que late una vena que pasa por allí. // NOTA POSTERIOR: Puristas del arte de curar (esto es, médicos quisquillosos) me han escrito para desasnarme poniendo en mi conocimiento que para medir el pulso se recurre a una arteria, no a una vena.

    putear. En España los jefes suelen putear a los empleados, pero en Argentina no se lo permitirían. Es que allá putear significa "fastidiar" (Argentina: "romper las bolas"), y aquí "in
    sultar con la palabra que ustedes ya se imaginan".
     

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • Q

  • Quebrantar: Debilitar o dominar a una persona mediante una larga resistencia.
    Quebrar (o Partir) por el eje: Arruinar, abatir.
    Quebrarse: Torcer el cuerpo. Postura característica del gaucho.
    Quedar de mojón: Continuar en el lugar.
    Quedar tecleando: Quedar en situación mala o precaria.
    Querencia: Apego al lugar donde se vive.
    Querendón/a: Cariñoso/a.
    Querer el envite: Aceptar un desafío.
    Querer: En el juego del truco aceptar la flor, el envite o el truco.
    Quiebra: Astuto, valiente.
    Quillango: Manta de pieles cosidas que usan los indios.
    Quillapices: Manto de piel usado por los indios.
    Quincho/a: Trama de juncos, cañas, varillas, etc. que se emplea como techo del rancho.
    http://www.latimer.com.ar

  • quichicientos. Tropecientos. Mucho de algo: "Me hicieron llenar quichicientos formularios".

    quilombo. En su significado concreto, un quilombo es un burdel. Figuradamente, es un lío, desbarajuste o follón, en flagrante injusticia hacia el sector prostibulario, cuyos establecimientos suelen exhibir una mejor organización que muchas reconocidas casas comerciales de la economía formal. Sin embargo, es esta acepción prejuiciosa la que se suele usar en una mayoría abrumadora de los casos.

    quiniela. Juego de apuestas tradicionalmente basado en acertar los tres últimos números de la lotería (actualmente hay muchas otras versiones). La quiniela española es nuestro "prode".
     

  • R

  • Rabicano pampa: Caballo con pelo blanco en toda la cara.
    Rabicano: Caballo que tiene cerdas blancas en la raíz de la cola.
    Rabón: Caballo con la cola cortada.
    Rabonear: Rebajar, disminuir.
    Raja-cuero: Cuchillo.
    Rajido: Rasgueo.
    Ramales: Tientos o fibras que tejidas forman un trenza.
    Ranchear: Frecuentar los ranchos con intenciones eróticas.
    Rastra: Cinturón de cuero ancho con adornos de monedas de plata que usa el gaucho.
    Rastrear: Seguir las huellas de personas o animales o vehículos.
    Rastrillada: Rastros dejados en el suelo por personas, animales o vehículos.
    Rastrillar un arma de fuego: Amartillarla.
    Rayar el flete: Lanzar el caballo a toda carrera y luego sujetarlo de modo que resbale trazando rayas en el suelo.
    Recado: Antigua montura criolla con cabezadas de madera y alas de suela.
    Recatear: Regatear.
    Recostársele a uno: Brindarle ayuda.
    Redepente: De repente.
    Redomón: Caballo en amansamiento.
    Redomón: Potro en amansamiento.
    Redota: Derrota.
    Refalar el poncho: Arrollarlo en el antebrazo para que sirva de escudo contra los golpes del adversario.
    Refalar: Resbalar. Robar. Marcharse.
    Refalarle algo a alguien: Correrse, deslizarse.
    Refalosa: Baile antiguo. Tonada con que los mazorqueros tocaban a degüello.
    Regalón: Generoso. Persona o animal mimado.
    Rejucilar: Relampaguear.
    Rejucilo: Refusilo.
    Relación de difuntos: Asunto que no viene al caso.
    Relación: Narración, relato. Coplas que dicen los bailarines durante algunos bailes.
    Relamida. Afectada, pulcra de manera exagerada.
    Remachar el clavo: Agravar.
    Remachar la espiga: Agravar.
    Remojo: Obsequio.
    Reñidero: Pista de riña de gallos.
    Repartija: Reparto. Se usa por lo general en mal sentido.
    Repasar un potro: Primeras corridas del domador sobre el potro.
    Repuntar: Juntar los animales desparramados en el campo.
    Requintar: Levantar el ala del sombrero.
    Resbalar: Sacar.
    Resero: Hombre que conduce el ganado.
    Resertar: Desertar.
    Resertor: Desertor.
    Resumidero: Sumidero.
    Retajo: Animal castrado.
    Retobao: Enojado, ofendido.
    Retobar en un cuero: Forrar algo con un cuero fresco.
    Retobar: Enojarse, enfadarse.
    Retobarse: Rebelarse una persona.
    Retrechero: Avaro.
    Retrucar: Replicar ingeniosamente.
    Reuniones: Conspiraciones.
    Revolutis: Pelea.
    Reyuno: Caballo mostrenco señalado en una oreja. Caballo de mal aspecto.
    Rial: Moneda de plata usada antiguamente.
    Rienda arriba: Caballo suelto con las riendas sobre el pescuezo.
    Riendas de domar: Riendas fuertes y sin adornos.
    Rin: Nombre de un baile.
    Robito de pastoreo: Hacer pastar el ganado en campo ajeno.
    Rocín: Partidario de Juan Manuel de Rosas.
    Rocinada: Conjunto de federales o partidarios de Juan Manuel de Rosas.
    Rodada: Caída del caballo.
    Rollo: Fajo de billetes.
    Rompida: Largada en las carreras.
    Roncada: Amenaza.
    Roncador: Jactancioso, altanero, mandón, autoritario.
    Roncar: Amenazar, reprender.
    Roncear: Espiar.
    Ropa vieja: Guiso de sobras.
    Rosillo: Pelo de caballo que resulta de la mezcla uniforme de pelos blancos y colorados.
    Ruano: Rubio.
    Rumbear: Dirigirse a un lugar, orientarse.
    Rumiar: Pensar detenidamente un asunto.
    Runfla: Multitud de cosas de una misma especie.
    http://www.latimer.com.ar

  • rabona (hacerse la). Hacer novillos, hacer pellas. Faltar a la escuela. Inclusive hay un día nacional dedicado a ello por decreto de los propios estudiantes.

    rata (hacerse la). Otra expresión para decir hacerse la rabona, que a su vez es otra expresión para decir hacerse la chupina, equivaliendo todas a hacer novillos, que a su vez es otra manera de decir hacer pellas. La diversidad de palabras para este concepto indica lo popular del mismo, en Argentina como en España.

    rayos. Fenómenos meteorológicos que uno aspira a ver caer sobre sus enemigos, como en España. Pero además, los radios de una bicicleta.

    receso. Segunda palabra favorita de los escolares argentinos, después de "vacaciones". De hecho también significa vacaciones, pero cortas (el receso de invierno, por ejemplo).

    recibirse. Graduarse, licenciarse. En Argentina mucha gente se recibe de médico, ingeniero o lo que sea. Otros en cambio ejercen esas profesiones sin haberse recibido. Los Colegios respectivos suelen empezar a sospechar al quinto paciente muerto o al tercer puente caído.

    recién. Con esta palabra hay un pequeño problema. En España sólo la pueden usar frente a un participio: recién casados, recién pintado. En Argentina es mucho más flexible y rica: puede significar "hace poco" ("vino recién"), o "apenas ahora" ("¿recién te das cuenta?"), o "únicamente" referido a circunstanciales temporales ("recién cuando termine yo vas a poder hablar vos").

    remate1. En fútbol, sólo los que se producen con el pie. Un cabezazo al arco no es remate.

    remate2. Subasta pública.

    remera. Camiseta de vestir, que se diferencia así de la que se usa como ropa interior.

    remís (o remise o remisse). Taxi que se llama por teléfono. Pero a menudo, y ya que están, también levantan gente por la calle haciendo competencia a los taxis regulares. De allí las diferencias irreconciliables o, prescindiendo de eufemismos, el odio a muerte entre taxistas y remiseros.

    remisero. Conductor de un remís (ver arriba).

    remito. Albarán. Documento en que se detallan las mercaderías que se mandan a un cliente para refregárselo por la cara cuando niegue haberlas recibido.

    rendir. Examinarse. "Rendí física" es equivalente al español "Me examiné de física".

    rengo. Cojo. En general los argentinos saben lo que es un cojo, pero no usan el término para evitar confusiones con la primera persona del verbo coger. (Salvo en la famosa frase: "yo soy rengo de día y cojo de noche").

    repasador. Dícese de un alumno cuando relee con detenimiento algo que ya estudió... les estoy tomando el pelo. Repasador es paño de cocina, lienzo para secar la vajilla.

    repollo. Col. Antes, cuando los chicos preguntaban de dónde habían nacido se les decía que de un repollo. Pero ahora vienen muy despiertos, y saben que son las cigüeñas.

    repollo colorado. Atendiendo a la definición anterior, lo lógico sería que ustedes llamaran a este vegetal "col colorada". Pero le llaman lombarda.

    reposera. Tumbona. Mueble de jardín específicamente diseñado para simultáneamente tomar sol, sorber vermuts e intercambiar chismes.

    repuesto. Recambio. Pieza que nunca se encuentra para reparar algo.

    resaltador. Marcador. Elemento de escritura destinado a destacar con tinta fosforescente distintos sectores de un texto cuando queremos dar la impresión de que lo estuvimos analizando sesudamente. Mientras que el marcador nuestro es el rotulador de ustedes. Muy fastidioso.

    retar. Las madres argentinas retan a sus hijos. Primero les tiran un guante en la cara y después van ambos a un descampado, donde los espera un señor que les muestra una caja abierta con dos pistolas y... estoy bromeando. Las madres argentinas retan a sus hijos, sí, pero porque aquí retar es regañar.

    ricota. Requesón. Un quesón parecería ser un queso grande, y un requesón, un queso superlativamente grande. Los argentinos nos solemos sorprender al enterarnos de que no es más que lo que nosotros denominamos con la palabra italiana ricota.

    riel. Raíl. Esfuerzos ambos por adaptar el inglés rail, con un poco menos de imaginación en el caso español. (Vale también para aquellas acepciones en que ustedes sí usan riel.)

    rodete. Moño que con la mata del pelo se hacen las mujeres en la parte posterior de la cabeza.

    rollo1. Carrete. De fotos.

    rollo2. Michelín. Adiposidades en el abdomen: nada que una buena liposucción no pueda corregir.

    rompecabezas. Podría ser un adoquín, pero es un conjunto de cartoncitos que adecuadamente ensamblados forman una figura. Por si no se dieron cuenta, un puzzle. // NOTA POSTERIOR: Algunos lectores españoles me aseguran que sí saben lo que es un rompecabezas: ¿¡entonces por qué c$#@& usan una palabra inglesa y difícil de pronunciar!? // OTRA NOTA POSTERIOR: Ahora me aclaran que en España un rompecabezas es tridimensional (con bloques, bah), mientras que el puzzle es el que tiene fichas planas.

    rubro. El diccionario de la Academia no hace oídos sordos a este argentinismo, pero lo define ineptamente como "título o rótulo". Rubro significa en verdad "sector, renglón, apartado, categoría": en Argentina se suele hablar del "rubro alimentos", del "rubro educación", del "rubro vigilancia". ¿Cómo ando en el rubro definiciones?

    rulemán. Cuando todavía era francesa, esta palabra se escribía roulement. Se trata de un rodamiento, dispositivo para disminuir la fricción consistente en bolillas metálicas encerradas entre dos cilindros chatos.

    rulero. Rulo. Cilindro de plástico para rizar cabellos lacios. En Argentina un rulo es otra cosa.

    rulo. Rizo. El bucle en el pelo, no el adminículo usado para conseguirlo.

    ruta. Carretera. Ej.: "la ruta 16"; "lo encontraron muerto en la ruta".

     

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • S

  • Sabálage: Conjunto de orilleros, chusma, populacho, los negros, la negrada.
    Sabandija: Bichos dañinos. Personas molestas.
    Saber: Soler, usar.
    Sabliada: Carga ejecutada por hombres cargados de sables.
    Sacar cortito: Despachar rápido, despedir.
    Sacar el afrecho: Conseguir el mayor provecho.
    Sacar el cuerpo: Sortear, evitar.
    Sacar pisoteando: Poner en fuga.
    Sacar por tarja: Hacerse fácil algo.?
    Sacarle a uno la frisa: Golpearlo.
    Sacarse el lazo: Librarse de un compromiso.
    Sacarse la punta: Desahogarse.
    Sacudirse el polvo: Aguantarse los corocovos del animal.
    Saino/Zaino: Caballo cuyo pelo tiene un color entre el colorado y el oscuro.
    Salir matando: Escapar a toda velocidad.
    Salir parado: Mantenerse en pie a pesar de rodar la cabalgadura.
    Salvar el rosquete: Librarse de un peligro de muerte.
    Sangre de pato: Impasible.
    Sanjiador: Zanjeador.
    Sanjiao: Zanja.
    Sebo: Grasa solidificada que se obtiene de algunos animales.
    Secarrón: Sediento.
    Sentarse: Detener el caballo sentándose en los garrones.
    Sentirse delgadón: Sentir la debilidad que da el hambre.
    Ser el pavo de la función: Ser el pato de la boda. Pagar por culpa de otros.
    Ser robo o Es como robo: Muy fácil.
    Serrucho: Cuchilla usada para descarnar y despuntar terneros.
    Servicio: Servicio militar.
    Sestiar: Hacer la siesta.
    Sin medio: Sin dinero.
    Sin yel: Desalmado. También esforzado.
    Sin yerba: Muy pobre.
    Sobar: Castigar dando golpes. Suavizar algo a fuerza de tocarlo.
    Sobeo: Torzal, soga o lazo formado por dos o tres tiras de cuero crudo retorcido.
    Sobrecincha: Pieza de cuero, larga y angosta, que sujeta cojinillo y sobrepuesto.
    Sobrecostillar: Carne entre las costillas y el matambre.
    Sobrepaso: Marca en la que el caballo levanta a la vez la pata delantera y la pata trasera del mismo lado.
    Sobrepuesto: Pieza bordada que va sobre el cojinillo.
    Soga: Tira larga de cuero sobada que se usa en algunas prendas del apero.
    Sogazo: Latigazo.
    Solfiado: Achispado.
    Soliviar: Soliviantar. Hurtar.
    Soltar el rollo: Decir cuanto se tiene que decir.
    Soltar manija: Dejar un cargo.
    Soplar: Enviar.
    Sota: Naipe de mal presagio.
    Sotreta: Caballo inservible.
    Sudadera: Pieza de tela impermeable colocada directamente sobre el lomo del caballo.
    Sujetar el caballo: Detenerse.
    Sungar: Alzar.
    Surero: Del sur.
    http://www.latimer.com.ar

  • sacarse. Quitarse. Una prenda. Donde ustedes dirían "me quito la americana", nosotros decimos "me saco el saco". A veces el argentino puede llegar a ser un idioma increíblemente confuso.

    saco. Americana. Chaqueta que completa un traje. Nunca, o muy raramente, usado en el sentido de bolsa.

    salida de baño. No el acto de emerger de la ducha, sino la bata de toalla que se usa en tan relajantes circunstancias. Un albornoz, o sea.

    salsa blanca. Bechamel. Combinación de harina, leche, manteca (mantequilla) y sal que divide a la humanidad entre los que la hacen con grumos y la privilegiada minoría que logran homogeneizarla.

    salsa golf. Deporte que se practica a ritmo de danza caribeña... no me hagan caso. Es lo que se obtiene mezclando mayonesa con ketchup y cantidades menores de otros aditivos, o sea la hispánica salsa rosa.

    salsa rosa. Mezcla de salsa de tomates con crema de leche, bastante diferente entonces de su homónima peninsular.

    salto con garrocha. Salto con pértiga, deporte olímpico basado en aquello de "dadme un punto de apoyo".

    sándwich. Bocadillo. En Argentina no se entiende, por ejemplo, el término bocadillo de jamón, dado que inmediatamente lo asociamos con un bocadito. // NOTA POSTERIOR: desde Hispania me informan que ustedes tienen sándwiches, pero son sólo los que se elaboran con pan de molde: ésos se llaman en Argentina sándwiches de miga.

    seco. Sin blanca. Persona que se quedó sin dinero.

    semillero. Cantera. Las filosofías de ambos sistemas quedan reflejadas en los términos respectivos. En Argentina se ve al jugador promesa como una semilla que hay que cultivar y hacer crecer. En España, se lo ve como algo a explotar como se explotaría una reserva mineral.

    semillitas. Pipas. La palabra argentina refleja el hecho de que se trata de semillas de girasol, tostadas y saladas. La palabra española refleja el hecho de que son adictivas, igual que el fumar en pipa. El término pipas se está usando ahora en Argentina también.

    seña. Señal (en comercio) Cantidad de dinero que uno deja en una tienda como confirmación de la promesa de comprar algo.

    senda peatonal. Paso de cebra. Aunque se trata de rayas blancas sobre una calzada negra, lo cierto es que por allí pasan peatones, no cebras. (Por otro lado, las cebras lo que tienen es rayas negras sobre fondo blanco, pero ése es otro tema.)

    sorete. Moñigo. Lo que trae buena suerte si lo pisamos.

    sube y baja. Balancín. Juego de plaza en que dos niños, situados en los extremos de una tabla que pivota sobre una barra horizontal, se impulsan con sus pies con fuerza creciente, y gana el que primero logra que el otro salga proyectado por el aire.

    subte. Metro. Ferrocarril metropolitano subterráneo. En algún país debe de ser ferro.

    suspenso. Suspense. Castellanización total de un anglicismo que en España fue dejado como el original.

     

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • T

  • Sabálage: Conjunto de orilleros, chusma, Taba culera: Taba defectuosa o cargada que tiende a caer con el culo para arriba.
    Taba: Hueso astrágalo de la vaca, usado en un juego que los gauchos heredaron de los españoles.
    Tabas: Piernas, pies.
    Taco: Trago.
    Taita: Guapo, valiente.
    Tallar: Llevar la baraja. Intervenir, tener peso en algo.
    Tamango: Calzado rústico.
    Tan de madrugada: Tan prematuro.
    Tanteada: Embestir al enemigo para probar fuerzas.
    Tapao: Caballo o vaca cuya pelo es del mismo color, sin manchas. Caballo que se mantiene oculto o no se declaran sus condiciones para poder ganar con facilidad en las carreras. También hombre cuyas habilidades no se conocían.
    Tape: Indio. Persona de tipo aindiado.
    Tapera: Rancho abandonado. Rancho en ruinas.
    Tasajo: Carne puesta a secar al sol.
    Tata: Forma cariño de llamar al padre.
    Tata: Padre.
    Tauneras: De tahona.
    Taura: Guapo.
    Tautico: Táctico.
    Telebrajo: Telégrafo.
    Telefro: Telégrafo.
    Temerario: Que inspira temor. Sorprendente.
    Templar: Irse.
    Templarse: Comenzar a beber para calentarse. Emborracharse.
    Tendal: Conjunto de personas o cosas dispersas.
    Tenderse: Asustarse.
    Tendida: Espantada.
    Tener (o estar) con sangre en el ojo: Guardar rencor.
    Tener mala bebida: Tender al enfado cuando se está borracho.
    Tener mojarras en la cabeza: Tener ilusiones.
    Terne: Camorrero. Matón que suele estar protegido.
    Teruteros: Gritón, petulante. En el Uruguay: Despabilado.
    Ticholo: Dulce en forma de ladrillo de pasta de guayaba. También chicholo.
    Tiempo de la pajuela: Tiempo antiguo.
    Tiempo de ñaupa: Antiguo.
    Tiento: Tirilla de cuero crudo.
    Tierra adentro: Hacia el interior de la frontera.
    Tigre: Jaguar.
    Tigrero: Cazador de tigres. Hombre pendenciero. Matón.
    Tilingo: Tonto, pedante.
    Tioco: Desaliñado, rústico.
    Tipa: Cesto hecho de juncos o pajas.
    Tirador: Cinturón de cuero.
    Tirao: Acostado.
    Tirar a la marchanta: Tirar a rebatiña.
    Tirarse al suelo: Desmontar.
    Tirarse: Enfrentarse.
    Tiro a tiro: A cada vuelta, a cada mano. Todas las veces.
    Tiro: Cuchillada.
    Tocar aire: Temple especial que se daba a la guitarra. Decir claramente que se siente.
    Tocar la refalosa: Degollar.
    Tolda: Techo de la carreta.
    Toldería: Conjunto de toldos que levantaban los indios.
    Toldo: Vivienda compuesta de cueros atados entre sí y mantenida por palos.
    Tomado: Ebrio.
    Topada: Encuentro, choque.
    Tordillo: Mezcla de pelo negro y blanco.
    Tornear: Perjudicar.
    Torta frita: Torta amasada con harina, agua y sal que se fríe en grasa de vaca u oveja.
    Toruno: Animal que por defecto de castración conserva un testículo. Hombre de edad avanzada.
    Tosca: Piedra que suelen encontrarse en las orillas de ríos y lagunas.
    Tostado retacón: Caballo de pelo café oscuro, de patas cortas y rechoncho.
    Trabuco: Equivocación.
    Traer un embuchado: Llevar o tener algo para manifestar aprovechando la oportunidad.
    Trajinado: Embromado, perjudicado.
    Trajinar: Trabajar, hacer diligencias. Rendido, superado.
    Trajinista: Trabajador tenaz.
    Tramojo: Palo que se ata al cuello del animal para impedirle cruzar alambrados, correr o alejarse del lugar.
    Tranca: Borrachera.
    Tranquiador. Caballo acostumbrado a ir al paso.
    Trapisonda: Preparación criminal de un negocio.
    Trapos para golpear: Ajustar cuentas.
    Trasijado: Cansado, exhausto.
    Trasquila: Esquila.
    Treinta y una: Juego de naipes y billar cuyo punto mayor es treinta y uno.
    Trenzarse: Entrar en pelea.
    Tres marías: Boleadoras.
    Treses: Suerte empleada en el juego del monte.
    Trifulca: Pelea, alboroto.
    Triste: Tonada popular.
    Trompa 'e línea: Instrumento musical divulgado en el ejército y nombre del ejecutante.
    Trompa: Referencia irónica a la parte exterior de la boca de una persona, por comparación con el hocico.
    Trompeta: Vaca con un solo cuerno.
    Tropa: Conjunto de cosas, animales, carretas, etc.
    Tropear: Conducir la hacienda.
    Tropilla de un pelo: Animales agrupados de un solo color.
    Tropilla: Conjunto de caballos que obedecen a la yegua madrina que lleva un cencerro.
    Truco: Juego de cartas muy popular.
    Tucaña: Cucaña.
    Tuco-tuco: Pequeña luciérnaga (pirephorus punctatíssimus).
    Tucutucu: También tucutuco. Roedor similar al topo.
    Tuito: Todito.
    Tumba: Ración del soldado. Trozo de mala carne.
    Tumbiador: Jornalero que va de estancia en estancia más para comer que para trabajar.
    Túpido: Estúpido.
    Tusar: Cortar con tijeras las crines de los caballos. Trasquilar.
    Tuse: Crines recortadas de los caballos.
    http://www.latimer.com.ar

  • tablero. Salpicadero. Área alrededor del volante de un coche con un montón de relojitos y contadores que no tenemos la menor idea de lo que indican.

    taca-taca. Ninguna relación de ningún tipo con los andadores de los bebés. En argentino, taca-taca es un adjetivo y quiere decir "al contado", "contante y sonante".

    tacho. Papelera, cubo. Cesto para tirar papeles y otras basuras. También, cualquier recipiente metálico o plástico más o menos voluminoso. Popularmente, un tacho es un taxi. Irse al tacho es fracasar estrepitosamente.

    tacklear. Placar. Detener, rodeándole la cintura con ambos brazos, a un jugador de rugby que corre hacia nuestro ingoal, a un niño que se dirige a la computadora en momentos en que estamos instalando un programa o a una amante que avanza hacia nuestra casa con la intención de contarlo todo.

    taco. Tacón. Parte elevada de la suela del zapato femenino que, esgrimida como arma punzante, es capaz de disuadir a los hombres de cualquier intento de abordaje callejero. No se usa en el sentido de insulto ni de año de edad.

    talle. Talla. Ese numerito que está en la parte interna del cuello de las camisas, que los hombres no terminan nunca de aprenderles a sus mujeres. Una más de las irritantes palabritas que difieren en una sola letra, la suficiente para confundir.

    tambo. Vaquería. Establecimiento de producción de leche. Palabra realmente desconcertante —proviene del quichua—, pero con la que usan ustedes tampoco queda claro si es un negocio donde se venden vaqueros o qué.

    tano. Un italiano. Se deriva de napolitano. No se usa para halagar a los oriundos de la península itálica.

    tapado. Abrigo bastante grueso. Debería ser "tapador", porque el que es tapado es el usuario, pero así es el idioma.

    tarro. Además del recipiente, suerte. Una persona con mucho tarro es suertuda. No se usa tarro en el sentido de cabeza. Sí, en cambio —y esto quizá los desoriente— en el sentido de culo.

    tarta. Pastel de frutas o verduras, con base y, opcionalmente, tapa, ambas de hojaldre. No confundir con la tarta española, que vendría a ser nuestra torta. Qué lío, ¿no?

    tatadiós. Santateresa, mantis religiosa. Bicho bastante largo y gordo, verde, con patas delanteras aserradas y poderosas. La hembra se come al macho después de la cópula, pero por lo menos no antes.

    ta te ti. Tres en raya. El jueguito que nos permite matar el tiempo con nuestro compañero de al lado en cursos y reuniones soporíferas. También tenemos uno en que hay que alinear cinco crucecitas o circulitos, pero a éste le llamamos cinco en línea, no ta te ti to tu.

    tela. Pasta. Los argentinos tenemos más palabras para el dinero que dinero propiamente dicho.

    telgopor. Poliexpan. Poliestireno expandido con clorofluorocarbonos para contener helados y ensanchar el agujero de ozono.

    terapia intensiva. Unidad de cuidados intensivos. En un hospital. Cuando alguien está en ese lugar, lo normal es decir "está en terapia", lo que ustedes entenderían como un tratamiento psicológico. La sigla UCI no se entiende en Argentina.

    tintura. Tinte para el cabello de las mujeres y, cada vez con más frecuencia, de los hombres.

    tiradores. Tirantes. Tiras de tela que sirven para suspender de los hombros el pantalón. Para lo que ustedes llaman tirador (de un cajón, por ejemplo) no hay realmente una palabra en argentino.

    tiro libre. Lanzamiento de falta. Cuatro sílabas versus siete: no hay que ponerse a pensar mucho para determinar cuál denominación es más funcional.

    toallitas. Son lo menos parecido que hay a una toalla, aunque sí son pequeñas. Se trata de las compresas femeninas que mantienen a raya, o a veces no, a la menstruación.

    tomar. Se puede usar para beber, igual que en España, pero no para comer, a diferencia de España. Un argentino jamás va a decir que va a tomar el almuerzo, a menos que esté haciendo dieta líquida.

    tomar sol. Tomar el sol. La expresión argentina es más lógica. Definitivamente uno no está tomando todo el sol, sino una parte de él delimitada en el tiempo y en el espacio.

    topadora. Tractor oruga, buldózer. Conviene no toparse con ella.

    torta. Tarta. Lo que se sirve en los cumpleaños y las bodas. Nuestra tarta es otra cosa.

    traga. Otra palabra para "olfachón", si bien personalmente uso exclusivamente esta última. Significando ambas empollón.

    tragamonedas. Tragaperras. Una máquina en la que uno inserta monedas que van desapareciendo se tiene que llamar por lógica tragamonedas. En España, insólitamente, se llama tragaperras. ¡Vaya a saber lo que meten ustedes en esas maquinitas! // NOTA POSTERIOR: lectores peninsulares contribuyen a mi sapiencia poniendo en mi conocimiento que una perra era una antigua moneda de cinco céntimos de peseta, con lo cual sigue siendo ilógico el nombre tragaperras, dado que no valdría la pena instalar una máquina para tragar monedas que valen tan poquito.

    transar. En realidad este verbo lo usa la generación siguiente a la mía, pero ¿a quién no le gusta hacerse el jovencito? Significa besuquearse y manosearse, si es posible en público. (Tiene todo el aspecto de ser una palabra efímera, pero ése es el encanto de Internet: cuando se deje de usar, directamente la borro.)

    transferencia. Traspaso. Operación de cambio de titularidad de un coche, por lo común más costosa que el propio vehículo.

    tránsfuga. Maleante o crápula. Nunca usado en el sentido español de político que se cambia de partido, aunque éstos, como buenos políticos, suelen ser también tránsfugas en el sentido argentino.

    trapo rejilla. Bayeta. Paño formado por cordeles de algodón entretejidos formando una malla, que sirve para fregar el suelo y otras superficies.

    travesaño. Larguero [en el fútbol]. La palabra española no sería entendida de ninguna manera en Argentina.

    triple. Ladrón. Enchufe que permite tomar corriente eléctrica para tres aparatos. El término español parecería olvidar que la idea de este adminículo es compartir, no robar.

    trucho. Falso, ilegal, irregular. Un taxi trucho es uno sin licencia. Un diputado trucho es un ciudadano cualquiera que se mete en el Congreso y levanta la mano cuando están votando una ley. Una trucha trucha sería un comestible que tiene aspecto de pescado, se vende como pescado y está hecho de lombrices molidas.

    truco. Truque. Juego de cartas. De hecho, el juego nacional de la Argentina, del cual se abstienen sólo los que no toman mate ni comen dulce de leche.

    turno (de). De guardia. Aplicado a farmacias
    .
     

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • U

  • Una de a pie: Una pelea.
    Unco: Junco.
    Untar con sebo la mano: Sobornar.
    Uñate: Hurto.
    Uñatear: Robar.
    Uñir: Amarrar.
    Upite: Ano.
    http://www.latimer.com.ar

  • ufa. Si ustedes dispusieran de esta interjección, seguro que la usarían al leer este Diccionario. Denota fastidio, impaciencia, cariñoso enfado.

    ustedes. En Argentina esta palabra se usa para dirigirse a varias personas independientemente del grado de intimidad alcanzado con ellas. Los españoles se suelen sorprender al escuchar el ustedes dirigido a niños o perros.

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • V

  • Valiente: Interjección que denota leve asombro o con la que se resta importancia a algo.
    Valsa: Vals.
    Vandalaje: Vandalismo.
    Vaquianazo: Muy baqueano.
    Variar: Preparar un caballo para la carrera.
    Velay: Contracción por "vedla ahí". Utilizada como "Por ahí viene", "Mire usted", "aquí está", "tome usted", "ahí tiene". Exclamación de asombro o alegría.
    Ver venir: Anticipar, prever.
    Verde: Un mate. Mate amargo.
    Verija: Parte baja del vientre, ijares del animal.
    Verle la pata a la sota: Distinguir un indicio malo.
    Versada: Composición en verso.
    Versería: Conjunto de composiciones en verso.
    Viaje: Lanzar un golpe, un puñetazo, una puñalada. Desarrollo de un movimiento.
    Viaraza: Capricho.
    Vichar: Espiar.
    Vicio: Yerba, azúcar y tabaco.
    Vidorria: Vidurria. Buena vida, vida regalada.
    Vintén: Moneda uruguaya.
    Violín: Figurativamente el degüello.
    Virgüela: Por viruela.
    Virola: Anillo de metal que adorna las piezas del recado.
    Visteador: El que participa en una lucha simulada.
    Vistear: Esgrima de manos. También fingir lucha con armas.
    Vistear: Lucha simulada.
    Viuda: Fantasma.
    Vizcacacha: Especie de liebre que abunda en los campos argentinos.
    Volada: Ocasión.
    Volado: Adorno del vestido.
    Volantines: Volatineros.
    Volar: Irse.
    Volavero: Volaverunt.
    Voltiada: Volteada. Acto violento donde se derriba algún animal.
    Voluntario: Animoso.
    Volver por uno: Defenderlo.
    Volverse la vaca toro: Variación imprevista de una cosa.
    Voraciar: Voracear. Alardear.
    Voz de preso: Exhortación antes de proceder violentamente.
    http://www.latimer.com.ar

  • vagoneta. Esta palabra está exenta en Argentina de las connotaciones ferroviarias que presenta en España. Significa vago, holgazán, gandul.

    vainilla. Melindre. La pasta de panificación, no el remilgo.

    valija. Maleta. Esta última palabra no es desconocida en Argentina, pero resulta muy afectada.

    vaquita1. Mariquita. Pequeño coleóptero de vistosos colores. El nombre completo en argentino es vaquita de San Antonio, pero con vaquita solo ya se entiende.

    vaquita2. Bote. Fondo común para hacerle un regalo a alguien, o para cualquier otro fin colectivo. Ej.: "Hicieron una vaquita para comprar un ventilador para la oficina".

    ve corta. Uve. Es más lógico el nombre español, que evita confusiones. El término argentino violenta la lógica, ya que la v en todo caso es baja, no corta.

    vereda. Acera. El término español no se desconoce en la Argentina, pero está restringido al uso oficial: "Prohibido estacionar sobre esta acera".

    vesre. Al revés. Manera de hablar específica de ciertos núcleos, sobre todo en la ciudad de Buenos Aires, consistente en invertir el orden de algunas o de todas las sílabas de una palabra. Usado ante todo con sentido jocoso. La calle pasa así a ser la yeca, el café es el feca, un petiso es un tisope. Para otras palabras las reglas son un poco más complejas. Así, el vesre de "paisano" es "sopaina", y no el previsible "nopaisa", mientras que el de "calzoncillo" es "zolcillonca", en vez de "zoncillócal" o "cillocalzon". A veces ni siquiera hay identidad entre las letras de una palabra y su vesre. El vesre de "pelotas" (en el sentido de testículos) es "talipes". Y a veces ni siquiera coincide el número de sílabas: el vesre de "uruguayo" es "yorugua", y el de "pantalón", "lompa". Lo curioso es que un argentino sabe intuitivamente cuál es el vesre exacto de la más polisilábica de las palabras.

    vestuario. Vestidor. Lugar en donde las mujeres se ponen a dar alaridos si entra un hombre. O bien: lugar donde los hombres se ponen a gritar groserías si entra una mujer.

    viáticos. Dietas. Dinero que se entrega a una persona en viaje de negocios para cubrir gastos de alimentación, alojamiento, sobornos, etc.

    video. Vídeo. ¿Que dónde está la diferencia? En el acento. En argentino cae sobre la e. Nos apoyan los uruguayos, que no quisieran que a su capital se la empezara a llamar Montevídeo.

    vidriera. Escaparate. La palabra española no es desconocida en la Argentina, aunque resulta muy afectada.

    vidrio. Cristal. En Argentina, la palabra designa no sólo el material transparente que si se rompe lastima, sino también a los paneles que se hacen con el mismo: los vidrios de las ventanas, por ejemplo.

    villa miseria. Barrio de chabolas, parte de la ciudad conspicuamente ausente de la discusión en los tratados de teoría capitalista. Habitualmente reducido a "la villa".

    vincha. Diadema. Banda de tela con que los tenistas, entre otros, se ciñen los cabellos para que no les molesten durante su labor. Muchos se dejan el pelo largo sólo para poder usar una vincha con publicidad.

    vos. Tú. Se ha mantenido el vos como tratamiento íntimo, desplazando completamente al tú. Las formas verbales son las correspondientes a "vosotros", pero ligeramente modificadas (simplificadas): vos tenés (no tenéis), mirá esto (no mirad). La palabra vos se usa también en otros países de Latinoamérica, pero en ningún lugar con el grado de predominio absoluto y de normalización en todos los ámbitos (literatura, prensa, televisión, comunicaciones del gobierno a los ciudadanos...) que ha alcanzado en la Argentina.

    vuelta al mundo (la). Noria. En los parques de diversiones, rueda que gira verticalmente con la gente instalada de a dos en unos grandes estuches metálicos

    vuelto. La Academia acepta este argentinismo, definiéndolo como "vuelta del dinero entregado de sobra al hacer un pago". Como esto no se entiende, vamos a un ejemplo: si su compra vale $75 y usted pagó $100, el vuelto son $25.

     

Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • Y

  • Yaguaná: Ganado de pelaje cebrado. Piojo.
    Yaguanesa: Animal con una o dos franjas blancas a lo largo de la espina dorsal.
    Yegua muerta: Señal del paso de los indios.
    Yel: Hiel.
    Yerba: Yerba mate paraguaya.
    Yerbatear: Tomar mate, matear.
    Yerra: Hierra.
    Yesquero: Bolsita de cuero en que se lleva la yesca, el pedernal y el eslabón para hacer fuego.
    Yesquerudo: Guapo.
    Yunta: Se dice comúnmente del par de animales que realizan una misma tarea.
    Yuyo: Maleza.
    http://www.latimer.com.ar

  • yapa. Adehala. Ey, no me miren así, que ésta es la equivalencia que da el diccionario de la Academia. La definición es: "Cantidad de más que se suele ofrecer a un cliente". Agrego yo: "cuando el sobreprecio que uno está cobrando ya contrarresta holgadamente esa generosidad".

    yerba. Nada que ver con la marihuana. La yerba argentina es el Ilex paraguaiensis, planta nativa que básicamente contiene cafeína y con cuyas hojas secas y machacadas se prepara una infusión que se sorbe en un mate o poronquillo.

    yeso. Escayola. En Argentina los huesos se enyesan, no se escayolan. La palabra escayola sonaría a oídos argentinos como un achaque a remediar, no el medio usado para ello.

    yuyo. Malezas o, en general, hierbas, incluyendo aquéllas con las que se elaboran distintos tés.

    Volver al inicio de Jerga de Argentina

  • Z

  • Zafado: Atrevido.
    Zaino: Pelo de yeguarizo entre colorado y oscuro.
    Zapallada: Acto venturoso y casual.
    Zarco: Animal que tiene uno de los ojos con el iris casi blanco.
    Zobaipé: Saguaipé. Gusano parásito que origina estragos en el ganado lanar. Enfermedad causada por este parásito.
    Zoquete: Pedazo de carne.
    http://www.latimer.com.ar

  • zapallo. Calabaza. Sin embargo, dar calabazas se dice dar calabazas, no dar zapallos. En Argentina se usa también la palabra calabacita, pero aplicada a una cucurbitácea algo diferente.

    zapatillas. En España, calzado blando y ligero de entrecasa. En Argentina, calzado deportivo, del tipo que en otros países, confundiéndolo con el deporte, se llama tenis.

    zafar. 1. Salir airoso de un trance difícil: "Creí que me iba a morir encerrado en aquel ascensor todo el fin de semana, pero zafé y estoy aquí". 2. Eludir alguna obligación o responsabilidad: "Querida, no me esperes hasta tarde; me organizaron una reunión con unos empresarios japoneses y no pude zafar" (¡mentira!). 3. prnl. Permitirse lenguaje o actitudes indecorosas: "En cuanto toma dos copas se zafa y empieza a contar sus experiencias de sexo grupal".

    zonzo. Bobo, gil. A veces se usa con connotación cariñosa. Después de todo, uno suele querer a gente bastante lela.

    zorra. Vagoneta. Pequeño rodado sobre rieles que se tracciona humanamente subiendo y bajando una palanca.

    zorrino. Mamífero tristemente célebre por sus micciones malodoras o, en términos menos técnicos, su asquerosa meada. Ustedes lo llaman mofeta.

 

___________________________

Recopilado
de:

  • Fuente de estos artículos:
  • Autor: Alberto J. Miyara
  • www.elcastellano.org
  • www.latimer.com.ar
  • Para conocer otros términos:
  • www.jergasdehablahispana.org/
  • www.latimer.com.ar
  • www.tubabel.com

WIKIPEDIA - Autodefinida como un esfuerzo colaborativo por crear una enciclopedia gratis, libre y accesible por todos. Permite revisar, escribir y solicitar artículos.

   

 

                                                                                                           Principal Arriba Jerga de Agricultura Jerga de Arquitectura Jerga de Bolsa Jerga de Cocina Jerga de Contabilidad Jerga de Ecología Jerga de Economía Jerga de Filosofia Jerga de Geografía Jerga de Historia Jerga de Informática Jerga de Ingeniería Genética Jerga de Jurisprudencia Jerga de Linguística Jerga de Medicina Jerga de Museología