Formentera

Se encuentra a tres kilómetros del puerto La Savina, siendo el núcleo urbano más importante, capital de la isla. En su plaza se ubica el Ayuntamiento. Se encuentra la iglesia del pueblo, que en el siglo XVIII se utilizaba como fortaleza contra los bárbaros, y que con el tiempo, se ha convertido en refugio para los parroquiales del pueblo. En la plaza del Ayuntamiento es donde se celebran las fiestas y acontecimientos más importantes, que congrega a residentes y turistas, dentro de un ambiente festivo y tranquilo.   Es muy visitado durante el día debido a su gran cantidad de comercios, bancos, bares y el paseo, donde se encuentran numerosos tenderetes, que atraen a los turistas con multitud de objetos relacionados con la isla.   Su economía está basada en el sector turístico, principalmente.  Sus bailes, danzas y cantes refleja la influencia árabe. Unas pequeñas historias satíricas llamadas gloses han pasado de generación en generación. Mantiene sus costumbres, a través de sus fiestas, donde se visten los trajes típicos.  En cuanto a su rica gastronomía, basada en pescados y mariscos, aunque la carne también juega un papel importante. Destacan platos como el sofrito campesino, entremeses y pescado seco.  A la hora de hacer compras, los objetos que más gustan a los turistas son las alpargatas, y se puede visitar a diario un mercado artesanal de bisutería, lanas, ropa, artículos de piel, esparto, cerámicas e instrumentos musicales. Está en la calle principal todas las mañanas de verano, y los domingos por la tarde, en el Pilar, se celebra la Fira de la Mola, mercado artesanal con actuaciones musicales.

Formentera - Faro de la Mola

 

HISTORIA DE FORMENTERA

Si pulsas en la foto accederás a la galería de imágenes de esta ciudad.

 

 La presencia del hombre en Formentera se remonta al menos a 4.000 años. De la dominación romana queda como máximo exponente el campamento de Can Blai, en las cercanías de Es Caló. Tras el periodo de dominación árabe, Ibiza y Formentera fueron conquistadas por tropas catalanas en 1235. La emigración a tierras lejanas fue una constante hasta mediados del siglo XX. El turismo cambió de forma radical la economía y la sociedad de la isla. Los hippies contribuyeron de forma decisiva en darla a conocer y unir su nombre a un modo distinto de entender la vida y hacer turismo. El Estatuto de Autonomía de las Islas Baleares (1983) establece la doble oficialidad del catalán, lengua propia de las islas, y del castellano, lengua oficial del Estado, y devuelve las instituciones propias de autogobierno: el Consell Insular, el Parlament y el Govern de les Illes Balears.

Pasados los siglos, todavía no se sabe a ciencia cierta la procedencia de las manifestaciones folclóricas de Formentera, aunque resulta obvio que las reminescencias son árabes (mayormente en el canto) son muchos los matices que pueden hacer dudar de ello. Llama poderosamente la atención la simbología de la danza así como la singularidad de los instrumentos musicales que se utilizan, elaborados totalmente de forma artesanal partiendo de la base del uso de materias primas exclusivamente autóctonas.

Resultan muy espectaculares las vestimentas, sobre todo las de fiesta de la mujer, complementadas con una ´emprendada´ de oro (de precio incalculable) y que contrasta poderosamente con la vestimenta de trabajo totalmente negra y de una extrema sencillez. Enciclopedia Universal DVD ©Micronet S.A. 1995-2006.

 

MONUMENTOS

Iglesia ParroquialMuseo Etnológico, Ca Na Costa, Restos del poblado de Es Cap.

 

FIESTAS

Los patrones de las distintas poblaciones de la isla son la cita festiva obligatoria para residentes y turistas. Destacan las fiestas de San Jaime (en Sant Francesc) y la festividad del Carmen, patrona de la mar, con celebraciones en La Savina y Es Pujols. En temporada turística, cada domingo por la tarde se celebra en La Mola un mercadillo de artesanía; la autenticidad de todos los productos puestos a la venta está garantizada.
 

Fechas más importantes:

- San Juan: 24 de junio
- San Jaime: 25 de julio
- Santa María: 5 de agosto
- Día de la virgen del Carmen: 16 de julio
- San Fernando: 30 de mayo
- Día de la virgen del Pilar: 12 de octubre
- San Francisco Javier: 3 de diciembre

 

ECONOMÍA

Se basa en los cultivos de cereales (trigo), almendro, algarrobo y vid. Es importante el turismo. Destacan las poblaciones de San Francisco Javier, La Sabina y San Fernando.

 

COCINA CON ARTE

El pescado es el lujo de la gastronomía formenterense. Sea en ´guisat´ o ´bullit´ (dos variantes del caldero mediterráneo) o como parte esencial de un arroz (caldoso o seco), el pescado de Formentera es capaz de transformar cualquier plato en un compendio de esencia mediterránea.

Higos (frescos o secos), el queso de cabra y el excelente ´peix sec´ (pescado secado al sol que, una vez desmenuzado, se incorpora a las ensaladas) son algunos de los pequeños secretos de la gastronomía local.

Las reminiscencias de la cultura hippy perduran en buena parte de la artesanía que el visitante puede adquirir en Formentera. Los jerséis de lana tejidos a mano (rudos, cálidos y cómodos) son otra magnífica opción.

Coca de Verduras,  Flaó,  Greixonera de Sepia,  Lomo con Col, Frito de pulpo (al estilo de Formentera)

 

RESTAURANTES DE FORMENTERA

 

 

TURISMO

La isla, las playas y los monumentos.

Cap de Barbaria, Es Cap Alt, Es Pí D'En Catalá, La Mola, Las Islas de Freus, Platja del Migjorn y Costa de Tramuntana, Punta Prima, Ses Salines-S'Estany Pudent, S'Estany des Peix
 

PERSONAJES ILUSTRES

 

PUEBLOS DE FORMENTERA

La Savina

El puerto de la Savina sería el primer núcleo urbano a tener en cuenta, ya que es el único acceso que tiene el turista a la isla y, por lo tanto, de vital importáncia. Si algo caracteriza a La Savina es el continuo tránsito de embarcaciones: barcos que traen y se llevan turistas y formenterenses, pequeñas y grandes embarcaciones de pesca, y en verano un increíble número de embarcaciones de recreo capitaneadas por gentes que deciden pasar sus vacaciones estivales en el mar, recorriendo las costas mediterráneas.

La evolución del turismo ha provocado también la misma evolución en el puerto; lo que empezó siendo un amarradero para unas pocas embarcaciones de pesca, es hoy en día un puerto que da refugio a un gran número de embarcaciones, sobre todo en la época veraniega. Por el mismo motivo también ha crecido el núcleo urbano de La Savina: ahora una gran cantidad de bares, restaurantes y pequeños comercios rodean el paseo marítimo, dando más vida y color al pequeño puerto de Formentera.

Sant Francesc

A tres kilómetros del puerto encontramos San Francesc Xavier. Este sería el núcleo urbano más importante, considerado como la capital de la isla ya que en su plaza se ubica el Ayuntamiento. Justo en frente de él, se encuentra la iglesia del pueblo, iglesia que en el siglo XVIII se utilizaba como fortaleza contra los bárbaros y que, con el tiempo, se ha convertido en refugio para los parroquiales del pueblo. En la plaza del Ayuntamiento es donde se celebran las fiestas y acontecimientos más importantes, que suelen congregar a residentes y turistas por igual en un ambiente festivo, tranquilo y sobre todo acogedor. San Francisco es el pueblo más visitado durante el día debido a su gran cantidad de comercios y bares, y sobretodo el paseo, donde se encuentran numerosos tenderetes hippies, que atraen a los turistas con multitud de objetos relacionados con la isla. Todo esto hace de este pueblo la capital de la isla y un sitio de visita obligatoria durante el día.

Sant Ferran

Siguiendo en la misma carretera que sale del puerto y después de pasar por Sant Francesc, el siguiente pueblo a visitar es Sant Ferran, sitio de paso obligado para ir a La Mola ó Es Pujols y que ofrece gran variedad de bares y restaurantes a los que se puede ir a comer o simplemente a tomar una copa y observar tranquilamente el paso de la gente que visita el pueblo. En Sant Ferran se encuentra uno de los locales más míticos y con más historia de la isla: La Fonda Pepe, que en los años 60 ya tenía sus puertas abiertas al público y desde entonces es visitada por todo aquel que desee disfrutar del tranquilo y auténtico ambiente hippie de la isla, ya que a pesar de los años este es uno de los pocos lugares que apenas ha cambiado con el tiempo.

La Mola

sin salir de la carretera principal, la siguiente parada después de San Ferran es La Mola, el pueblo más alejado, ya que se sitúa en el punto más alto de la isla, a unos 15 kilómetros de Sant Ferran. Se puede decir que este es uno de los pueblos más tranquilos, ya que debido a la distancia, no es tan frecuentado por los turistas y hay pocos comercios y restaurantes. Su mayor atractivo es el mercado hippie que se abre dos veces a la semana y que atrae a multitud de gente. Otro de los atractivos de este pequeño pueblo es el faro, situado sobre los acantilados, desde los cuales se pueden ver unos maravillosos atardeceres y disfrutar de la soledad del lugar.

Es Pujols

El último núcleo urbano y seguramente el que más dirigido al turismo está; Es Pujols. Se llega a este pueblo desde la salida del puerto o bien a través de Sant Ferran. Solo entrando en este pueblo se nota que el ambiente es muy diferente al resto, sobre todo por la noche. La gran variedad de comercios, restaurantes, bares, pubs y discotecas hacen de este lugar el paraíso del turista. Ya sea de día o de noche, el flujo de gente en Es Pujols es continuo; de día se puede disfrutar de sus playas, y de todos sus comercios. Por la noche reina el ambiente festivo, sobre todo en los pubs y en el paseo marítimo, donde el mercadillo hippie atrae a la gente y el ambiente festivo se mezcla con el aroma del mar. Fuente: http://www.formenterareservations.com

 

ESCUDO DE FORMENTERA

Fuente de algunos de estos artículos: formenterareservations.com/pueblos

 

MAPA DE FORMENTERA POR GOOGLE MAPS

 

 
Ver mapa más grande

 

 
   
 
Búsqueda personalizada

Principal Arriba Monumentos y Fiestas