La cocina internacional

 

 

 

 

 

En las iglesias deberían predicarse sermones sobre la dieta por lo menos una vez a la semana
Lichtenberg

______________________

¿No encuentras lo que buscas? HAZLO EN EL BUSCADOR GOOGLE

No es extraño que las enfermedades sean innumerables: no hay más que contar a los cocineros
Séneca

______________________

INTRODUCCIÓN

La cocina también es otra forma de aprender una cultura. Los sabores, los olores marcan la diferencia entre uno país y otro. Por eso, hemos querido plasmar en este curso todas y cada una de las características de la cocina china, japonesa, árabe, entre otras, así como, ideas de menús tipo de cada cultura.

LA COCINA JAPONESA

La población japonesa es bastante longeva y, en ello, influye claramente la alimentación basada, principalmente, en productos frescos como el pescado y la carne, dejando atrás las comidas pesadas y los alimentos grasos.

Se trata de una cocina milenaria, rica en productos frescos y que ha aprendido a usar las grasas en su justa medida, proporciona a los japoneses una dieta muy equilibrada que no tiene nada que envidiar a la mediterránea.

La cocina de cada país es muchas veces consecuencia de su cultura y de sus condiciones geográficas. En el caso de Japón nos encontramos con una isla pequeña, muy montañosa y húmeda, con diferencias grandes entre las cuatro estaciones del año. Todo esto ha dado origen a una cocina regional en la que abundan los productos frescos tanto de mar como de montaña. Otro dato importante sobre este tipo de cocina es que los productos se cocinan muy poco lo que ayuda a mantener todas las propiedades de dichos alimentos.

La cocina tradicional japonesa procura que en cada comida haya alimentos de todos los reinos: verduras de hoja, algas, raíces, troncos, frutos, semillas, pescado, carne (en pequeñas cantidades). El arroz, por supuesto, es el elemento imprescindible por excelencia.

A la hora de comer, los platos no se presentan uno detrás de otro como sucede en los países occidentales, sino que se sirven todos de golpe. Normalmente se suele empezar con sopa y después verduras o pescado acompañados de arroz.

El arroz es el ingrediente imprescindible de la cocina japonesa, y la base de muchos de sus platos y, aunque parece sencillo, cocer el arroz requiere su técnica. Aunque hoy lo hacen usando aparatos eléctricos que controlan exactamente el tiempo y la temperatura, hasta hace relativamente poco se cocía muy cuidadosamente, respetando escrupulosamente el tiempo de cocción y la cantidad de agua, y escuchando el sonido que producía al hervir. Sólo cuando ese sonido era crujiente, se consideraba que el arroz estaba en su punto.

INGREDIENTES BÁSICOS

Veamos algunos ingredientes básicos que podemos encontrar en cualquier menú típico de Japón.

Condimentos de sésamo y algas: mezcla de nori picado, semillas de sésamo tostadas y sal. Para sazonar ensaladas, pasta y platos de huevo.

Daikon: rábano blanco alargado, que se sirve rallado o cortado fino como decoración, o marinado en una mezcla de salsa de soja y azúcar. Se puede comprar fresco o en conserva.

Dashi: concentrado de caldo básico en la cocina japonesa, elaborado con bonito y algas secas. Se vende envasado en copos, granulado o molido. Para prepararlo añadir agua caliente.

Harina para tempura: harina muy fina, que aporta al rebozado una textura ligera y espumosa.

Jengibre en conserva: láminas frescas y finas de color rojo intenso o rosa, de jengibre en vinagre. Se usa en los platos de arroz y como decoración. Es refrescante, con un sabor muy picante.

Mirin: variante dulce del sake, de baja graduación, usada sólo para cocinar. Para endulzar salsas, platos a la parrilla y glaseados.

Miso: pasta de soja fermentada. Existe en las variedades amarilla, roja, marrón, marrón claro y blanco, que se diferencian en el sabor y la textura. Se utiliza en sopas, salsas y adobos.

Nori: la forma más común de alga marina seca usada en la cocina japonesa y coreana. Se vende en forma de láminas o en tiras, al natural o tostada. Si se vuelve a tostar sobre el fuego, el nori se refresca y sabe a nueces.

Sake: vino de arroz, para beber o cocinar.

Salsa de soja: llamada shoyu, es mucho más clara y dulce que la variedad china.

Tofu: pasta de semillas de soja, de color blanco. Se encuentra en textura firme o muy blandas. Absorbe el sabor de las especias y las salsas.

Wasabi: pasta elaborada a partir de la raíz del rábano picante. Es extremadamente picante.

COCINA JAPONESA - EL SUSHI

El sushi es el plato típico de Japón por excelencia. El arroz y las algas son los ingredientes más importantes y de su calidad depende el sabor de un buen sushi.

Las dos formas más conocidas son sushi norimaki (varias clases de pescado crudo, cortados finos y enrollados en alga nori con arroz y un poco de wasabi encima) y el nigiri sushi que se presenta en forma de bolas de arroz que encima se pone un trozo de pescado pegado con un poco de wasabi.

Algas.- Las algas son principalmente plantas acuáticas que viven tanto en agua dulce como en agua salada. Este alimento ocupa el 25% de la dieta porque contienen muchos valores nutricionales. Puede parecer un tanto extraño el uso de este tipo de alimento en la cocina pero países como Alemania y Austria ya lo utilizan para realizar el Algenbrot, un pan de cereales al que se le añaden algas disecadas en la harina.

A pesar de que existen más de 25.000 especies de algas no todas se pueden utilizar en la cocina. Se calcula que sólo unas 50 son comestibles.

Hay más de 25.000 especies de algas y hay que tener en cuenta que no todas pueden ser utilizadas en la gastronomía.

El arroz.- El arroz blanco japonés conocido como Gozan es el ingrediente principal a la hora de preparar cualquier plato y, en especial, el sushi. Como todo, el arroz tiene su técnica para que esté bueno, lo ideal es respetar las cantidades y los tiempos. Para 250 gr.de arroz blanco se necesitan 200 ml. de agua, en la que hay que poner el arroz a remojo durante 15 minutos después de haber sido lavado con agua fría y bien escurrido. Después del remojo, se lleva el arroz a ebullición a fuego medio hasta que el arroz empiece a absorber el agua. Entonces se tapa, se baja el fuego y se deja cocer 15 minutos.

A partir de este momento es cuando se sube el fuego y se escucha el sonido del arroz. Si éste es crujiente significa que está en su punto.

MENÚ TIPO JAPONÉS - TEMPURA Y SUKIYAKI

En esta lección nos centraremos en ofrecer un menú tipo japonés.

Tempura

Ingredientes:
- Verduras variadas (cebolla, champiñones, pimiento, berenjenas, espárragos, calabacines, zanahoria),
- Pescado y marisco variado (lenguado, salmón, gambas, langostinos, calamares),
- Aceite de girasol,

Para el rebozado
- 500 ml. de agua muy fría,
- 500 gr. de harina de trigo,
- 2 yemas de huevo,
- sal

Para la salsa de tempura
- Salsa de soja,
- Caldo de bonito,
- Salsa de mirin,
- Un poco de jengibre fresco picado.

Elaboración: lavamos el marisco y la verdura, y la troceamos y secamos. Por otro lado, batimos los huevos, incorporamos el agua y volvemos a batir. Añadimos la harina y la sal, pero sin dejar una pasta fina, ya que tiene que quedar ligeramente grumosa. Rebozamos cada trozo de verdura y freímos en aceite bien caliente. A continuación, en otra sartén, para no mezclar sabores, rebozamos y freímos el pescado y el marisco. Ponemos los ingredientes sobre una servilleta o papel de cocina para que absorban la grasa. Se comen mojados en la salsa especial para tempura.

Para elaborar la salsa, ponemos cuatro cucharadas de cada salsa y 100 ml. de caldo de bonito. Lo hervimos y lo dejamos que cueza durante dos minutos. Incorporar el jengibre y una vez removido, estará listo para servir.

Sukiyaki

Ingredientes
- 750 gr. de ternera,
- 200 gr. de shirataki (fideos finos japoneses),
- 6 cebolletas,
- 500 gr. de tofu,
- 150 gr. de champiñón,
- 175 gr. de berro,
- 4 huevos,
- salsa de soja,
- aceite de girasol

Para el caldo
- 600 ml. de caldo de pollo,
- 3 cucharadas de salsa de soja oscura,
- 1 cucharada de mirin,
- 4 cucharadas de sake,
- 2 cucharaditas de azúcar.

Elaboración: primero hacemos el caldo dejando cocer todos los ingredientes en una olla. Lo dejamos aparte. Ponemos los siguientes elementos para los comensales: un tazón con arroz hervido, un plato con un huevo crudo y otro bol con un poco de salsa de soja.

Ponemos en un recipiente especial de sukiyaki o en una fondue un poco de aceite y lo calentamos. En el aceite vamos friendo la carne. Una vez hecha, introducimos parte de las cebolletas, champiñones, tofu y berro. Se saltea y se cuece con un poco de caldo y fideos. Una vez hecho, cada comensal mezcla el huevo crudo con caldo y soja, y con el guiso. Se va rellenado la cacerola de sukiyaki a medida que se vaya quedando sin ingredientes. El arroz se come como guarnición o solo.

* Estas recetas han sido proporcionadas por Platodeldia.com.

LA COCINA MEXICANA

La cocina mexicana se caracteriza, especialmente, por ser picante y por la variedad de ingredientes que utiliza, ya que combina todo tipo cocinas. Este tipo de cocina se remonta al período prehispánico, concretamente a la cultura del maíz ya que este producto era básico para la elaboración de muchos platos.

En los últimos trescientos años, la gastronomía mexicana -nacida del mestizaje- no ha cambiado mucho. El chile, los frijoles, los tamales y la vainilla son alimentos asociados por antonomasia a su cultura culinaria.

Chile: es un producto muy utilizado para aderezar ensaladas y carnes, pero también puede tomarse crudo. También se utiliza como remedio curativo. Tiene propiedades astringentes, purificadoras y expectorantes. Existen distintas variedades, que se diferencian entre sí por el tamaño, color, forma y sabor. Pueden ser dulces o picantes.

Los frijoles: junto con el chile, son, probablemente, los dos productos mexicanos con mayor fama internacional. Alubias o judías. Uno de los principales alimentos de los mexicanos. Hay muchas variedades (bayo, negro, canario, ayacote, meco, catarino) y se prepara de muchas maneras (borrachos, de olla, refritos, colados, charros, enchilados, maneados, puercos, etc.).

Los tamales: se elaboran con una pasta de maíz que se rellena de distintas mezclas y se envuelve en hojas de diferentes plantas. Los hay picantes rellenos con chile verde, mole poblano, carne de res, gallina, guajalote, pescado, marisco, frijol, verduras... en cantidad variable según el gusto. Y, también dulces con cacahuete, pera, canela, anís, pasas...

La vainilla: de origen estrictamente mexicano. Actualmente se utilizaba para perfumar el chocolate, bebida reconstituyente de cacao originaria, también, del país azteca. Actualmente resulta imprescindible en la elaboración de carnes, dulces y mezclas aromáticas de muchos condimentos en todo el mundo.

Nachos: se trata de un plato muy fácil de hacer, tan sólo necesitas nachos que son una especie de Doritos, queso Cheddar y dos o tres trozos de chile o jalapeños que son unos pimientos verdes muy picantes. En un plato grande ponemos una buena base de nachos, encima abundante queso y dos o tres trozos de jalapeños. Ponemos en el microondas dos minutos o así y servimos inmediatamente.

Quesadillas

Ingredientes
Para las tortillas de maíz
- 2 tazas de harina de maíz especial para tortillas,
- 1 taza de agua tibia,

Para las quesadillas
- 12 tortillas de maíz,
- un poco de harina,
- 12 lonchas de queso para fundir.

Elaboración: las tortillas puedes encontrarlas ya hechas en las grandes superficies, pero valorarás mucho más tu trabajo si las haces tú mismo. Lo único que hay que hacer es mezclar la harina con el agua y trabajar la mezcla hasta conseguir una masa que no quede muy seca, pero tampoco pegajosa. Después, proceder a dividir la masa en dos, luego cada mitad a su vez en dos y así sucesivamente hasta conseguir 16 porciones que moldearemos en forma circular. Recortar dos círculos de algún material plástico rígido y colocar cada bola de masa entre los círculos para, seguidamente, presionar con la ayuda de un plato hasta conseguir una lámina cuanto más fina mejor. Estos círculos de plástico pueden conseguirse cortando una bolsa de plástico limpia.

En una sartén calentaremos aceite e iremos echando las tortillas una a una ya sin los plásticos. Daremos la vuelta a la tortilla cuando veamos los bordes hechos y retiraremos la tortilla de la sartén cuando se hinche un poco. Para que se mantengan calientes, las iremos apilando en un plato y las cubriremos con otro plato.

Para hacer las quesadillas, tomaremos una tortilla y la quitaremos una de las capas del plástico sustituyéndola por una loncha de queso que no toque los bordes. Nos ayudaremos de la otra capa plástica para doblar la quesadilla a modo de empanadilla, presionando los bordes y enharinando el conjunto. Las iremos dejando listas y preparadas en una bandeja enharinada donde se reservarán antes de pasar a la sartén.

Deben freírse en una sartén con el fuego medio ya que la masa debe hacerse bien por dentro. Estarán prefectas cuando estén doradas por los dos lados. En ese momento, las retiraremos a un plato que tenga un papel de cocina absorbente que evite que queden muy grasientas.

Sugerencias: para que las quesadillas queden más jugosas y aguanten más en la sartén, es importante que la tortilla que envuelve el relleno no sea demasiado fina. Por otro lado, además de servir para las quesadillas, las tortillas son para los mexicanos el equivalente a nuestro pan. Es mejor tomarlas recién hechas pero si te sobran, las puedes cortar en triángulos y freírlas en abundante aceite para degustar los famosos 'nachos', muy sabrosos con 'guacamole'. Por último, señalar que las quesadillas admiten muchos más rellenos, desde el jamón york complementando el queso hasta las flores de calabaza rehogadas con ajo, cebolla y perejil.

Mole poblano

Ingredientes
8 chiles mulato secos,
4 chiles ancho secos,
4 chiles pasilla secos,
2 chiles chipotle secos,
un pavo pequeño,
4 cucharadas de manteca de cerdo,
4 cucharadas de semillas de sésamo,
1 taza de almendras peladas,
1 tortilla de maíz,
2 dientes de ajo,
1 cebolla picada,
una pizca de clavo,
una pizca de canela,
una pizca de anís,
6 granos de pimienta negra,
50 grs. de pasas,
3 tomates pelados,
50 grs. de chocolate amargo,
caldo de pollo,
sal.

Elaboración: poner los chiles secos en una fuente de horno, colocándolos en el fondo y dejándolos reblandecer en el horno caliente durante un par de minutos. Se les quitan los tallos y las semillas, y se cubren con agua hirviendo en un cuenco. Se dejan en remojo durante una media hora.

El pavo se corta en porciones y se fríe hasta dorarlo en la manteca que se habrá colocado en una cazuela ancha. Las porciones de pavo se reservan.

Se fríen las semillas de sésamo y las almendras en una sartén a fuego moderado hasta dorarlas. La tortilla se corta en tiras y se calientan hasta que queden crujientes en la sartén. Las semillas (menos una cucharadita que reservaremos), las almendras y las tiras de tortilla se trituran junto con los ajos, la cebolla, las especias, las pasas, los tomates, la sal y los chiles escurridos.

El agua de los chiles se añadirá si fuera necesario para darle una consistencia de puré. Ese puré se une a la grasa que ha quedado en la cazuela y se pone unos minutos a fuego lento sin dejar de remover. Se añaden las porciones de pavo reservadas, el chocolate y se cubre con el caldo. Después de que haya echado a hervir se deja cocer a fuego lento casi una hora, hasta que el pavo esté bien tierno y la salsa se haya reducido.

Se adereza luego con las semillas de sésamo que hemos reservado. Se puede acompañar de arroz y tortillas.

Jamoncillo

Ingredientes
- 1 litro de leche,
- 1 cucharada de esencia de vainilla,
- 1 rama de canela,
- ½ kg. de azúcar,
- 1 cucharadita de bicarbonato

Elaboración: la leche, el azúcar, la esencia de vainilla, la rama de canela y el bicarbonato se colocan en una cacerola y se dejan hervir a fuego lento por un tiempo aproximado de 35 minutos sin dejar de remover. Cuando dé el primer hervor, retirar la canela en rama. Tendremos que esperar a que la mezcla esté a punto de bola y, sin dejar de remover, se retira del fuego.

Después, una vez espesado y aireado, se vierte en un molde cubierto con papel antiadherente y se deja en el refrigerador al menos tres horas. Cuando se desmolda una vez haya cuajado, se corta en cuadraditos.

Sugerencia: para espesarlo más, se pueden unir a la mezcla yemas de huevo una vez empiece a hervir. Para darle otro sabor, en este momento también se puede mezclar con piñones, almendras o nueces trituradas.

LA COCINA ÁRABE

La cocina árabe se parece mucho a la cocina mediterránea por su gran variedad de alimentos: aceite, legumbres, fruta, carne de cordero y pescado. Sin embargo, muestra una gran peculariedad que la diferencia, el uso de mucho picante y especias. Históricamente, las especias se utilizaban para disimular el mal sabor que pudieran tener los alimentos por su mala calidad o por la falta de aparatos de refrigeración.

El trigo y el arroz son la base de la alimentación árabe. El primero porque se utiliza mucho para hacer tortas o bollos y el segundo porque es indispensable para acompañar carnes, verduras o potajes.

Curry: los polvos que actualmente conocemos provienen de una planta, la Murraya koenigi, el árbol que da las hojas del curry que poseen aceites esenciales que también se utilizan para problemas de estómago, falta de apetito, naúseas o mordeduras de serpiente.

Si vamos a una tienda a comprar un frasco de polvo o pasta de curry, efectivamente no se adquieren sólo las hojas del curry, frescas o secas, enteras o molidas, ya que a lo largo de los siglos se ha producido un fenómeno de malentendidos. Esto ha internacionalizado un polvo amarillo que todos conocemos como curry.

Existen muchas versiones sobre los componentes de este polvo amarillo. Por ejemplo, el que proviene de Tailandia contiene: té, limón, chiles verdes, ajo, polvo de camarón, semillas de cilantro, cáscara de lima kaffir, galangal, pimienta, comino y cúrcuma.

Este condimento, al igual que las especias, fueron durante siglos la forma más segura de conservar los alimentos contra el caluroso clima que propicia su descomposición.

El cuscús: es el producto más emblemático de la cocina árabe. Se trata de una pasta de sémola de trigo, cocinada al vapor. Normalmente se acompaña con carne o verduras. También es importante el hummus bi tahine o puré de garbanzos.

El Kebab: se trata de un pincho de carne adobada de origen árabe. En Turquía se llama Doner Kebaps. El principal ingrediente de estos bocadillos es la carne asada de cordero que se corta en tiras, después se introduce en el pan de pita, acompañado de verduras y salsas picantes, de ajo o crema agria.

El Kebab

El kebab es uno de los platos típicos de la cocina árabe por su gran aporte energético y por ser muy completo en nutrientes. Se elabora con carne, vegetales, un pan especial y se acompaña de varios tipos de salsas.

Cada vez vemos más establecimientos que ofrecen comida rápida y uno de ellos es el que ofrece los conocidos Kebabs o pinchos de carne adobada. En Turquía se los llama Doner Kebaps, los árabes los conocen como shawarma y en Grecia, se los denomina Gyros. Otra forma de comida rápida procedente de Oriente Medio.

Los Kebabs están compuestos de carne asada de cordero o de vaca que se cuece en un asador vertical que va dando vueltas. Esta carne se va cortando en tiras y se incorpora dentro de un pan especial que parece una bolsa. Luego se añade cebolla, tomate y otras verduras. Para acompañar se utilizan diversos tipos de salsas (picante, de ago, agria...)

Ingredientes para realizarlo

1 kilo de chuleta de ternera, 200 gramos de cebolla, 200 gramos de tomates, 100 gramos de pimiento verde. Para el marinado: 1 diente de ajo, 2 decilitros de aceite de oliva, 2 cucharadas de vinagre, el zumo de medio limón, una pizca de sal, 2 cucharadas de salsa de tomate, 1 cucharada de mostaza, una pizca de pimienta y una pizca de pimentón.

Como se elabora.- Veamos paso a paso cómo cocinar este delicioso plato árabe. En primer lugar, se elabora el marinado donde se va a introducir la carne. Para ello, se pica el ajo y se mezcla con el resto de los ingredientes del marinado batiéndolos con la batidora hasta formar una salsa homogénea.

- Por otro lado, se corta la carne en dados regulares y se introducen en el marinado durante 2 horas conservado en la nevera.

- Se trocean el tomate, el pimiento verde y la cebolla del mismo tamaño que la carne.

- Se saca la carne del marinado y en unos palos o varillas de brochetas intercalamos la carne y las verduras.

- Se asa a la plancha o a la parrilla y se acompaña de un poco de arroz cocido como acompañamiento. Finalmente, servir caliente.

Ensalada de Cous cous

Ingredientes
- 3 tomates,
- 350 gr. couscous,
- 250 gr. mozarella o cualquier otro queso fresco,
- zumo de limón,
- aceite de oliva,
- albahaca,
- sal.

Elaboración: introducimos el couscous en un recipiente y le añadimos agua hirviendo hasta que quede cubierto. Se tapa con un trapo grueso y con un poco de aceite de oliva lo removemos. Lavar y cortar los tomates. Picar la mozarella y las hojas frescas de albahaca, e incorporar todo al couscous. Aliñar con medio vaso de zumo de limón, aceite y sal. Se pueden añadir a la ensalada frutos secos y pasas, y otros vegetales, como escarola, lechuga o col.

Kammuniya -Carne con comino

Ingredientes
500 gr. de carne de ternera,
1 cebolla,
1 cucharada de comino molido,
5 dientes de ajo,
1 vaso de tomate triturado,
aceite de oliva,
sal,
pimienta.

Elaboración
Pelamos, rallamos y freímos la cebolla en aceite bien caliente. Una vez dorado, echar la carne, troceada en dados y mover bien hasta que el agua se haya absorbido. Incorporar los ajos machacados y dorar. Poner el tomate, salpimentar y dejar freír tapado. Remover e incorporar agua si la carne se queda seca. La ternera debe estar tierna.

Maskina

Ingredientes:
400 gr. de harina,
300 gr. de azúcar en polvo,
200 ml. de nata,
aceite de oliva,
frutos secos.

Elaboración:
Elegir una gran variedad de frutos secos y machacarlos, sin que lleguen a estar molidos. Unir el azúcar, la nata y la harina, hasta hacer una masa. Untamos un molde con aceite y ponemos la mezcla dentro. Untamos con aceite y ponemos sobre la masa de manera uniforme los frutos secos. Introducir al horno precalentado y dejar cocer a temperatura media. Se sirve fría.

LA COCINA ALEMANA

La cocina alemana se caracteriza por ser abundante y con cierta sustancia. Esto se debe a las bajas temperaturas que se registran durante el invierno en Alemania. Sabores fuertes como el Chucrut y platos con alto nivel calórico como las salchichas.

Al hombre alemán le gusta comer bien, sentarse en una mesa delante de un buen estofado de carne o una salchicha asada acompañada de multitud de salsas. De postre, un trozo de Apfelstrudel que consiste en un rollo relleno de manzana. Todo ello, acompañado de gran variedad de panes y cervezas.

La salchicha.- Es el elemento característico de la cocina alemana. Dicen que Alemania posee casi 1.500 tipos diferentes de salchichas. Con esta amplia variedad y la fácil cocción no es de esperar que sea el alimento preferente de este país de Europa Central. La salchicha se hace con carne de cerdo picada que previamente ha sido aderezada para que su sabor sea uno u otro. Posteriormente se embute en una tripa delgada de un tamaño más largo o más corto.

En cada región hay un tipo de salchicha especial; roja o negra, poco o mucho condimentada, más pequeña o más grande, picante en mayor o menor medida.

Platos típicos.- Aunque el plato más conocido popularmente sea la salchicha, también existen otras delicidas de la gastronomía alemana. Platos menos conocidos son el Leberkäs de Baviera, el Spätzle (especie de tallarines cocinados) de Bade-Wurtembergo o el Pickert de la región de Westfalia, son especialidades que muestran la riqueza de la cocina alemana y su profunda raigambre.

Entre lo más típico destaca la salsa Wurst, muy popular, pudiéndose preparar de mil formas. Entre las variedades regionales está el Bratwurst, salsa con especias; Weisswurst, salsa de carne; y el Blutwurst. Otros platos tradicionales son el Eisbein, el Rippeenspeer, el Rotwurst, el Rostbrätl y el Schnitzel (filete de ternera poco hecho). Un postre muy popular es el Schwardzwälder Kirschtorte un pastel elaborado a base de frutas del bosque.

La cerveza.- Y si la salchicha es conocida internacionalmente, más conocida es aún la cerveza. Para la población alemana es tan importante la cerveza como el comer bien. Representa una parte imprescindible de su cultura gastronómica y con ella pasa lo mismo que con las salchichas, la variedad es enorme.

En tierras alemanas es posible encontrar cervezas de todo tipo, más oscuras como la Dunkel o la Altbier, más rubias como la Pilsen; con sabor intenso o suave; más dulce o amarga, etc. El país cuenta con el 40% de las fábricas de cerveza de todo el mundo y Baviera es el centro geográfico donde se aglutina el mayor número de ellas.

Además del cerdo, las patatas y el Chucrut, las mesas germanas son frecuentadas por los pescados ahumados, el marisco, el queso de Maguncia, la tarta de manzana y los famosos vinos del Rin.

LA COCINA ITALIANA

La gastronomía italiana no se basa única y exclusivamente en la tradicional pasta, sino que la verdadera cocina es aquella que se elabora de forma artesana: marisco, sopa, salsas, ensaladas y guisos. Tampoco podemos dejar de lado la gran cantidad de quesos y vinos de la Toscana, así como los helados.

Un menú típico de Italia podría ser pasta o rissoto, carne o pescado acompañado de verduras. De postre un poco de fruta con helado y una taza de café.

Entre las salsas más tradicionales se pueden encontrar: salsa pesto (de albahaca y ajo, a la Italiana, a lo Fiama), salsa bechamel de verduras, salsa de hongos, salsa Due Formaggi... Los quesos italianos son muy variados: Ciago, Mozzarella, Parmesano, Crescenda, Robiola...

Italia, al igual que España, es una península, y por ello está rodeada de mar y la dieta diaria de sus habitantes es muy rica en pescado, sobre todo, atún, sardinas, pez espada y gran variedad de mariscos, empleados para acompañar sus pastas, salsas, sopas, guisados...

Respecto a la carne, podemos destacar la ternera, el pollo y el conejo como algunas de las alternativas que se presentan en los guisos italianos, acompañadas de las más variadas especias. Sin embargo, encontramos un plato muy típico de Italia donde se combinan la mayoría de los ingredientes que forman la dieta mediterránea: la lasaña, sus ingredientes básicos son ternera picada, queso y unas laminillas de pasta, todo bien horneado. El estofado de pollo al limón o el de conejo al orégano con panecillos de hierbas son otros de los platos suculentos de la cocina tradicional italiana.

La base de la comida italiana es, sin duda, la pasta y sin ella muchos de sus platos quedarían muy pobres. Ésta se puede acompañar con algún tipo de salsa, queso y demás ingredientes. Sacar el máximo partido a la pasta no es una tarea fácil, la cocción tiene que estar en su punto justo, "al dente" y para que sea así, se recomienda utilizar un recipiente específico para la pasta, como una cazuela de pasta. Los cocineros más expertos aseguran que si se vierte un vaso de agua fría justo antes de retirar la olla del fuego la pasta quedará suelta e impedirá que ésta se pase.

En cuanto al postre, hay que decir que el helado italiano ha conseguido una fama que le identifica como uno de los mejores del mundo. Su elaboración artesanal y su suave textura lo convierten en una de las delicias más buscadas. También podemos obtar por unos profiteroles o un exquisito tiramisú.

LA COCINA ITALIANA - EL CAPACCIO

Los humanos han luchado durante milenios por conseguir alimentos más sabrosos mediante la cocción. Eso fue la evolución natural, pero de repente a un pintor se le ocurre que crudos algunos alimentos como la carne, son más sabrosos. Así nace el carpaccio.

Primero surgieron las recetas con verduras, hortalizas y otros vegetales crudos. En un momento difícil de determinar históricamente, surgió el carpaccio, el triunfo de los sentidos y la improvisación. Después llegó el redescubrimiento del sushi japonés.

Según una leyenda, se dice que esta nueva forma de preparar la carne surgió del pintor Vittore Scarpazza., al que también se conocía como Carpaccio. Parece ser que le encantaba comer carne cruda cortada en lonchas muy finas.

Al tratarse de una técnica relativamente reciente, el carparccio no aparece en los manuales de cocina tradicional pero sí ha cobrado una gran importancia en la actualidad. Bien sea por su valor nutritivo, proteínico, vitamínico o mineral, esta forma de preparar los alimentos se ha puesto de moda en los grandes restaurantes de toda España.

Además de los valores nutricionales, el carparccio es muy fácil de digerir y su preparación puede resultar cómoda si se tienen preparados los ingredientes con antelación. Realmente esos ingredientes son muy fáciles, porque esta preparación se le puede dar a casi cualquier carne o pescado. Para las carnes las mejores piezas son las de cadera y la de culata. El secreto y el arte está en la congelación previa de las carnes y en el corte extremadamente fino, casi del grosor del papel. Después se presentan las láminas formando un abanico en el plato y ya está preparado.

El acompañamiento más común de este plato es el queso parmesano, la carne suele ir aliñada con aceite, vinagres de distintos sabores, mostaza, limón, sal, cebollino, pimienta y también con otras especias aromáticas. Algunos platos que han triunfado en el mundo del carpaccio son los sesos del cordero al caviar, el de salmón y el de bacalao, los de buey con acompañamiento de hongos y otras delicias que convierten al carpaccio en el plato más "in".

Raviolis con crema de espinacas

Ingredientes
- 300 grs. de raviolis rellenos de carne,
- 250 grs. de espinacas,
- 50 grs. de harina,
- 25 grs. de mantequilla,
- 25 decilitros de aceite de oliva,
- un litro de leche,
- 200 grs. de queso rallado,
- nuez moscada y sal

Elaboración
Las espinacas se cuecen al vapor, se ponen bien escurridas en el vaso de la batidora con la leche y se trituran hasta hacer un puré muy fino. Mientras, en una sartén se pone la mantequilla, el aceite y la harina y se forma una pasta. Se sazona con sal y se vierte la mezcla de leche y espinacas, poco a poco y removiendo con una cuchara de madera. Se pone a fuego mediano y se remueve hasta que espese.

Después, se añade un poco de nuez moscada recién rallada. Se distribuye en cuatro cazuelitas individuales. Los raviolis se cuecen, se escurren y se colocan en las cazuelitas situándolos encima de la crema de espinacas.

Se espolvorea con queso rallado y se hornea unos minutos hasta que funda bien el queso, pero sin que llegue a dorarse.

Carpaccio de solomillo de ternera

Ingredientes (4 personas)
- 500 gr. de solomillo de ternera,
- 100 gr. de queso parmesano rallado o en virutas,
- 4 cucharadas de aceite de oliva,
- 1 limón,
- 1 trufa pequeña,
- sal,
- pimienta

Elaboración
Dejar la carne durante media hora en el congelador. Sacarla y cortarla en filetes finísimos. Tras esto, colocarlos en una fuente. Por otro lado, preparar una salsa batiendo el aceite con el zumo de medio limón, sal y pimienta. Verterla sobre la carne, espolvorearla con el queso parmesano y decorar con la trufa cortada en láminas finas. Este plato se sirve inmediatamente después de su preparación.

Tiramisú

Ingredientes
- 12 ó 14 galletas tipo Saboya,
- cacao en polvo,
- unas lenguas de gato o pastas de té para decorar.

Crema de tiramisú

- 3 yemas,
- 90 gr. de azúcar,
- 200 cc. de nata,
- unas gotas de vainilla,
- 1 tarro de queso fresco (Mascarpone).

Jarabe de café

- 1 cucharada de café soluble,
- 150 cc. de café frío,
- 75 cc. de jarabe 30º frío,
- 5 cucharadas de licor

Elaboración
Blanquear las yemas y el azúcar, incorporar la nata y pasteurizar justo hasta que inicie la ebullición. A continuación, retirar, cambiar de recipiente, perfumar con la vainilla y dejarla enfriar unas horas en la nevera. Asimismo, es necesario montar la crema muy fría con la batidora, incorporar a intervalos el queso y continuar el batido hasta conseguir una crema consistente para reservarla. Seguidamente, hay que emborrachar las galletas con la mezcla de café, licor y jarabe y escurrir el exceso de líquido. Napar el fondo de una copa o bol pequeño con crema, cubrir con trozos de galleta emborrachados y repetir acabando con crema (se puede hacer con ayuda de una manga pastelera). Alisar y dejar en la nevera un buen rato.

Presentación:
Para servir, espolvorear la superficie con cacao en polvo y decorar con unas pastas o lenguas de gato.

LA COCINA GRIEGA

La cocina griega se caracteriza por ser ligera y estar basada en ingredientes naturales, sin embargo, no sólo hay que relacionarla con la musaka, souvlaki y ensalada griega. De hecho, tiene una gran variedad de platos que pueden ser del gusto tanto de consumidores de carne como de vegetarianos. Disfrutarla es todo un ritual... y un placer.

Una de las características más interesantes de la gastronomía griega es que se fundamenta en unos ingredientes únicos, con una gran abundancia de productos frescos, sabrosos y saludables. Otra de sus peculiaridades es que en Grecia se le da mucha importancia al hecho de comer en buena compañía.

La simplicidad y el uso de hierbas aromáticas son otros de los secretos de esta exquisita cocina tradicional, además del uso del famoso aceite de oliva griego, que aporta un singular sabor a los platos, como es el caso de la cocina mediterránea.

La carne que más se utiliza para su preparación es la de cordero, pero debido a que se escoge la parte de la pata de este animal, los platos griegos son bastantes bajos en grasas y calorías.

Los griegos adoran todo tipo de productos del campo en su sentido más amplio. Utilizan vegetales verdes, hierbas, tomates e incluso hojas de la vid, pepinos, patatas y judías.

Los entremeses son muy populares y consisten normalmente en platos repletos de aceitunas verdes y negras, trocitos de queso blanco, rabanitos, rodajas de pepino y tomate, todo ello envuelto en una crema de "taramosalata" que es un puré de huevas ahumadas de bacalao.

Cuando se trata de preparar una comida especial los griegos eligen buen pescado: calamares, gambas y mejillones. Para celebrar sus fiestas populares elaboran hojas de vid rellenas de carne y arroz o queso y espinacas enrolladas en triángulos. Todo esto da lugar a una dieta baja en colesterol y en grasas saturadas en la que no se descuida el sabor de los alimentos y el disfrute de la comida.

Para los griegos compartir la comida con los amigos o familia es una costumbre de socialización muy antigua. Por ello, la atmósfera en los restaurantes y tabernas típicos griegos es muy relajada, informal y nada pretenciosa. Pero en cualquier caso la preparación de la comida griega tiene sus reglas sagradas y por ello los buenos cocineros son muy apreciados socialmente en el país.

Hojas de parra rellenas de arroz (Dolmadákia me Rizi)

Ingredientes

1 bote de hojas de parra al natural,
media taza de carne de cordero picada,
1 cebolla mediana,
2 cucharadas de piñones,
1 cucharada de uvas pasas,
1 cucharada de hierbabuena fresca,
150 gr. de arroz,
aceite de oliva,
un limón,
sal,
pimienta.

Para la salsa de limón (Avgolémono)
2 huevos,
el zumo de un limón,
1 vaso de caldo de cocción de hojas perejil

Elaboración
En una sartén rehogamos la cebolla picada fina e incorporamos la carne. Freímos a fuego fuerte durante tres minutos sin dejar de mover. Incorporamos el arroz, removemos y tapamos. Lo dejamos hacerse cinco minutos e incorporar poco a poco el resto de ingredientes, menos las hojas de parra. A fuego lento se irá cociendo durante unos pocos minutos más. Dejamos que se enfríe y, mientras, secamos las hojas de parra. Se colocan en una cacerola y se rellenan con la mezcla que hemos preparado anteriormente.

Disponer las hojas en una cacerola y rellenar el centro con la preparación anterior. Cerrar la hoja sin apretar demasiado, ya que el arroz se hinchará hasta su punto de cocción. Echarle el jugo del limón, media taza de aceite de oliva y agua caliente. Encima de los paquetitos hay que poner un plato para evitar que se abran. Tapar y dejar cocer a fuego muy bajo durante una hora. Servir como primer plato frío acompañado con yogur natural o tibio con la salsa de limón.

Para hacer la salsa de limón hay que mezclar los huevos batidos con el zumo del limón y añadir poco a poco el caldo caliente. Se calienta durante unos minutos, removiendo hasta que espese. Servir sobre las hojas de parra tibia.

Musaka

Ingredientes
1 kg. de carne picada (600 gr. cerdo y 400 gr. ternera),
200 gr. de champiñones,
media cebolla mediana,
100 gr. tomate frito,
1 kg. patatas,
2 cucharadas aceite de oliva,
1 cucharilla de sal,
media cucharilla de pimentón,
media cucharilla de pimienta negra,
media cucharilla de orégano,
queso rallado para gratinar.

Para la salsa
2 huevos,
1 yogur natural,
sal,
harina.

Elaboración
La musaka es una de las recetas más populares de la cocina tradicional griega y búlgara. Pelamos y cortamos las patatas en dados pequeños. La cebolla, pelada y picada muy fina, se dora en la sartén junto con la carne picada. Una vez rehogada la carne, se incorporan las patatas y los champiñones, ya lavados y picados en pequeños trozos.

Cuando todo se ha cocido bien se pasa a una cazuela donde hemos incorporado 200 cl. de agua, el tomate frito y las especias. Lo dejamos cocer 10 minutos, se traslada a una fuente y se introduce en el horno. Cuando las patatas se hayan reblandecido, se introduce la salsa, que se añade por encima, se deja 10 minutos y luego se incorpora el queso para gratinar.

Baklava

Ingredientes

1 paquete de pasta filo (masa en láminas muy finas),
una taza y media de agua,
mantequilla,
150 gr. de azúcar,
350 gr. de frutos secos troceados (pistachos, nueces),
200 gr. de miel,
1 rama de canela,
una cucharada y media de clavo entero

Elaboración
Precalentamos el horno a 180º C. Derretimos mantequilla en un cazo y dejamos un poco para engrasar un molde. Colocamos en el molde tres o cuatro láminas de pasta filo y espolvoreamos con los pistachos. Cubrimos con otras láminas de filo y pintamos con mantequilla derretida. Repetimos la operación de la masa, nueces y mantequilla hasta conseguir varias capas. La última capa debería ser de filo.

Cortamos la masa en forma de rombos pequeños. Insertamos un clavo en la intersección de los rombos. Incorporamos la mantequilla que nos quede encima de los hojaldres y dejamos que se cueza en el horno durante tres cuartos de hora (una vez que la masa esté dorada).

En otro recipiente, hervimos agua, canela y azúcar, sin dejar de mover. Dejar a fuego lento unos 10 minutos. Incorporar la miel y dejar otros dos minutos a fuego lento hasta formar un almíbar. Sacar la baklava del horno y regar con el almíbar, una vez retirada la canela. Dejar enfriar.

LA COCINA FRANCESA

Influenciada por la Roma Clásica, la gastronomía francesa ha llegado a ser un de los mayores reductos del buen gusto, la sensualidad y la libertad. Buenos vinos, postres deliciosos, ensaladas y exquisitos quesos son algunas de las muestras de la cocina francesa.

Siempre se ha dicho que la gastronomía de un país es un fiel retrato de su historia y cultura. Pues Francia es una muestra de ello. Un país con una fuerte y poderosa historia, en donde el arte resulta fundamental y para el que la libertad, el refinamiento y la sensualidad son valores básicos, no podía haber concebido una cocina de otro tipo.

La cocina en Francia es la cocina de los reyes y de la nobleza. En ella se dan cita en su justa medida, la presencia encantadora y la sencillez elegante. Todo ello sin olvidar el espíritu innovador y la curiosidad desbordante que durante siglos han colocado a Francia a la vanguardia del progreso tecnológico y científico.

Otra característica que no se puede dejar de lado es el carácter reservado y singular del protocolo, que desestima la costumbre hispánica de halagar los alimentos y charlar acerca de su preparación y guiso.

Sus especialidades.- Francia posee una de las mayores fortunas en cuanto a panes y repostería se refiere. Los más extravagantes caprichos del paladar pueden ser satisfechos mediante el disfrute de sus pastelitos, buñuelos, merengues y madalenas.

Los franceses adoran el sabor de las carnes frías, cuya variedad resulta envidiable y especialmente satisfactoria.

En Francia pueden encontrarse alrededor de 350 variedades de quesos, lo cual sitúa al país galo a la cabeza de la producción mundial de este alimento. Entre ellos destacan 2 variedades muy conocidas y popularizadas: el Camambert y el Fromage Fermier.

La Mousse término francés que se traduce como espuma, recoge la esencia fundamental del refinamiento de la buena mesa francesa. Se aplica tanto a los famosos champagnes y vinos espumosos, como al sabroso Foie Grass francés y a la reconocida Mousse de Chocolate. En la Mousse se reúne el placer de la presencia, la singularidad del tacto y el exquisito sabor que anuncia la cultura franca.

Ensaladas para todos los gustos. En la comida tradicional francesa, rara vez falta la ensalada, fruto de lo más tierno de la huerta gala. Estos sanos y ligeros platos, a menudo contienen carnes frías, como son el pollo o la ternera, que en manos francesas la convierten en un manjar capaz de asumir y presumir de mil formas.

Salsas y cremas: la gran elaboración y distinción de los guisos franceses queda patente en su repertorio de salsas y cremas. En ellas puede disfrutarse de toda la suavidad, distinción y sensualidad del gusto francés.

Los caracoles de Borgoña, el Pissaldier de Provenza, el Paté de Champiña, los famosos Espárragos del valle del Loira, la Mostaza de Dijon y los Quiches de Lorraine, son productos clave en la Galia y que son de obligada degustación si se visita Francia.

El queso

El queso se hace básicamente con leche pero ¿qué es lo que le confiere a cada tipo un determinado sabor?, ¿porqué hay tanta variedad de texturas, olores y formas?

Según la Real Academia Española de la Lengua, el queso es un producto obtenido por maduración de la cuajada de la leche con características propias para cada uno de los tipos según su origen o método de fabricación. Esta es la definición académica, pero no sirve de mucho cuando uno acude a un mercado y encuentra cientos y cientos de tipos de queso de aspecto y sabor muy distinto: fuertes, suaves, lisos, enmohecidos, azules, con agujeros, de corteza consistente...

No es de extrañar tanta variedad ya que, aunque la materia prima fundamental siempre es la leche, ésta puede provenir de nada menos que cincuenta razas de animales diferentes. La más utilizada es la de oveja, vaca y cabra, pero en algunos países se elabora con leche de llama, camello y reno. Además, en cada zona del mundo la elaboración sigue procesos diferentes.

Una vez obtenida la leche, el quesero se encarga de convertirla en queso. El paso fundamental es la coagulación, proceso que consiste en separar la leche en dos partes: por un lado, la cuajada -compuesta por sólidos, proteínas y grasas-; por otro, el suero, constituido básicamente por agua.

Este trabajo (las bacterias fermentan y agrían la leche) lo realiza el cuajo, una enzima que tienen todos los animales mamíferos en el estómago. Su descubrimiento fue fortuito y se produjo cuando los pastores advirtieron que al guardar leche en odres fabricados con estómagos de cordero, ésta se agriaba separándose en cuajada y suero. Gracias a este hallazgo los pastores pudieron elaborar quesos que duraran todo el invierno, además de posibilitar que la cuajada se pudiera cortar con una consistencia suave, y mejorar su textura y el sabor.

Esta parte del proceso es la razón por la que los vegetarianos prescinden de este nutritivo alimento; por ello, cada vez es más frecuente la utilización de productos vegetales y hongos para provocar la coagulación.

Clasificación de los quesos.- Una buena forma de clasificar los quesos es a través de la corteza, ya que ésta facilita todas las pistas necesarias para conocer la textura, el gusto y la intensidad del sabor de lo que se oculta debajo. Los que no tienen corteza ni mohos visibles son los Quesos Frescos, que contienen una alta cantidad de humedad y se caracterizan por que son muy suaves y tienen muy poca grasa. El Camembert y el Brie son dos ejemplos de Quesos de Corteza Blanda y Blanca; se elaboran en ambientes húmedos para que casi no pierdan suero, lo que favorece el desarrollo de su tan característico moho blanco, o penicillium.

También de moho, pero en este caso gris azulado, es la capa de los Quesos de Corteza Natural, como los Crottin de Chavignol o Saint-Marcellin), categoría a la que pertenecen casi todos los quesos de leche de cabra fabricados en Francia.

De color marrón anaranjado y de aspecto pegajoso son los de Corteza Lavada, como el Herve y el Munster. Su olor y su sabor van de lo intenso a lo extremadamente fuerte. Los Quesos Semiblandos tienen una corteza que oscila de marrón rosada a gris oscura, algo elástica al tacto. Su proceso de fermentación es bastante lento y por lo tanto tiene menor proporción de humedad que otros. Dentro de esta categoría están el Raclette y el Desmond.

Los Quesos Duros, como el Manchego o el Gruyère, tienen la corteza gruesa y generalmente encerada, aceitada o envuelta en tela. El Roquefort, Gorgonzola, Cabrales o Stilton, son Quesos Azules, cuya corteza varía desde una pelusa fina hasta una arenilla gruesa, y suelen presentarse envueltos en papel de aluminio.

Y por último, los Quesos Aromatizados, similares a los que se utilizan como base para su elaboración, pero con ingredientes añadidos para darle sabor: Gouda con comino, Cheddar con dátiles y nueces y Raclette con granos de pimienta.

Los crepes

Las crepes son unas tortitas muy finas cuya composición básica es una masa de leche, harina (de trigo o de maíz), huevos y margarina, que una vez reposada, se cuaja en una sartén antiadherente. Puede rellenarse con multitud de productos ya sean dulces o salados.

La masa: para elaborar la pasta deberíamos de mezclar 4 cucharadas de harina, un vaso de leche (200 mililitros), 100 gramos de margarina derretida y 2 huevos.

Los ingredientes se mezclan con la batidora y se dejan reposar 20 minutos en el frigorífico. Después de este tiempo ya está la masa lista para cuajar.

En una sartén antiadherente caliente vertemos 1 cazo de la mezcla, movemos la sartén para que la masa se extienda por la base de la sartén. La masa que no se haya quedado adherida a ella, la vertemos de nuevo con el resto de la mezcla.

Esperamos que se dore por un lado, ello nos lo indicará cuando el crep quede suelto, en ese momento le damos la vuelta como si fuese una tortilla y dejamos que se dore por el otro lado.

Sacamos a un plato y así vamos acumulando crepes.

La pasta o el crep es neutra es decir que nos sirve para rellenar preparados dulces o salados. Si queremos preparar para dulces, podemos añadir una cucharada de azúcar glass a la mezcla antes de cuajarla en la sartén.

Podemos servirlas con un poco de azúcar, rellenas de nata montada, con chocolate caliente, frutas, jamón y queso, palitos de cangrejo y verduras, calabacín, berenjena, bacon y dátiles, etc. Las podemos presentar de distintas formas: enrolladas, en forma triangular...

LA COCINA CHINA

La cocina china es una de las más sanas junto con la japonesa. La elaboración y la elección de los alimentos que intervienen en un plato, son la clave para esto. Los nutricionistas chinos basan sus teorías en asociaciones y complementariedades entre el Ying -principio femenino- y el Yang -principio masculino-.

En la cocina china existen una serie de condimentos indispensables como son el jengibre, la cebolleta, el ajo, la guindilla y la salsa de soja. Aunque esta cocina tiene grandes diferencias entre sus regiones, los condimentos mencionados son utilizados asiduamente en todas las zonas.

Según la tradición china, no se come igual de bien en todas estas regiones; la mejor comida se encuentra en Guangzhou, en Cantón.

La cocina cantonesa.- La cocina cantonesa es la mejor de toda China porque los elementos externos que más influyen en ella son su clima tropical, sus mares y sus ríos con abundantes peces. En definitiva, es una zona con abundantes recursos naturales. A esto hay que añadir que se trata de una región que desde hace más de 3.000 años está en contacto con el mundo entero y siempre ha sabido innovar gracias a las influencias recibidas de fuera.

La cocina de Cantón es especialmente conocida por sus numerosos platos de pescado y de marisco, por su gusto a la hora de armonizar texturas, aromas, colores, y por la variedad de sus famosos dim sum. Se trata de variadas preparaciones saladas o dulces que se presentan en vaporeras y se consumen a cualquier hora del día, acompañadas de té verde.

Shangai, Sichuan y Yunnah

Pero el que Cantón se lleve la palma en esto de la mejor cocina china, ello no quiere decir que las otras regiones no guarden sus maravillas culinarias. Por ejemplo, la de Shangai es conocida por sus platos rehogados en aceite de sésamo y salsa de soja, además de por la abundante utilización de azúcar. La cocina de Sichuan es muy apreciada por sus platos fuertes y especiados, por sus guisado y ahumados.

La comida de la región de Yunnan, donde viven numerosos musulmanes, es precisamente conocida por los alimentos que consumen, queso de soja hediondo y yogures untuosos. Tampoco se puede dejar de mencionar la cocina de Pekín, en la que se combinan los grandes platos de la cocina imperial, como el pato a la pekinesa, con platos nutritivos que permiten afrontar los crudos inviernos de la zona, uno de ellos es la fondue de cordero.

Comida y salud.- La cocina china ha estado desde siempre muy ligada al bienestar del cuerpo. Así, para gozar de buena salud es necesario poner en correspondencia la naturaleza y el sabor de los alimentos con las estaciones y los climas. Los nutricionistas chinos basan sus consejos en correspondencias y asociaciones complejas relacionadas directamente con la complementariedad del Yang -principio masculino- y del Ying -principio femenino- en el Universo.

Recomiendan que en primavera se coma más verdura, menos grasa y se eviten los platos muy especiado. Para el verano apuestan por el consumo de alimentos ácidos, para el otoño dejan los platos especiados con moderación y en invierno se quedan con los más especiados.

Atajar la enfermedad.- Si a pesar de seguir estos consejos una persona cae enferma se aplican técnicas de reequilibrado del cuerpo. Este reequilibrado se basa en consumir alimentos clasificados fríos cuando se tiene fiebre y alimentos clasificados calientes en caso de enfriamiento; salado en caso de hinchazón, ácido en caso de transpiración, amargo en caso de diarrea, etc.

La medicina china considera que el cuerpo humano y los alimentos están constituidos por cuatro naturalezas: lo caliente, lo ardiente, lo frío y lo fresco, caracterizadas por uno u otro de los cinco sabores: ácido, amargo, picante, salado y dulce. De este concepto deriva una clasificación de los alimentos en función de la combinación de su naturaleza y de su sabor. El hecho de ser considerado caliente, como el pato y el cangrejo, o frío como algunos peces, no tiene nada que ver con la temperatura del alimento consumido.

Ensalada china

Ingredientes
200 grs. de brotes de soja,
1 repollo pequeño,
1 zanahoria,
¼ de taza de salsa de soja,
2 cucharadas de vinagre,
¼ cucharadita de sal de ajo,
aceite

Elaboración
Colocar los brotes en agua hirviendo hasta que estén tiernos y escurrir bien. Cortar finamente el repollo y mezclarlo con los brotes calientes. Rallar la zanahoria bien fina y agregar a los brotes y el repollo. En un recipiente colocar la salsa de soja, el vinagre, la sal de ajo y el aceite. Verter el aderezo en la ensalada, remover bien y servir.

Opcional: unos trozos de pechuga de pollo o de surimi de cangrego harán de esta ensalada china un plato más completo según prefiramos carne o pescado.

Cerdo a la china

Ingredientes
- 1 kilo carne de cerdo magra,
- 1 ud. cebolla pimiento rojo y verde
- 200 gramos de champiñón,
- 100 gramos de almendra,
- 150 gramos de brotes de soja,
- 100 cm³ de salsa de soja,
- 100 cm³ de tomate triturado,
- 6 rodajas de piña.

Elaboración
Cortar la carne de cerdo en cubos y sellar en aceite de oliva.

Agregar la cebolla y los pimientos y cocinar. Incorporar las almendras, la soja líquida, la piña y los champiñones. Y por último, los brotes de soja.

Plátano frito

Ingredientes (4 personas)
- 4 plátanos,
- 1 huevo,
- 4 cucharadas de harina,
- 4 cucharadas de azúcar,
- aceite.

Elaboración: pelamos los plátanos y los cortamos en 5 trozos cada uno. Batir el huevo y mezclarlo con la harina y un poco de agua. Acto seguido, utilizar esta mezcla para rebozar los trozos de plátano y despuñes, pasarlos a la sartén, donde los freiremos hasta que estén dorados. Una vez retirados los trozos de plátano a un plato, echar una cucharada de aceite y el azúcar con 2 cucharadas de agua en una sartén y cocerlo hasta que esté al punto de caramelo. Verter el caramelo caliente sobre los trozos de plátanos fritos y servir.

COCINA THAILANDESA

Thailandia es un paraíso para los amantes de la buena cocina. Un territorio de aromas y sabores que cautivan al más exigente de los gourmets. La riqueza de ingredientes, la creatividad gastronómica, la delicadeza en la presentación. Una verdadera expresión de arte culinario.

La base de la gastronomía thailandesa son las salsas preparadas con varios ingredientes, como guindillas, pasta de cangrejo, ajo y especias. Algunas desempeñan un papel específico, como por ejemplo, la salsa de pescado (nam pla), que en muchos platos sustituye a la sal. Las ostras se utilizan para resaltar los sabores, como la salsa de ostras fermentadas o para equilibrar los sabores, como la que incorpora la leche de coco.

El arroz es uno de los platos que nunca falta en la comida. Se prepara de diversas formas: hervido, frito o en sopa. En la zona del norte el arroz es más gelatinoso y se le conoce como el "arroz pegajoso".

En Thailandia encontrará comida de otros países. La más común es la comida china, pero también existen restaurantes que sirven comida propia de Filipinas, India, Corea, Malasia y comida occidental.

Desayuno, comida y cena

En este país se puede comer siempre y en todas partes. La sopa representa un plato del que no se puede prescindir, tanto en la comida como en la cena. Se sirve en el desayuno y en medio o al comienzo de cada comida.

Concretamente la reina de las sopas es sin duda la Tom Yam Kung, una delicia de gambas aromatizada con cebollino, hojas de lima, pequeñas cebollas rojas, guindilla, hojas de cilandro para terminar con una salsa de pescado y zumo de limón.

El desayuno típicamente thai, conocido como khowtom de clara influencia china, es muy consistente. Generalmente se compone de arroz con pollo, cerdo, gambas y ajo, acompañado de un huevo frito y pepinillos en vinagre. Con este desayuno el café no es necesario para despertar el cuerpo. La hora de la comida es más ligera y por lo general consiste en un sólo plato de arroz frito, tallarines, algún bocadillo frío o verduras.

La comida más importante del día es la cena. En ella se concentran en cantidad, variedad y sabor los mejores platos thailandeses. Se compone de arroz, sopa, pescado o pollo (preparado de diversas formas), ensalada, hortalizas, salsa, postre ó fruta. Es muy abundante. Pruebe el Khao Mangal, un pollo cocido al vapor acompañado con arroz hervido en caldo de gallina y leche de coco salseado.

En cuanto a bebidas lo más común son los zumos de frutas, que se pueden degustar en los cientos de puestos que se encuentran por todos los sitios. No deje de probar el de mango, coco verde, caña de azúcar, guanabana, guayaba o papaya.

Por otro lado, en los restaurantes es muy frecuente el café helado. En cuanto al agua, lo mejor es beber agua mineral embotellada. La mayoría de licores y bebidas que puede encontrar en Thailandia apaciguan el espíritu y el alma. En cuanto a cervezas las más conocidas son la Shinga y la Kloster.

Haciendo uso generalmente de ingredientes picantes, la comida thailandesa varía según las regiones. Por ejemplo, la ciudad del noreste o Isan de Khon Kaen y Udon Thani sufren las influencias de Lao, y son conocidas por su arroz mojado y pegajoso. O Khao Niao, por Som Tom, un tipo de papaya verde famosa en el mundo; por Lab.- cerdo o pollo triturado y especiado; y por Gai Yang, pollo a la parrilla en una salsa especial especiada y dulce.

En el sur la comida tiene la característica de resultar extremadamente picante, agria y salada. Las verduras, tanto crudas como cocinadas, son abundantes pero las más difundidas, en definitiva, son los currys, muy fuertes hasta hacer llorar los ojos, como el Kaeng Tai Pla -riñones de pescado- y Kaeng Luang - curry amarillo-. En esta región de gran influencia islámica, hay muchos platos musulmanes para probar, particularmente el Khao Mok Kai - pollo marinado con arroz al azafrán cocinado al modo del centro este.

Entremés de salmón con Wonton

Ingredientes
-100 ml. de aceite mitad oliva, mitad vegetal,
- 60 gr. de salmón ahumado,
- 60 ml. de limón,
- 30 ml. de aceite de ajonjolí,
- 1/2 cucharadita de sal,
- 1/2 cucharadita de pimienta,
- 8 hojas de Wonton,
-1 taza de hojas de cilantro,
-1 diente de ajo,
- 1 chile verde,
- 1 chile guajillo cortado en tiras,- aceite para freír

Elaboración
Cortar los cuadros de wonton en dos triángulos y freírlos en un poco de aceite. Armar una pequeña torre de wonton, salmón, wonton, así sucesivamente. En la licuadora moler ajo, limón, chile verde, cilantro sal y pimienta, agregar el aceite poco a poco. Calentar el aceite de ajonjolí, infusionar el chile guajilllo y servir según la imagen.

Brochetas de pollo tailandesas


Ingredientes
-20 brochetas de bambú largas,
- 4 medias pechugas de pollo deshuesadas,
- 2 dientes de ajo,
- 1 cebolla en cuadros,
- 1 tallo de hierba de limón,
- 1 cucharada de curcuma,
- 2 cucharadas de aceite,
- 2 cucharadas de azúcar moreno,
- 2 cucharadas de zumo de limón,
- 2 cucharadas de pasta de tamarindo,
- 1 cucharadita de jengibre picado,
- 1 cucharadita de comino molido,
-1 cucharadita de cilantro,
- hinojo rallado,
- sal.

Para el Chutney de piña
- 1/2 piña medio verde cortada en cuadros pequeños,
- 10 chiles de árbol fritos y picados,
- 50 gr. de cacahuates tostados y picados finamente,
- 1 cucharadita de zumo de limón,
- hinojo rallado,
- sal.

Elaboración
Cortar las pechugas en tiras largas. Colocarlas en las brochetas según muestra la imagen. Moler y combinar todos los ingredientes restantes; marinar toda la noche. Poner las brochetas en una parrilla y cocinar a la plancha o al horno hasta que estén doradas

Arroz dulce con mango

Ingredientes
- 2 tazas de arroz dulce (sticky rice),
- 1 y ¼ tazas de leche de coco,
- un poco de sal,
- azúcar,
- 2 mangos grandes,
- fresas o cerezas para decorar,
- agua.

Elaboración

Pelar y cortar los mangos y reservar. Dejar el arroz en agua fría una hora como mínimo y escurrir. En un cazo, poner a cocer el arroz, la leche de coco, la sal, azúcar al gusto y 300 ml. de agua. Remover de vez en cuando y dejar cocer a fuego lento, sin tapa, entre 8 y 10 minutos, hasta que todo el líquido se haya absorbido. Cubrir y dejar reposar 5 minutos.

Cocer el arroz al vapor entre 15 y 20 minutos. Poner el arroz en moldes individuales o en tazas, y cubrir con un poco de film transparente. Dejar enfriar a temperatura ambiente y, antes de servir, desmoldar en un plato con el mango y unas fresas o cerezas para decorar. * Esta recetas has sido proporcionadas por Platodeldia.com.

LA COCINA RUSA

La cocina rusa deriva de una riqueza inumerable de platos, debido en primer lugar al caracter multicultural y en segundo lugar a la vasta extensión geográfica del país. Sus fundamentos gastronómicos se asientan en la comida campesina de las poblaciones rurales ubicadas en lugares caracterizados por un clima extremadamente frío. En esta gastronomía existe la abundancia de pescado (Generalmente ahumado), aves de corral, gamo, setas, frutas del bosque y miel. Abundantes copos de centeno, trigo, cebada y mijo, todos ellos muy empleados en una abundante variedad de panes, los pancakes, los cereales, el kvass, la cerveza, y el muy afamado vodka. Son muy abuntantes las diferentes formas de sopas y potajes con diferentes aromas y sabores, todos ellos elaborados con carnes y pescados. Añadiendo diferentes especias a los platos nativos mediante técnicas de grill mediante leche empleadas por los Mongoles y los Tártaros del siglo XIII y que permanece en la mayoría de las casas del siglo XX. Muchos de los platos están influenciados por la antigua ruta de la seda así como la proximidad con el Cáucaso, Persia, así como la cercanía que tuvo con Imperio otomano que proporcionó ese carácter del Este a las formas de cocinar.

Platos típicos

Los platos de la cocina típica rusa son muy ricos, pero también tienen bastantes calorías, porque en invierno se necesita más energía (por eso, las sopas son muy populares). No se parecen a los platos de Escandinavia, pero sí a los platos de otros países eslavos y próximos. Encontrará muchos sitios en la ciudad para probar la cocina rusa, accesibles a cualquier bolsillo, desde los “bistros” económicos, sitios de comida rápida rusa y sitios de “blinis” (crepes) hasta los restaurantes caros y exclusivos.

Las especialidades rusas más típicas y recomendables son:

Sopas - la sopa más famosa es Borshch (Борщ). Es una sopa de origen ucraniano, hecha de remolacha, patata, col, carne. También no menos popular es la sopa Solianka. Puede encontrar la sopa Schi (puede ser de col o de acedera) o Ujá (sopa de pescado). En Rusia, a diferencia de España donde las sopas calientes se comen en invierno, las sopas se comen todo el año. En verano se añaden las sopas frías ("Borsch frío", "Okroshka"). En las casas rusas, se considera que es saludable comer sopa todos los días como el primer plato de la comida.

También, como un primer plato puede encontrar muchas ensaladas. "Ensaladilla rusa" en Rusia existe como "ensalada Olivié", y es muy popular y tradicional, se considera que es un invento de un cocinero francés con este nombre. Esta ensalada es parecida en algo a la que se conoce como "ensaladilla rusa", pero tiene ingredientes distintos (coinciden patata, guisantes y mayonesa). Olivié no puede faltar en cualquier fiesta rusa, sobre todo es típico comerla el Fin del Año.

Otra ensalada conocida se llama "Arenque bajo el abrigo" está hecha con arenque cubierto con patatas, remolacha, zanahoria (toda verdura cocida), huevo, mahonesa.

Como segundo plato se ofrecen distintos platos de carne, por ejemplo Stroganoff, o Shashlik (pinchos), distintos filetes y carne rellenada, pollo (a la Kiev). También encontrará pescado (salmón, trucha, esturión, bacalao).

Otro plato tradicional de la comida rusa se llama "pelmeni" y se parece a “ravioli”, que se comen acompañado de "smetana", mantequilla o ketchup. Es un plato de origen siberiano, y a Siberia es posible que ha venido de China. La otra versión de "pelmeni" es "varéniki" - son más grandes y con otros rellenos: patata, col, dulce requesón, guindas. Otro plato bastante popular que puede encontrar serán "golubzí" (las hojas de col rellenas de carne con arroz).

De las verduras y como guarnición en Rusia se come mucha patata, preparada de distintas maneras (hervida, frita, puré, etc.). A muchos platos (sopas, ensaladas, patatas) a la hora de servir se añade la nata agria - "smetana", que es una cosa muy típica rusa.
Hay una gran variedad y tradición de comer productos lácteos, muchos de estos productos rusos no se conocen en otros países. En las tiendas puede comprar muchos tipos de requesón "tvórog", "kefir" - una bebida parecida al yogur. Le recomiendo probar "Sirok v shokolade" - una masa dulce y fina de requesón, bañada en chocolate, hay variedades de esta con almendras, mermelada dentro. Se vende en las tiendas de alimentación y es muy barato (0,2 Euro). Este producto lo adoran los niños.

También, son muy populares los platos preparados de masa, por ejemplo, las empanadas. Pirozhkí y Pirogí (empanadillas y empanadas) es de lo mejor que hay en la cocina rusa, cuando están bien hechos, por supuesto. Las empanadas pueden ser rellenas de col, carne, pescado, patatas, limón, mermelada, requesón, albaricoques y otras cosas. También hay "Pirozhkí" - empanadillas con distintos rellenos, las hay de muchos tipos y "Vatrushka" (una empanadilla redonda, abierta, hecha con requesón dulce ("tvórog" en ruso) o mermelada. Hay muchos tipos de pastas para el té, tartas y pasteles. Para probar estos especialidades de cocina rusa, no es necesario ir a un restaurante o café, se venden en las tiendas o en numerosos kioskos y son muy económicos.

Los famosos "Blini" (crepes) son muy populares en San Petersburgo, se puede decir que son una alternativa a las hamburguesas y sandwiches en otros países. Blini es un plato popular ruso muy tradicional y antiguo, está relacionado con muchas tradiciones y fiestas populares. Hay muchos locales, que se llaman "Blínnaya" (crepería) donde este plato es una especialidad. Los blinis se sirven con mantequilla, smetana (nata agria), mermelada, miel, caviar rojo y negro o con distintos rellenos, de carne, pollo, jamón dulce, queso, patata, setas, requesón (dulce), manzana, fresa, o mezclas de varios ingredientes. Estos locales de blinis son muy populares entre los habitantes de San Petersburgo.

El caviar ruso: existen 2 tipos de caviar: rojo (de salmón) y negro (de beluga, esturión, sevruga - procede del mar Caspio). Del caviar negro, el más valioso es de beluga (lata azul), y también es el más caro, lo podrá probar solo en los restaurantes de lujo, o comprar en latas en algunas tiendas. El caviar rojo no es caro y los platos con él se sirven en muchos sitios. Normalmente, son los "blinis" con caviar. En casa, la manera rusa más popular de comer caviar es ponerlo encima de una fina rebanada de pan blanco, con mantequilla, o con "blinis". También a veces lo ponen encima de un huevo cocido, cortado por la mitad. Cómo y dónde en San Petersburgo se puede comprar caviar en latas, Ud. puede leer en la página de compras en San Petersburgo.

El pan ruso: hay de varios tipos, el más típico es pan negro - (cherny jleb), de harina de centeno, hay muchos tipos de este pan y es muy saludable, tiene pocas calorías. También hay pan normal llamado pan blanco - "bely jleb".

En Rusia hay una gran tradición de hacer conservas en casa en verano, de fruta, verdura y setas. Las compotas y mermeladas se hacen de frutas y de bayas o frutos del bosque - fresa, frambuesa, arándano y otros. En algunas casas pueden haber armarios enteros de estas conservas y la gente comparte las recetas y trucos de su preparación.

Las bebidas tradicionales en Rusia son el té, que se toma a cualquier hora del día, suele ser té negro con azúcar y con limón, pero sin leche, siempre caliente. Últimamente también está de moda el té verde, té de frutas, etc. Hay toda una tradición de tomar el té (este ritual se llama Chaepítie y el mismo té se llama Chai en ruso). El té suele acompañarse con todo tipo de dulces, pastas, empanadillas, bombones. Si está invitado a "Chaepitie", es costumbre traer algo para acompañar el banquete. En general, los rusos son muy golosos (muchísimo más que por ejemplo, los españoles) y comen muchos dulces, pastelería, chocolate.

Otras bebidas populares son la cerveza (la más famosa es “Báltika”), el vodka, hay también buenos vinos de Georgia, muchos son bastante dulces (en general, a los rusos les gustan vinos dulces). También se venden vinos baratos de Crimea y Moldavia, pero estos vinos suelen ser de muy mala calidad. Para su curiosidad, puede visitar cualquier tienda de comida de San Petersburgo, y verá 50-80 marcas de vodka (dicen que la mejor vodka es "Russki Standart", también "Sankt-Peterburg" y otras de la fábrica local, que se llama "LIVIZ", también puede pedir consejo al vendedor si puede entenderle), y 20-40 tipos de cerveza. El vodka barato no es de buena calidad y mejor no comprarlo, a pesar de que la botella puede ser muy bonita. Los vinos importados generalmente son unas veces más caros que en su país de origen. La bebida sin alcohol tradicional antigua es el Kvas, pero actualmente no es tan popular como antes, por la llegada de refrescos tipo Coca-Cola, pero también es posible encontrar el Kvas en las tiendas o restaurantes. Por cierto los refrescos suelen servirse sin hielo, si lo quiere, pídalo aparte.

La manera rusa de beber vodka es: 1). El vodka nunca se mezcla con otras bebidas. 2). No se pone hielo, la botella se enfría entera. 3). El vodka no se bebe antes o después de comer, sino que se acompaña con "zakuski" - entremeses. 4). Se pronuncian muchos brindis (en ruso - "tost"), el más famoso es "Na zdoróvie" (¡Salud!).

Platos principales

El Pelmeni (пельмени en ruso, en singular pelmen, пельмень; пяльмені en bielorruso) es un plato tradicional de los países del este de Europa (principalmente Rusia) elaborado con carne enrollada sobre huevo duro. El nombre significa "orejas de oso" (u "orejas de pan") en las lenguas urálicas de las cuales procede el plato. Las recetas tradicionales requieren un 45% de ternera, 35% de cordero, y 20% de cerdo. Se aliña con especias tales como cebollas, ajo, etc., y diferentes hierbas que se emplean como relleno.

Uno de los más mencionados es el Filete Stroganoff que se trata de carne de ternera cortada en dados con setas y cocida con abundante crema, suele servirse acompañada de arroz. Uno de los platos consumidos tradicionalmente por la población de menor capacidad adquisitiva fueron las gachas de avena, plato que aparece frecuentemente en cuentos e historias populares rusas.

Sopas

Las sopas juegan un papel importante en la gastronomía rusa. Las sopas más clásicas son el shchi, el borshch, el ukha, el rassolnik, solyanka, botvin, okroshka y el teur. Todas ellas han tomado su fama desde el siglo XVIII hasta el siglo XX en las cocinas Europeas y de Asia Central.
Las sopas rusas se dividen en 7 grandes grupos:
Sopas frías basadas en el kvass, tales como el teur, okroshka, y botvin'ya.
Sopas ligeras y potajes con aguas y vegetales.
Sopas de pasta con carne, setas y leche.
Sopas con fundamento en el Repollo y la col, la más conocida es el Shchi.
Sopas ligeras basadas en la carne, como la rassolnik y la solyanka.
Sopas de pescado tales como la la ukha y la kal'ya.
Sopas fundamentadas en los granos y las verduras.

Aperitivos

En ruso se denomina a este zakusky, uno de los más conocidos es el Pirozki que son una especie de pasteles de patata rellenos de paté de hígado de cerdo y cebolla rehogada con sal, pimienta y nuez moscada.

Postres

Los postres rusos son deliciosos, dulces y ligeros. Uno de los más conocidos es el Blini que consiste en delgados pancakes servidos a menudo en conexión con ritos religiosos o festivales.
Prianiki son una especie de dulces de gengibre. Los más comunes son de miel, pero también hay de chocolate o rellenos de mermelada de diversos sabores: albaricoque, fresa...

Bebidas

Casi todos las bebidas originales rusas no están presentes en otras culturas nacionales. Tales son el sbiten', el kvass, el medok, el mors, kisel' (bebida dulce gelatinosa), kompot, hielo con pasas fermentadas, y zumo hervido de col. Algunas de estas bebidas ya no son frecuentes.

Un día

Los rusos comienzan el día con un desayuno que denominan zavtrak, que suele ser de gran tamaño e incluye salchichas, huevo, pan, etc. La segunda comida es el obyed y se hace al mediodía (aprox. a la una) y es la comida más fuerte del día. La última comida del día se realiza a las siete de la tarde uzhin se considera una especie de cena, en esta cena no se suele incluir ni la sopa ni el postre.

LA COCINA BELGA

La gastronomía de Bélgica está muy influenciada por la cocina francesa y, durante los últimos años, también por otras cocinas internacionales y mundiales. Se dice a menudo de los belgas que viven en una nación de Gourmands (francés) o de Bourgondiërs (neerlandés). Esta denominación se utiliza para indicar que los belgas tienen la tendencia de comer mucho y bien, que les gusta disfrutar de una bebida y de comer algo. El término está derivado de los duques de Borgoña, cuya corte fue conocida por su gran lujo y riqueza, y a quienes les gustaron las comilonas copiosas.
Bélgica cuenta con tantas estrellas Michelín por habitante como Francia.

Características generalesLos belgas suelen comer tres veces al día: un desayuno, un almuerzo y una cena.

En la cocina se utilizan por preferencia productos regionales e ingredientes típicos para la temporada. Por eso, se ve considerables diferencias en la cocina nacional por un país tan pequeño. Así por ejemplo, platos con pescado y recetas con mejillones predominan los menús a la costa belga, mientras que se utiliza sobre todo caza en las Ardenas. Tanto los flamencos como los valones han desarrollado cada uno sus propias recetas regionales.

El belga Charles de l’Écluse (1526-1609), también conocido bajo el nombre Carolus Clusius, ha jugado un papel importante en la dispersión de la patata en Bélgica y el resto de Europa. Desde su introducción, la patata constituye un producto con mayor importancia en la cocina rural belga. Otros productos preferidos en la cocina son la anguila, quisquillas del mar del Norte, mejillones, caza, jamón, endivias blancas y frutas como peras, fresas, manzanas etc. Los supermercados ofrecen una gran selección de alimentos de calidad elevada y fina.

Es un dicho que en Bélgica se sirve la cantidad de comida de Alemania y la calidad de la cocina francesa. Es lo que representa también su estilo de Gourmands o Bourgondiërs.

Platos típicos

Ya que Bélgica es un país bilingüe, de habla francesa y neerlandesa, los nombres de los platos pueden figurar en las dos lenguas en el menú de los restaurantes. Los restaurantes sirven un menú variado y rico en verduras con carne o pescado.

Entradas

Asperges op z’n Vlaams (neerlandés) o espárragos a la flamenca son espárragos cocidos, servidos con huevos duros picados, una salsa a base de mantequilla derretida y a veces con quisquillas y perejil picado.

Garnaalkroketten (neerlandés) o croquettes aux crevettes (francés): croquetas de quisquillas, a menudo servido con perejil frito en aceite.

Tomaat crevette (neerlandés) o tomate aux crevettes (francés): tomates rellenos de quisquillas.

Soep (neerlandés) o potage (francés): las sopas calientes juegan tradicionalmente un papel importante en la cocina belga. Se las come sobre todo en otoño y en invierno. Es un entrante típico en los menús o platos del día, los dagschotels (neerlandés) al mediodía en restaurantes flamencos.

Platos principales

Hutsepot (neerlandés) es un plato típico flamenco que se prepara en una cacerola en la que se estofan los ingredientes (sobre todo patatas, zanahorias, cebollas y puerro) a fuego lento, con tocino, salchicha o costillas. A veces se añaden también coles de Bruselas o judías verdes.

Algunos platos simplemente consisten en una pieza de carne con stoemp (neerlandés), un puré de patatas y verduras con ciertas añadiduras a la receta dependiendo de la región, como por ejemplo salchichas.

Konijn met pruimen (neerlandés) se prepara con conejo, ciruelas pasas, cerveza de abadía (para la salsa), un cubito de caldo, cebollas, laurel, tomillo, sal y pimienta.

Stoofvlees (neerlandés) o carbonade flamende (francés): carbonadas flamencas, elaboradas con carne de ternera a la brasa aderezada con diferentes hierbas aromáticas como laurel y tomillo, y acompañada de cebolla, azúcar, vinagre y cerveza, similar pues al boeuf bourguignon (francés) pero elaborada con cerveza en vez de vino tinto.

Witloof in de oven (neerlandés) o chicons au gratin (francés): rollitos de endivias blancas en jamón cocido en una salsa bechamel con queso. Se espolvorea con queso y se prepara en el horno.

Mosselen met frieten (neerlandés) o moules-frites (francés): un plato simple compuesto por mejillones cocidos (con apio, cebolla, zanahoria y pimienta) al vapor. Se suele comer el plato con patatas fritas y se acompaña tradicionalmente con una cerveza. La ración de mejillones servida típicamente en los restaurantes belgas es generalmente de un kilo y medio por persona (con cáscara); y se sirve a cada comensal en el recipiente de cocción.

Waterzooi (neerlandés) es un plato típico de la ciudad de Gante. El Gentse Waterzooi es una sopa cremosa preparada con pollo o pescado, verduras (cebollas, zanahorias, puerros), nata y patatas. Se suele servir con pan.

Paling in’t groen (neerlandés) o anguilles au vert (francés) es un plato con anguilas en una salsa verde preparada con entre otras espinacas, perifollo y limón. Se come tanto con patatas fritas como pan. Se suele servir este plato caliente, pero también se lo puede comer frío.

POSTRES

Gofres

El gofre de Bruselas es un postre belga con fama internacional, al que a menudo se refiere con el nombre Belgian Waffle (inglés). Se dio a conocer el gofre como un producto belga en entre otras el New York World's Fair en 1964 y en la Expo 2005 en Japón.

Lo característico del gofre de Bruselas es su tamaño, su forma rectangular y sus profundas y grandes muescas. También es un pastel bastante ligero. El gofre de Bruselas se come caliente, espolvoreado con azúcar o con nata. Los gofres de Bruselas se preparan con harina, levadura, azúcar moreno, leche, agua, mantequilla, sal y clara de huevo batida a punto de nieve.

El gofre de Lieja es un postre belga que debe su nombre a la ciudad belga de Lieja (en francés: Liège). En general, el gofre de Lieja es mucho más pequeño, dulce y denso que el gofre de Bruselas, entre otras porque se añaden cristales de azúcar. Ya que estos gofres son más dulces, no se suele espolvorearlos con azúcar glas o otro acompañamiento, aunque es posible darles sabor con vainilla o canela. A veces se sirven con ‘toppings’ tales como frutas, nata y chocolate.

Budín de pan

El budín, pudín, flan o torta de pan, es una especialidad belga que probablemente tiene sus raíces en la Edad Media.

Se prepara usando pan duro (normalmente de las sobras), manteca, leche, huevo, azúcar o miel de caña, especias (como canela, nuez moscada, clavo o vainilla) y fruta seca. El pan se pone en remojo (a menudo toda la noche), se exprime hasta secarlo y se mezcla con los demás ingredientes. La masa se pone en un molde y se hornea a 180 °C.

Puede servirse con una salsa dulce de algún tipo, como salsa de whisky, de ron o de caramelo, pero típicamente se espolvorea con azúcar y se toma frío en cuadrados o rebanadas.

Pastel de arroz

El pastel de arroz o tarta de arroz es un tipo de pastel que se come mucho en la región del Mosa y del Rin en la frontera entre Bélgica, los Países Bajos y Alemania. Existen diferentes recetas para el pastel de arroz, aunque sus creadores pretenden todos que preparan el único y verdadero pastel.
El pastel se compone de dos partes, es decir el fondo y el relleno. Estas dos partes se preparan separadamente. El fondo consiste en pasta de hojaldre y el relleno se prepara con arroz, azúcar, harina, vainilla azucarada, leche y huevos. A menudo se pone nata o viruta de chocolate encima del pastel.

Prductos - Patatas fritas belgas

Un frietkot o friterie.

Patatas fritas son un producto belga que se prepara con tiras de patata freídas en aceite. Las patatas fritas son muy típicas de Bélgica. Se venden sobre todo en un puesto, llamado frietkot (neerlandés) y friterie (francés), que se encuentra a lo largo del camino o en una plaza. Es un tipo de restaurante especial en el que se compra sobre todo comida frita. Muy a menudo no se puede comer en el restaurante mismo. Se tiene que llevar la comida a casa o comerla en una terraza fuera del puesto. Aunque los belgas también pueden preparar las patatas fritas en casa, a menudo prefieren comprar este producto delicioso en estos puestos especializados.

Queso

En Bélgica se produce un gran número de quesos delicados. La cocina belga cuenta con más de ochenta variedades y supera en proporción a las existentes en Suiza, Holanda y Francia juntas. Es queso protegido con denominación de origen como el Fromage de Herve. Existen cinco tipos de quesos belgas, es decir: queso con vetas azules, queso medio duro, queso duro, queso fresco y queso blando. Los quesos belgas se comen muy a menudo después del plato principal. Es la razón por la que se producen muchos quesos de postre. Algunos quesos belgas populares son Passendaele, Beauvoorde, Lo, Wijnendale, Floreffe, Maredsous, Damme, Queso de Orval, Limburger, queso de cabra, queso blanco,...

Chocolate belga

El chocolate belga goza de una fama mundial, gracias a la tradición que impone una ley fuerte para la producción. Aunque una norma europea autoriza el uso del 5 % de grasa vegetal que no proviene de manteca de cacao, la mayoría de los fabricantes de chocolate artesanales sigue respetando “la pauta del 100 %”. La calidad de este chocolate se garantiza por el sello de calidad del Estado belga, que se llama “Ambao”.

Una de las especialidades más famosas de Bélgica son sin duda alguna los bombones. Se dice que son inventados por Jean Neuhaus junior en 1912. Tres años más tarde habría inventado la caja de chocolates que garantiza que el chocolate mantiene su temperatura después de la compra. Hoy en día existen cerca de cien diferentes tipos de bombones, que se dividen en categorías, tales como: manons (bombones rellenos de una crema de vainilla, mantequilla y un pacán, envueltos en chocolate blanco), trufas, bombones con nata, con mazapán y con licor.

Ginebra

Ginebra es una bebida alcohólica a base de cebada malteada y cereales, a menudo aromatizada con el junípero y especias. Las especias utilizadas difieren de región en región. Los últimos años las ginebras con sabores de frutas (por ejemplo de limón, manzana, maracuja morada...) o de crema (vainilla, chocolate) se hicieron cada vez más populares. La marca más conocida es Filliers. En su destelería de cereales en Deinze (una ciudad en Flandes Oriental) se produce una amplia gama de ginebras según el método tradicional desde 1880.

La ciudad de la ginebra por excelencia es la ciudad de Hasselt en Flandes. En Hasselt se encuentra un museo nacional de ginebra y en octubre se celebran las fiestas de la ginebra.

Cervezas belgas

Otra especialidad de Bélgica es su gran variedad en cervezas, especialmente de cervezas de abadía, cervezas trapistas y cervezas especiales. A pesar de que Bélgica es un país pequeño, cuenta con gran número de cervezas (más de 1.000), diferentes grandes marcas (Duvel, Maredsous, Vedett, Jupiler, Stella Artois, Hoegaarden, De Koninck, Rodenbach...) y una amplia gama de sabores. Casi cada cerveza tiene su propio vaso, que puede tener una forma muy variada.

Cervezas de abadía

Cervezas de abadía son elaboradas por los padres de la abadía o asocian su nombre a la abadía o la comunidad conventual. Se puede reconocer la asociación de manera oficial, cuando la cerveza reúne el reglamento, o no. Algunos ejemplos de cervezas reconocidas como cerveza de abadía son Leffe, St-Feuillien, Grimbergen... En el caso de que se elabora la cerveza por cistercienses, se llama la cerveza trapista (veáse más abajo). Asimismo existen cervezas que no cumplen con el reglamento, porque por ejemplo no se elabora en la abadía pero sí existe bajo el nombre de la abadía sin tener un vínculo con ella. Otro grupo son las cervezas que no tienen el nombre de una abadía, pero se dice que serían elaboradas según tal receta, como Witkap y Sint-Bernardus.

Las cervezas de abadía y trapistas en realidad no son verdaderas especies de cervezas y no son exclusivamente belgas, pero generalmente se asocian con Bélgica.

Existen diferentes tipos de cervezas de abadía. Las más conocidas son la cerveza doble, relativamente dulce y de color marrón oscuro, de doble fermentación; la cerveza triple, de color rubio dorado y de triple fermentación o la cerveza rubia (blond).

Cervezas trapistas

Las cervezas trapistas (o trapenses) reciben la denominación trapista porque son elaboradas en monasterios trapenses. En Bélgica hay seis: Chimay, Westmalle, Orval, Rochefort, Westvleteren y Achel.

Cervezas especiales

Las cervezas especiales se caracterizan por su receptura, sus aditivos (frutas, especias, plantas) y su fermentación como la Lambic, une cerveza elaborada con una mezcla de trigo y cebada. Gueuze es una mezcla de cervezas lambic. La lambic de cerezas o Kriek y la Framboise (un lambic de frambuesas) son cervezas afrutadas. Algunas marcas han endulzado sus cervezas kriek, por lo que son muy popular entre jóvenes y mujeres.

Cultura de la cerveza

La gran diversidad de cervezas va acompañada de una cultura de la cerveza local muy rica, de lo que los belgas se enorgullecen mucho. Bélgica cuenta con innumerables bares donde se sirve un gran número de cervezas embotelladas o de barril, en su vaso específico.

Otros productos

Bélgica conoce también unos productos muy dulces que son muy queridos como Cuberdons, speculoos (o spekulatius) y el pastel regional mattentaart.

Cuberdons, son un tipo de bombón belga, de color rojizo o cárdeno y aromatizado con el sabor de frambuesas. Los bombones son elaborados con almíbar y goma arábiga. Los cuberdons están reconocidos como producto regional belga y en Flandes se los llama neuzekes (o narices en español).

Speculoos es una especie de galleta que se hace mezclando mantequilla con azúcar moreno, levadura en polvo, harina y una combinación de las llamadas especias de speculoos: canela, nuez moscada, clavo, jengibre en polvo, cardamomo y pimienta blanca. También existe una pasta a base de speculoos para untar las rebanadas de pan.

Un mattentaart es un pastel pequeño a base de hojaldre, huevos, leche entera, leche mazada, azúcar y aroma de almendras. Es una especialidad local, reconocida como producto regional y protegida, de la ciudad flamenca Geraardsbergen en Flandes Oriental. Esto se debe a la etiqueta Indicación Geográfica de la Comisión europea que procura que la mattentaart pueda fabricarse únicamente en la zona fijada, según un proceso determinado.

LA COCINA HÚNGARA

La gastronomía húngara es un elemento resaltado del cultura de los húngaros.Es variado, con tipos de comidas crativos. Su cultura de la cocina es el resultado del desarrollo histórico, que tinene más de 1000 años,. Tiene buenas dotaciones naturales. La cocina húngara es rica en aromas y sabores picantes, el plato más conocido de esta cocina es el gulash que reúne los sabores típicos de esta cocina mezclados con su popular pimentón. Se entiende por cocina húngara no sólo la que se circunscribe a Hungría sino que también a la de los magiares.

Los Ingredientes

Es frecuente en esta gastronomía el uso de pimientos, pimentón (En la cocina húngara se denomina: Erős Pista) y de ajo, existen pocos platos en los que las verduras se incluyan crudas. Las frituras suelen hacerse con manteca de cerdo que llega ser utilizada para freír a alta temperatura y suele tener un sabor ahumado. En el terreno de los embutidos se tiene el famoso salami (en húngaro: téliszalámi), este salami elaborado en Hungría desde el año 1883 en Szeged de forma artesanal posee unas cualidades únicas que lo diferencían bastante del originario italiano, otros embutidos son el paprikás szalámi (salami con pimentón) y el csemege szalámi (salami elaborado con una mezcla de carnes de cerdo y ternera), las salchichas ahumadas békéscsaba y gyula.

Platos

Carne y Pescado

Gulash (con la denominación gulyás se entiende en cualquier caso que es una sopa de carne)
Bográcsgulyás (La forma más antigua de Kesselgulasch)
Pörkölt - Trozos de carne con un caldo de pimentón y otras especias. Se sirve con una pasta denominada tarhonya
Halászlé sopa picante de pescado
Bajai halászlé (mit Fadennudeln)
Szegedi halászlé (Szegediner sopa de pescado)
Hurka (véres hurka: morcilla, májas hurka: paté de hígado, especialidades caseras de cerdo, el hurka y el kolbász se conocen como disznótoros)
Fogasch (ung. "fogas")
Libamáj (Hígado de ganso)
Lecsó - Pimientos fritos con cebolla y patatas (acompañamiento)
Hortobágyer (Relleno del Gulasch)
Debreziner (de Debrecen) salchichas
Debreceni töltött káposzta (Debreziner Rollo de Col)
Kabernossi (Debreziner ahumado)
Kolbász (salchicha de pimentón)
Korhelyleves (Sopa de Gulasch con sauerkraut)
Pandúrrostbraten
Carnes o Pescados al estilo Kárpáthy. Horneados ligeramente con Garnelen y setas.
Kocsonya (gelatina)

Postres

Dobostorta que es un pastel de moca y caramelo.

Somlói galuska [1] que es un pastel con nueces y pasas bañado en ron, y que se sirve con chocolate fundido y nata montada.

Madártej ("leche de pájáro") que es un pastel de leche con vainilla en que flotan bolas de clara batida (pájaros).

Rétes que es el conjunto de capas finas de pasta con diferentes tipos de relleno dentro.

Lángos

El Lángos es una especialidad húngara, aunque también muy conocida en Austria, Rumanía, Serbia y Eslovaquia. Se trata de un pan frito normalmente plano hecho a base de una masa de patata.

Etimología

El nombre deriva de la palabra húngara láng que significa llama. Esto de debe a que tradicionalmente se preparaba en el horno casero cerca de las llamas. Originalmente era una masa de pan y se servía como desayuno. El lángos ha dejado de prepararse al horno para ser frito en aceite.

Características

La base del lángos es una masa hecha de patata cocida. Además incluye harina, levadura, agua y sal. Aunque no es la única receta y también existe una variante hecha con harina, levadura, sal, huevo y yogur.

Variantes

Se sirve generalmente en los puestos de comida rápida, aunque también se puede preparar en casa, untado con ajo o mantequilla de ajo o con otros acompañantes como nata agria, queso, tomate o jamón. En Austria es común encontrar otra variante conocida como “Magyaros”, que consiste en cubrir el lángos con lecsó.

Bebidas

Unicum una bebida digestiva muy amarga

Vinos

Los vinos son muy conocidos, suelen ser blancos de colores dorados y olores dulzones. El vino tinto de mesa más popular es el Bikavér. Por su calidad destaca el Egri Bikavér (Sangre de Toro de Eger), cultivado en la región que rodea a la ciudad de Eger, en el norte de Hungría. Son vinos tintos de muy buen cuerpo y que envejecen muy bien. Uno de los vinos más famosos de la gastronomía húngara Tokaji procedente de las laderas de solana de las colinas de lava arenosa de Tokaj, este vino fue muy conocido por la realeza europea del siglo XVIII. Se trata de un vino dulce, que acompaña perfectamente uno de los platos preferidos de los húngaros: el hígado de oca. Son muy afamados también los vinos del Lago Balatón.

Costumbres Culinarias

En Hungría el desayuno puede consistir de pan fresco (kifli), fruta, vegetales, o cereal. La parte principal es la comida de mediodía, suele tener diferentes platos: un ejemplo puede ser sopa seguida de un plato principal que contenga carne, seguido de un postre. La cena es menos significativa que la comida, puede ser comparada con el desayuno.

Nombres comunes

Los nombres más comunes de esta gastronomía son:
Előételek (Aperitivos)
Levesek (Sopas)
Saláták (Ensaladas)
Készételek (Platos preparados)
Frissensültek (Platos al horno)
Halételek o Halak (Pescado)
Szárnyasok (Aves)
Tészták (Hojaldres)
Sütemények (Postres)
Sajtok (Queso)

La principales características

El uso combinado de la manteca de cerdo o aceite de girasol, el pimientón picante y la cebolla.

El uso dominante de la carne de cerdo y la manteca de cerdo (pero este último en lugar del aceite).

Uso excesivo de la leche, el requesón y la crema agria.
Métodos específicos de cocina (preparación del fondo de estofado, tostadas estofar).

Las mancas y los procedimientos de condimentos.
El consumo de hidratos de carbono de altas guarniciones y platos de verduras.

LA COCINA DEL REINO UNIDO

La cocina británica está formada por un conjunto de costumbres y de alimentos adaptados no sólo al clima de las islas sino que, debido a su historia, y a las interacciones con otras culturas Europeas y Asiáticas (cocina china y cocina de la India) ha recibido ciertas influencias que se pueden notar no sólo en la elaboración de los platos sino en los ingredientes. Los platos tradicionales tienen raíces muy antiguas, tales como la elaboración de pan y el queso, las carnes asadas, pescados procedentes de las aguas del mar o de los ríos, todos ellos mezclados con los chiles provenientes de Norteamérica, las especias y currys de la India y Bangladesh, los fritos basados en la cocina china y Thai. La cocina francesa y la cocina italiana consideradas en el pasado como algo extranjero y admiradas en la actualidad hasta el extremo de ser copiadas. La cocina de Gran bretaña ha sido una de las primeras y más fervorosas en adoptar e incorporar a su filosofía cotidiana la comida rápida (fast food) procedente de los Estados Unidos y esto se nota al pasear por las calles de cualquier gran ciudad inglesa.

Ingredientes

La cocina tradicional inglesa no se considera una cocina con un uso de especias como condimento alimenticio. En cambio, la cocina actual sí lo es, debido a la influencia de las gastronomías de la India. Las verduras son escasas en esta gastronomía y suelen emplearse generalmente cocidas. Frecuentemente suelen encontrarse cereales (avena) o legumbres acompañando alimentos como carne, pescado o guisantes.

Carnes

Existen platos con diversos productos cárnicos. Unos de los más típicos son los asados gravy, en los que suelen comerse generalmente carne de cerdo y buey de forma abundante. Otra preparación tipica en algunas zonas es el Parmo.

Pescados

Los pescados se suelen consumir en las zonas costeras. De esta forma, en Escocia se puede comer salmón en cualquiera de sus variedades. En Gales existen platos de pescado como el Sewino la trucha asalmonada Hay platos preparados basados en el pescado como el Jellied eels.

Quesos

Varios son los quesos ingleses que han obtenido el reconocimiento y protección mediante el sistema DOP:
Beacon Fell traditional Lancashire cheese
Bonchester cheese
Buxton Blue
Dorset Blue cheese
Dovedale cheese
Cheddar Chesse

Las empanadas de carne y verdura, el Roast Beef and Yorkshire Pudding que es considerado como plato nacional, los mejillones avinagrados, la tarta de anguila, el cordero en salsa de menta. En Escocia destacan el Haggis que es una morcilla preparada con avena y cordero que se sirve con verduras y legumbres. Uno de los pays de carne más populares es el Shepherd’s Pie que es un pastel de carne picada, cebolla, verduras y recubierto de puré de patatas, el Steak and Kidney Pie un pastel de diferentes tipos de carne de vaca y riñones.

Uno de los platos tradicionales es la tostada con judías (Baked Beans), el queso fundido sobre una tostada o el beicon. La mayoría de los Pubs ofrecen este tipo de platos. Es muy conocido el Porridge. Es muy conocido el desayuno inglés, el Kedgeree

Postres

Existen abundantes ejemplos de postres dentro de la cocina Inglesa tales como la Apple Pie que es una tarta de manzana caliente, los muffins de platano con canela, el Summer Puding bayas con nata, o la Custard (natillas). los pasties de Cornualles, Crumbles.

Bebida

Se bebe frecuentemente cerveza de tipo Ale (Denominación inglesa para las cervezas de fermentación alta) o sidra, en los famosos Pubs. Se suele tomar té y es muy popular el Earl Grey. Snakebite es un coctel popular entre los estudiantes que consiste en una mezcla en propoporciones iguales de sidra y cerveza. Shandy (limonada y cerveza) es también una bebida muy refrescante consumida principalmente en los meses más calurosos del año. Pimm's es un licor nacional.

Costumbres

En opinión del escritor William Somerset Maugham: "To eat well in England, you should have breakfast three times a day.", viene a decir que el desayuno es la comida más importante del día. Se suele comer en Inglaterra dos veces al día, una de las más importantes comidas es a primera hora del día: el desayuno.

Desayuno

Se trata de uno de los más abundantes y conocidos desayunos del mundo. suele ir acompañado de abundantes ingredientes tales como: tomate, salchichas, embutidos, quesos, champiñones,huevos fritos,lechuga, patatas fritas,pudding etc. todo servido junto con café o té. Como parte del desayuno se suele añadir en las tostadas Marmite y Marmalade (naranja amarga).

Merienda

Suele ser a la Hora del Té (Tea Time) que es, en realidad, la hora de merendar con té acompañado de bollitos o pastas como el escocés scone, las galletas short-bread de mantequilla o las oatcakes de avena. Garibaldi y Bourbon Biscuits son golosinas muy populares.

Comida rápida

En el terreno de la comida rápida la gastronomía de Inglaterra ha podido hacer famoso los fish and chips, que es un filete de pescado frito, comunmente bacalao o abadejo, servido con patatas fritas de corte grueso en un cucurucho de papel. Suele venderse en puestos callejeros y es muy frecuente en grandes ciudades como Londres. El típico fish and chips servido en los pubs es también acompañado de mushy peas y salsa tártara. Otras variedades de comida rápida en Inglaterra son los pasteles rellenos de carne y verduras, como los steak and kidney.

LA COCINA SUECA

La Gastronomía de Suecia es muy similar a la gastronomía de Dinamarca o de Noruega. Se la considera simple, abunda en platos con diferentes tipos de pescados, patatas, coles y nabos como ingredientes predominantes. El plato más conocido de la cocina sueca son las köttbullar, que son albóndigas, a menudo recubiertas de salsa marrón o mermelada de arándano rojo (servidas a menudo en los establecimientos de IKEA).

Ingredientes

Debido a la longitud de los períodos invernales, existen tradicionalmente en sus platos muy pocas verduras frescas. Se pueden encontrar tubérculos como el nabo, el colinabo y la patata (introducida en el país a finales del siglo XVIII). Se conservan encarnados o en vinagre al estilo chucrut, al repollo y otras coles, así como otras verduras como el pepino. La mermelada de arándano rojo es muy común debido a su capacidad de conservación a lo largo de los largos y oscuros inviernos nórdicos y el hecho de que es una fuente de vitamina C.

Los ingredientes tradicionales por excelencia son el pescado, sobre todo el arenque conservado en salazón. También las carnes de cerdo y ternero forman parte de la cocina tradicional sueca, se suelen servir cocidas, enhornadas o a la brasa. Los productos lácteos son muy comunes, Svecia es un queso sueco protegido mediante el sistema de indicación geográfica.

Platos

Se enuncian aquí una lista de los más típicos:
Köttbullar -- Albóndigas al estilo sueco
Julskinka -- Jamón al estilo navideño
Pyttipanna -- Pequeños cubos carne y patata fritos
Inlagd sill -- Arenque encurtido
Blodpudding -- Pudín de sangre
Pölsa -- Mezcla de varios productos de carne como el corazón y el hígado junto con cebada.
Palt -- Morcilla
Falukorv -- Embutido
Fläsk och bruna bönor -- Cerdo con judías pintas
Surströmming -- Arenque fermentado
Rökt lax -- Salmón ahumado.
Gravad lax -- Salmón adobado en crudo con sal y eneldo.
Lutfisk -- Bacalao macerado en sosa
Kåldolmar -- Rollos de Repollo
Kålpudding -- Budín de repollo
Ärtsoppa -- Sopa de guisantes
Kroppkakor -- Albóndigas de patatas
Janssons frestelse -- Ansjovis con patatas, cebolla y crema al horno
Smörgåstårta -- Torta salada de entremeses
Bakad potatis -- Patatas grandes horneadas, con guarnición
Smörgåsbord -- Bufé con fiambre y otros platos fríos.
Julbord -- Mesa de Navidad
Kräftskiva o Kräftor -- Cangrejo de río
Pannkakor -- Panqueques (finos como los crepes)

Bebida

El café filtro y la cerveza ocupan los primeros lugares de consumo en Suecia.

En los periodos navideños es muy popular el julmust, es un refresco que se consume en grandes cantidades.

El Aquavit (40% alcohol) es una bebida tradicional que se suele consumir en celebraciones y festejos. Servido en pequeñas copas (3-6 6cc) recibe el nombre de snaps. Otra bebida alcohólica tradicional sueca es el Punsch, un licor muy dulce que se bebe muy caliente (~40 °C), o muy frio (< 0 °C).

Panes

Knäckebröd o pan endurecido.
Tunnbröd
Vörtbröd

Pastelería

Los suecos son aficionados a los productos de pastelería, los que suelen acompañar con café. Algunos se consumen en fechas específicas.

Semla -- Bollo de cardamomo relleno con pasta de almendras y crema. Se consume en la Cuaresma.

Wienerbröd -- Panecillo dulce de hojaldre con crema de vainilla. La versión original danesa lleva crema de chocolate
Kanelbulle -- Panecillo dulce de canela
Lussekatt -- Panecillo dulce de azafrán. Se consume para la fiesta de Santa Lucía

Pepparkaka -- Galleta de jengibre. Se consume para la Navidad
Mazarin -- Pastelillo de hojaldre relleno con pasta de almendras
Dammsugare -- Pastelillo de pasta de almendras y arac

Gustav Adolfsbakelse -- Pastelillo de Gustavo Adolfo. Entre dos trozos rectangulares de masa delgada horneada, se forma un recipiente de pasta de almendras que se rellena con gelatina de grosella, con un tope de crema adornado con una figura de chocolate con la silueta de Gustavo II Adolfo. Original de Gotemburgo, ciudad fundada por el rey. Se consume en el aniversario de su muerte, el 6 de noviembre.

Ostkaka -- Budín de leche cuajada y posteriormente horneado
Rabarberpaj -- Torta o Pie de ruibarbo. Se consume en primavera
Prinsesstårta -- Tarta Princesa. Una base de bizcocho, relleno de crema crema de vainilla y nata batida y cubierta por una capa de mazapán con colorante verde. Muy popular en festejos y cumpleaños

Runebergstårta -- Pastelillo de Runeberg. Masa cilíndrica de almendras y pan rallado, empapada en ron o punsch, con tope de azúcar y dulce de frambuesa. Creado en honor al poeta Johan Ludvig Runeberg.
Chokladboll -- Bolas de chocolate

 

OTRAS NOTICIAS IMPORTANTES

Noticias de Recursos Didácticos

Estudian  los  recursos  didácticos  del  entorno natural...

Noticias de Cultura Española

Nacionalistas y maniqueos - Gran interés por la cultura española

Noticias de Literatura Española

El cantar de Mío Cid traducido al hebreo ocho siglos después...

Noticias de Lengua Castellana
Unos 15.000 visitantes conocerán el Camino de la Lengua ...
Noticias de Hispania
Castilla y León encabeza la lista roja que publica Hispania...
Noticias de Deportes
Brevemente  muchas  noticias  relacionadas a los deportes
Noticias de Arte e Historia

Con la finalidad de albergar en el Museo de Arte e Historia de

Noticias del Patrimonio Mundial de la Humanidad
Acuerdo permitirá mejorar oferta cultural de Ciudades...
Noticias de Gastronomía
Con buen pie empieza  este 10 de marzo el Instituto Peruano...
Noticias del Idioma Español
Estados  Unidos es el  país donde la  lengua  española puede...
Noticias de Poetas y Autores
Tengo  Algo de  Árbol ou  Tenho  Qualquer  Coisa de  Árvore
Noticias del Mundo Hispano
Los compromisos adquiridos por los líderes inmigrantes de...
Noticias de Economía
Economía/Fiscal.- Los contribuyentes pueden solicitar desde
Noticias de Recursos Didácticos
Estudian  los recursos  didácticos  del  entorno  natural de ...
Noticias de Ciencia y Tecnología
Tendrá  participación  el sector  privado en  el Ministerio...
Noticias de Espectáculos
Brevemente noticias de muchos tipos de espectáculos

__________________

Recopilado
de:
mailxmail.com es una web con muchos cursos y recursos para aquellos que desean aprender algo por internet, y si quieres hacerlo esta es la web adecuada, vale la pena dejarse perder en ella.

Otros artículos: Wikipedia que con la perspicaia, osadia e inteligencia de sus autores ha conseguido ayudarnos en esa labor de comprender un poco más del idioma español a través de diversos temas.

 

 

                   Principal Arriba Los alimentos funcionales La cocina a las brasas La cocina afrodisíaca La cocina internacional La cocina para adelgazar La cocina sanadora La cocina del mar La cocina sin gluten Los alimentos simples