Lenguas Mexicanas

 

 

 

...que me fue consumiendo poco a poco de dolor! Porque amando con toda la ternura de la fea mí no quiso amarme la criatura que yo amé
Manuel Acuña

___________________________

 

___________________________

 por eso sin galas me marchito triste aquí, siempre llorando en mi dolor maldito, ¡Siempre así! ¡Habló la flor!...
Yo gemí... era igual a la memoria de mi amor.
Manuel Acuña

 

FAMILIA ALGONQUINA - Kikapú

La familia algonquina incluye varias lenguas de los Estados Unidos y Canadá, como cheyenne, arapaho, cree, ojibwa, fox, y también la lengua kikapú (Kickapoo) de México, hablada por un pequeño grupo en el estado de Coahuila, y que se relaciona estrechamente con un grupo más grande, del mismo nombre, del estado de Oklahoma, E.U.A. Los hablantes llegaron a México en 1839.


MIRAR IMAGEN EN LA SIGUINTE PÁGINA WEB:
www.sil.org/Mexico

FAMILIA AMUZGA - Amuzgo

La familia amuzga es una de las familias más pequeñas del tronco otomangue. Hay tres variantes importantes del amuzgo, habladas en la Sierra Madre del Sur, cerca de la frontera entre Guerrero y Oaxaca. Una variante es hablada por más de 23,000 personas en el sureste del estado de Guerrero, en las cercanías de Xochistlahuaca. Las otras dos son habladas en la parte suroeste del estado de Oaxaca, por 4000 personas en San Pedro Amuzgos y por 1200 en Santa María Ipalapa. El Instituto Lingüístico de Verano ha trabajado principalmente en Xochistlahuaca y en San Pedro Amuzgos.


MIRAR IMAGEN EN LA SIGUINTE PÁGINA WEB:
www.sil.org/Mexico

Los amuzgos basan su economía principalmente en la agricultura de subsistencia, en la ganadería, y en industrias artesanales como la cerámica y la confección de bordados y tejidos. Son conocidos a nivel internacional por sus tejidos complicados, en los cuales emplean diseños geométricos o pequeñas representaciones de animales.

El nombre "amuzgo" viene del vocablo nahuatl "amoxco", que puede traducirse 'Lugar de Libros'. Si esta explicación es correcta, la expresión probablemente se refiere a Xochistlahuaca como la cabecera política y religiosa de la región en el tiempo de la conquista española. Pero éste no es el nombre autóctono de los amuzgos. En Xochistlahuaca la gente llama a su lengua ñomndaa; en San Pedro Amuzgos el nombre es ñonndaa o jñon'ndaa.

Igual que las otras lenguas otomangues, la lengua amuzga es tonal; es decir, el tono con que se pronuncia una palabra es de tanta importancia que al cambiarlo, puede también cambiar el significado de la palabra a otro completamente distinto. El sistema de sonidos usa nasalización y un contraste raro entre sílabas balísticas y controladas. (Un contraste parecido se encuentra en las lenguas chinantecas.) Hay un número moderado de prefijos y sufijos en algunas palabras (especialmente los verbos). El orden de las palabras en las oraciones es: Verbo - Sujeto - Complemento, y los posesores siguen al sustantivo que poseen.

FAMILIA NÁHUATL
Náhuatl (azteca, mexicano)

La familia más sureña del tronco lingüístico yutonahua es la familia náhuatl o nahua. Esta es la familia de lenguas indígenas con más hablantes en el México de hoy, más de un millón y medio. El nombre "náhuatl" proviene de una raíz nahua ([nawa]) que significa 'sonido claro' u 'orden'.

Las lenguas náhuatl se conservan hoy en día en muchas partes del territorio tradicional de los grupos náhuatl; estas regiones están indicadas con color verde en el mapa. Incluyen partes del Distrito Federal (Ciudad de México) y de los estados de Durango, México, Guerrero, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Tabasco, Tlaxcala y Veracruz. Aunque no aparece en este mapa, la variante más sureña de esta familia es el pipil, hablado en la República de El Salvador.

MIRAR IMAGEN EN LA SIGUINTE PÁGINA WEB:
www.sil.org/Mexico


La familia náhuatl es conocida mundialmente por causa de los aztecas o mexicas, quienes vivieron en México-Tenochtitlán (el centro de la actual ciudad de México) en los siglos XV y XVI, y constituyeron la civilización dominante en Mesoamérica hasta la conquista española. Ellos hablaban una variante del náhuatl (el náhuatl clásico), y por lo tanto, a la familia y aun a las otras variantes individuales a veces se les llama "azteca" o "mexicano". Y, por supuesto, el actual país de México recibió su nombre de la ciudad capital de los aztecas, México [mēxihko].

FAMILIA OTOPAME

Chichimeca jonaz, mazahua, otomí, pame, ocuilteco, matlatzinca

La familia otopame incluye varias lenguas. El chichimeca jonaz se habla en el estado de Guanajuato. El mazahua se habla en el estado de México y en Michoacán. El otomí es un grupo de seis lenguas que se hablan en los estados de Puebla, Veracruz, Querétaro, Hidalgo y Tlaxcala. El pame se habla en el estado de San Luis Potosí. Las lenguas matlatzinca y ocuilteco se hablan en el estado de México.

FAMILIA CHINANTECA - Chinanteco

Las lenguas chinantecas (Chinantecan), que componen una de las familias de lenguas en el tronco otomangue, se hablan en la parte noreste del estado de Oaxaca (principalmente en los distritos de Ixtlán de Juárez, Tuxtepec y Choapan). Debido, en parte, al terreno montañoso en esta región, existen aproximadamente 13 variedades del chinanteco (no mutuamente inteligibles). Algunas variedades cuentan con más de 10 mil hablantes, pero la mayoría tiene menos. Las variantes más grandes tienen 20 o más pueblos y las más pequeñas sólo dos o tres. La población total es de aproximadamente 70,000 hablantes. El Instituto Lingüístico de Verano ha trabajado en las trece variantes.

MIRAR IMAGEN EN LA SIGUINTE PÁGINA WEB:
www.sil.org/Mexico

El chinanteco (Chinantec) todavía es la lengua dominante en la mayoría de las comunidades que tradicionalmente lo han hablado, aun entre los niños. No obstante, en algunos pueblos cercanos a las carreteras es más común el español, y por el pequeño número de hablantes en estos grupos y la importancia del español en México, hay la posibilidad de que estas lenguas estén en peligro de extinción dentro de cien años.

La mayoría de los chinantecos son horticultores; cultivan maíz y frijol para su propio consumo. Por medio de la asistencia del gobierno, muchos usan fertilizantes y semillas híbridas en algunos lugares. También venden café, madera y chiles en cantidades significantes. Igualmente aguacates, cacao, duraznos, tabaco y vainilla se cultivan en algunas partes de la región chinanteca. También, hay industrias en el hogar que producen artesanías como las vasijas de barro, las canastas y los petates (esteras de palma).

En la mayoría de los pueblos, ninguno o pocos habitantes todavía se visten con la ropa tradicional. Desde tiempos coloniales los hombres llevaban camisas y pantalones blancos. Las mujeres llevaban un huipil (un vestido corto, llevado sobre una falda que llega a la rodilla) cuyo diseño variaba de un pueblo a otro (bordado o tejido, blanco o teñido). En la mayoría de los pueblos donde las mujeres todavía elaboran este vestido tradicional, lo usan principalmente en ocasiones especiales; también lo venden a turistas.

La palabra que los chinantecos usan para referirse a sí mismos parece significar 'gente común' y la palabra para su lengua significa 'palabras comunes'. En contraste, la palabra que significa 'lengua española' parece derivarse de una expresión que significa 'palabras saladas' o 'palabras más altas' (pero estas traducciones son tentativas).

Igual que las otras lenguas otomangues, los idiomas chinantecos son tonales; es decir, el tono con que se pronuncia una palabra es de tanta importancia que al cambiarlo, puede también cambiar el significado de la palabra a otro completamente distinto. Los tonos en el verbo son señales importantes de la persona, el número, y el tiempo/aspecto; se combinan en patrones complejos con prefijos y sufijos, y con cambios en las vocales y las consonantes, para producir las más o menos 13 formas de cada verbo. Los verbos de movimiento se distinguen no sólo en la dirección con respeto al hablante sino también en la dirección con respeto al "hogar" de una persona u objeto.

La mayoría de las raíces son monosilábicas y las palabras tienden a no exhibir consonantes finales. (Algunas lenguas chinantecas permiten más consonantes finales que otras, pero en todas las variedades hay restricciones sobre cuales consonantes pueden ocurrir en posición final.) Como resultado, los préstamos del español frecuentemente se incorporan en estos idiomas sin consonantes finales, se reducen a una o dos sílabas y reciben un patrón de tonos parecido a otras palabras chinantecas.

Como en la mayoría de los otros idiomas otomangues, el verbo normalmente está al principio de una cláusula, y luego el sujeto y el complemento. Posesores, adjetivos demostrativos y cláusulas relativas siguen a la cabeza de la frase nominal, mientras que los números la preceden. Hay relativamente pocas preposiciones; en su lugar, los sustantivos poseídos expresan muchas relaciones que en otras lenguas son expresadas con preposiciones.

FAMILIA POPOLOCA
Chocholteco (ngigua), mazateco, popoloca, ixcateco

El Instituto Lingüístico de Verano no ha desarrollado un programa de investigación extensiva en el chocholteco de Oaxaca (cuya autodenominación es ngigua).

El mazateco tiene cuatro o cinco variantes importantes (en Oaxaca, Veracruz y Puebla). El Instituto Lingüístico de Verano ha hecho investigación en cuatro de ellas.  El popoloca cuenta con seis variantes importantes en el estado de Puebla.

El nombre ixcateco se ha usado para otra lengua de esta familia que muchos creen extinta, y también para una variante del mazateco.

FAMILIA MAYA

La familia lingüística maya consiste de cinco sub-familias e incluye muchas lenguas que se hablan en México, Guatemala, y Belice. En México, las lenguas mayas se hablan en siete estados de la república: Chiapas, Tabasco, Yucatán, Quintana Roo, Campeche, San Luis Potosí y Veracruz. En Chiapas, todas las lenguas son mayas (excepto el zoque), al igual que casi todas las lenguas indígenas de Guatemala. (Los mapas siguientes muestran la distribución aproximada de estas lenguas, tomando en cuenta algunas migraciones recientes.) El número de hablantes de las lenguas mayas es más de 1 millón y medio, y es así como esta familia es una de las dos más grandes de México. (La otra es la familia náhuatl.)

MIRAR IMAGEN EN LA SIGUINTE PÁGINA WEB:
www.sil.org/Mexico
 

LAS CINCO SUBFAMILIAS DE LA FAMILIA MAYA SON:

Sub-familia ch'ol-tzotzil

Ch'ol, chontal de Tabasco, chortí, tzeltal, tzotzil
Las lenguas que componen la subfamilia ch'ol-tzotzil se hablan principalmente en Chiapas, menos el chortí hablado en el este de Guatemala y el chontal hablado en Tabasco; véanse los mapas arriba. (Este chontal no debe confundirse con el chontal de Oaxaca, que no tiene relación con la familia maya.) Algunos lingüistas dividen esta subfamilia en dos: la primera incluye al ch'ol, al chontal y al chortí; la segunda incluye al tzeltal y al tzotzil.

Como en muchas de las familias lingüísticas de México, las lenguas de esta subfamilia contienen alguna variación dialectal, sobre todo el ch'ol y el tzotzil. Los tzotziles reconocen cinco variantes de la lengua tzotzil: San Miguel Huixtán, San Pedro Chenalhó, San Juan Chamula, San Andrés Larráinzar y Zinacantán. En cada variante, se refieren a otros que hablan la misma variante como jchi'iltic 'nuestros compañeros' cuando hablan entre ellos mismos y como jchi'iltac cuando hablan con personas de otras variantes. Se refieren a la lengua tzotzil en general como bats'ic'op 'verdadera lengua'.

Las lenguas en esta subfamilia suelen tener un orden de palabras que es raro en las lenguas del mundo: verbo - objeto - sujeto. (También se usa el orden sujeto - verbo - objeto.) Parece que las inscripciones mayas antiguas estaban escritas en una lengua de esta subfamilia, y el diccionario del ch'ol moderno se considera crucial para decifrarlas.

 
Sub-familia huasteca

Chicomucelteco, huasteco
Hay dos, posiblemente tres, variantes del huasteco (Huastec) muy parecidas que se hablan en los estados de Veracruz y San Luis Potosí, lejos de los otros idiomas mayas. En consecuencia, la cultura de los hablantes no es típica de los mayas sino es más parecida a la de los grupos colindantes. La investigación hecha por el Instituto Lingüístico de Verano en el huasteco de San Luis Potosí ya terminó, pero continúa la de la(s) variante(s) de Veracruz. También, la lengua chicomucelteco (Chicomuceltec) de Chiapas y Guatemala, que posiblemente ya es extinta, pertenece a la subfamilia huasteca. (Véanse los mapas arriba.)

 
Sub-familia yucateca

Itzá, lacandón, maya mopán, yucateco (maya yucateco)
El lacandón se habla en algunas comunidades pequeñas (menos de 1000 personas en total) en la selva baja de la parte oriental de Chiapas, rodeado principalmente por hablantes del tzeltal. El maya yucateco se habla en los estados de Yucatán, Campeche, y Quintana Roo, y también en partes de Belice. (Hay también un lenguaje de signos, usado en por lo menos una comunidad yucateca.) Las dos lenguas, Itzá (casi extinta) y maya mopán, son autóctonas de Guatemala y Belice. (Véanse los mapas arriba.)

El trabajo del Instituto Lingüístico de Verano ha concluido en el lacandón. El ILV no ha desarrollado un programa de investigación en el yucateco, aunque un pequeño número de estudios fueron publicados hace muchos años (la comunidad yucateca cuenta con recursos lingüísticos propios).

 
Sub-familia chujeana-kanjobal

Chuj, jacalteco, kanjobal, motozintleco (mocho, tuzanteco), tojolabal

Las lenguas de esta subfamilia se hablan en los dos lados de la frontera entre Chiapas y Guatemala. El tojolabal se habla en Chiapas; las lenguas chuj, jacalteco y kanjobal se hablan sobre todo en Guatemala, aunque hay grupos más pequeños en Chiapas. El motozintleco (Chiapas) está casi extinto. (Véanse los mapas arriba.)

El Instituto Lingüístico de Verano hizo investigaciones sobre el tojolabal hace muchos años y ha concluído su trabajo. Otra investigación por el ILV en estas lenguas se ha llevado a cabo en Guatemala, y los resultados no se incluyen en este sitio.

 

Sub-familia quicheana-mameana

Aguacateco, cakchiquel, ixil, kekchí, mam, pokomam, pokomchí, quiché, y otros
Las lenguas de la subfamilia quicheana-mameana se hablan principalmente en Guatemala pero hay hablantes también de algunas de estas lenguas en el estado mexicano de Chiapas. (Véanse los mapas arriba.) Las lenguas quicheanas incluyen achí, cakchiquel, kekchí, pokomam, pokomchí, quiché, sacapulteco, sipacapense, tzutujil, y uspanteco. Las lenguas mameanas incluyen aguacateco, ixil, mam, tacaneco y tectiteco (teco).

La investigación por el Instituto Lingüístico de Verano de estas lenguas se ha llevado a cabo en Guatemala, y los resultados no se incluyen en este sitio.


Hay muchas ruinas de la civilización maya antigua en los estados de Chiapas y Yucatán, y también en Guatemala. Estos sitios arqueológicos y los artefactos descubiertos en ellos muestran un sentido estético muy avanzado: en escultura de piedra, cerámica, piezas fundidas de metales preciosos, mosáicos, y la talla de cristal y jade—todos producidos sin herramientas metálicas. Los Mayas ya habían inventado el símbolo abstracto del cero para simplificar las matemáticas mucho tiempo antes de que se usara en Europa, y el calendario maya fue más antiguo y eficiente que el calendario juliano que usaban los españoles que conquistaron México.

Durante los años cincuenta, se podía distinguir el origen de la gente por la ropa característica de los hombres y las mujeres. Actualmente, muchos compran su ropa en tiendas, sobre todo los hombres. Las mujeres en regiones altas prefieren la ropa tradicional con sus faldas largas hechas de lana de sus propias ovejas. Algunos de sus rebozos también eran hechos de lana, los cuales les daban a ellas y a sus bebés mucha más protección en los días fríos.

La dieta típica de los mayas consiste de maíz, frijoles y calabaza. Algunos cultivan jardines pequeños cerca de sus casas donde plantan col, rábano y otras verduras. Mucha gente maya no tiene suficiente terreno para cultivar el maíz necesario para sus familias, ni tienen tampoco bastante tierra forestada de donde obtener leña, así que buscan tierra dondequiera puedan. Especialmente los tzeltales aumentaron su territorio durante la segunda mitad del siglo XX, migrando a la selva lacandona en el este de Chiapas.

Muchas lenguas de esta familia suelen tener palabras largas y complejas, con muchos prefijos y sufijos. Por ejemplo, 'el maestro' en el tzotzil es li jchanubtasvaneje; esta frase contiene las siguiente piezas: li 'el, la', j 'agente humano', chan 'aprender', ub 'llegar a ser', tas 'causativo', van 'habitualmente', ej 'nominalizador' y e 'fin de frase'. Así que, el sentido literal de esta palabra es 'alguien que habitualmente hace aprender algo (a alguien)'.

Un rasgo distintivo de las lenguas mayas es su uso de consonantes glotalizadas. Éstas se forman al cerrar las cuerdas vocales durante una consonante como p, t, o c (k); la laringe se levanta, produciendo presión extra que resuelta en un taponazo después de la consonante cuando la presión es soltada por los labios o la lengua. (Ver el diagrama de los órganos principales de articulación.) Usualmente, la glotalización se escribe con una comilla después de la consonante. Por ejemplo, en el tzeltal, hay tres consonantes glotalizadas en la frase c'ux c'ajc'al, que significa 'hace calor', o literalmente, 'el sol/día causa dolor'.

FAMILIA TEQUISTLATECA

La familia tequistlateca consiste actualmente de dos lenguas que se han llamado chontal de Oaxaca (Oaxacan Chontal). El chontal de la sierra tiene algo de variación dialectal. Los hablantes del chontal de la costa (que también se ha llamado huamelulteca) cuentan con un alto grado de bilingüismo (en español) y posiblemente la lengua está en peligro de extinción. La investigación del Instituto Lingüístico de Verano en esta familia ha concluido.

FAMILIA YUMANA

Cucapá, kiliwa, tipai, diegueño (kumiai), paipai

Las lenguas de la familia yumana tienen pocos hablantes. La mayoría de las lenguas de esta familia se encuentra en el estado de Baja California Norte (aparte de otras lenguas de esta familia que se encuentran solamente en California y Arizona, E.U.A.). El cucapá se habla en Sonora y también en el estado de Arizona.


MIRAR IMAGEN EN LA SIGUINTE PÁGINA WEB:
www.sil.org/Mexico
 

Algunos hablantes de tipai usan el nombre cochimí para referirse a sí mismos; los lingüistas usan este nombre para un grupo ya extinto. Hay otra lengua de esta familia, una variante de tipai según algunos lingüistas, hablada en Santa Catarina por un grupo muy reducido, para la cual se ha usado el nombre ko'al.

Los estudios de inteligibilidad en estos pueblos sugieren que algunas de estas lenguas están más estrechamente vinculadas entre sí que algunas variantes del mixteco o zapoteco lo están entre sí.

El Instituto Lingüístico de Verano no ha desarrollado programas en estas lenguas en México.

FAMILIA CORACHOL - Cora, huichol

El cora se habla en el estado de Nayarit. Hay algunas variantes dialectales. El huichol se habla en los estados de Nayarit y Jalisco. Las variantes que existen son recíprocamente inteligibles.

FAMILIA MIXE-ZOQUE - Mixe, popoluca, zoque

Esta familia de lenguas incluye dos subfamilias, la subfamilia mixe (que incluye las lenguas mixes de Oaxaca y también las lenguas que se llaman popoluca de Sayula y popoluca de Oluta en el estado de Veracruz) y la subfamilia zoque (queincluye las lenguas que se han llamado zoque en Chiapas, Oaxaca y Tabasco, y las que se han llamado popoluca de la Sierra y popoluca de Texistepec en Veracruz).

FAMILIA MIXTECA - Cuicateco, mixteco, triqui

La familia mixteca, una de las familias más grandes y diversas en el tronco otomangue, se divide en tres grupos: el mixteco (Mixtec), el cuicateco (Cuicatec) y el triqui (o trique). Estas lenguas se hablan mayormente en la parte occidental del estado de Oaxaca, pero el mixteco también se habla en las partes colindantes de los estados de Puebla y Guerrero.

MIRAR IMAGEN EN LA SIGUINTE PÁGINA WEB:
www.sil.org/Mexico

El cuicateco y el triqui tienen pocas variantes, pero el mixteco es en sí una subfamilia que comprende muchas variantes. En realidad, cada pueblo tiene su propia variante, con rasgos algo distintos de los rasgos de los pueblos colindantes. La identidad social se basa en el pueblo, no en la región, ni en un grupo lingüístico. El hecho de que las mujeres de cada pueblo tienen un traje distintivo es una muestra de ello. Por esta razón es difícil contar los dialectos del mixteco. El Instituto Lingüístico de Verano ha hecho investigaciones en más de 25 variantes.

La gente de los pueblos colindantes pueden entenderse entre sí bastante bien, pero la gente de los pueblos que se encuentran a más de un día de camino generalmente no pueden. Una razón es que varios cambios de sonido han afectado diferentes partes de la región Mixteca. Por ejemplo, la mayoría de los pueblos en la parte suroeste de la región tiene la consonante s en muchas palabras, mientras que la mayoría en el noreste tiene la consonante d suave (el sonido de lado en español) en las palabras correspondientes. Así que la palabra 'venado' es isu en una parte y idu en la otra, y la palabra 'metate' es yoso en una parte y yodo en la otra. (Algunos pueblos usan otras consonantes más en las mismas palabras.) Otra razón que dificulta a la gente de diferentes pueblos entenderse es que a veces usan palabras completamentedistintas. Por ejemplo, los pronombres que se usan en cada pueblo muchas veces son diferentes que los pronombres en pueblos colindantes.

El área donde viven los mixtecos, cuicatecos y triquis se llama la Mixteca, y comprende tierra fría, tierra templada y tierra caliente. Originalmente tenía suelos fértiles, pero algunas partes han sufrido mucha erosión; es muy difícil ganarse la vida sembrando maíz, frijol y calabaza de la manera tradicional. Una manera en que los mixtecos aumentan sus ingresos es en el tejido de la palma; fabrican sombreros, petates (esteras) y tenates (cestos), pero ganan muy poco. Las mujeres triquis aumentan sus ingresos vendiendo a los turistas textiles que fabrican en un telar de cintura. Algunas mujeres en Peñoles todavía cultivan gusanos de seda y venden el hilo en la ciudad de Oaxaca; algunos hombres hacen carbón y lo venden en el mercado en Oaxaca.

Otra respuesta a la presión económica es la emigración, y muchas personas de la Mixteca viven y trabajan en el Distrito Federal, en Oaxaca y en otras ciudades de la República Mexicana. Generalmente mantienen lazos con su pueblo natal, regresan cada año para las fiestas y contribuyen a las obras públicas para el beneficio del pueblo. Muchas personas van a los estados de Sinaloa, Sonora y Baja California para trabajar en las grandes empresas agrícolas que se encuentran allí. Otros van a los Estados Unidos y a Canadá.

Se sabe mucho acerca de la histora de los mixtecos por medio de sus libros pictográficos, que se llaman códices. Estos códices presentan su cosmovisión, y también la historia de algunos de sus reyes. Uno de los reyes más famosos fue Ocho Venado Garra de Tigre, del pueblo de Tilantongo, quien reinó sobre un imperio grande en los siglos once y doce. Los mixtecos tenían fama de ser orfebres, alfareros y artesanos de mucha destreza. El grupo más conocido de objetos mixtecos fue encontrado en la tumba siete del sitio arqueológico de Monte Albán en Oaxaca.

Igual que las otras lenguas otomangues, las lenguas de la familia mixteca son lenguas tonales; es decir, el tono con que se pronuncia una palabra es de tanta importancia que al cambiarlo, puede también cambiar el significado de la palabra a otro completamente distinto. Los tonos son tan importantes que se escriben en las ortografías prácticas (alfabetos) de muchas lenguas mixtecas, por lo menos en unas palabras. El triqui de Chicahuaxtla fue la primera lengua en que se descubrió un sistema con cinco niveles de tono; este sistema fue presentado por Robert Longacre en 1952. Además, los tonos pueden cambiar a otros antes o después de otro tono. La descripción de estos cambios en el mixteco de San Miguel El Grande por Kenneth Pike fue una de las primeras de este fenómeno, que se llama el "sandhi" tonal.

Igual que con otras lenguas en el tronco otomangue, el orden normal de las palabras en las lenguas mixtecas es: Verbo - Sujeto - Complemento. Los numerales preceden a los sustantivos que modifican, pero los posesores y otros modificadores los siguen. Hay un juego especial de pronombres dependientes que a primera vista parecen ser sufijos en los verbos (indicando el sujeto) o en los sustantivos (indicando un posesor), parecidos a los sufijos de persona y número en los verbos en español. Sin embargo, gramaticalmente se consideran como sujeto o posesor, porque no se usan cuando se encuentra un sustantivo aparte después del verbo que funciona como sujeto o posesor.

FAMILIA PIMANA

O:b no'ok ("pima bajo"), pápago, pima, tepehuán

La familia pimana pertenece a la parte sur del tronco yutonahua y se habla en el norte de México y en el sur de Arizona (E.U.A.). La familia se divide en dos subfamilias: un grupo al sur, en Durango y Chihuahua, que contiene las lenguas tepehuanes, y un grupo al norte, principalmente en Sonora y Arizona. Las lenguas en el norte tienen los nombres pápago (tohono o'odham) y pima (akimel o'odham y o:b no'ok). (A veces la familia se conoce por el nombre "tepimana".) El Instituto Lingüístico de Verano ha trabajado en todas estas lenguas. Existen también varios miembros de esta familia ya extintos.

MIRAR IMAGEN EN LA SIGUINTE PÁGINA WEB:
www.sil.org/Mexico
 

Las lenguas pimanas están colocadas en una línea que pasa del sur de Arizona a través de Sonora, Chihuahua, y Durango, formando así lo que se puede llamar "el corredor pimano". Por muchos años se ha pensado que ideas y productos eran intercambiados entre Mesoamérica (culturas antiguas que estaban más al sur en México y Guatemala) y el suroeste de los Estados Unidos por rutas como ésta.

Los grupos pimanos en Arizona cuentan con miles de hablantes de pápago (tohono o'odham) y pima (akimel o'odham). El pápago también cuenta con unos cientos de hablantes en el estado de Sonora, cerca de la frontera con Arizona. Estos idiomas se conocen como "pima alto" o "o'odham". Más al sur, existen cientos de hablantes de o:b no'ok (pima del monte) en la Sierra Michi entre los estados de Chihuahua y Sonora. El o:b no'ok no es mutuamente inteligible con el pima alto. (Aunque o:b no'ok a veces se llama "pima bajo", este nombre puede referirse también a unas lenguas pimanas extintas que estaban cerca de los o:b no'ok pero de hecho fueron más estrechamente relacionadas lingüisticamente con las lenguas pima alto más al norte.)

El tepehuán (o tepehuano) tiene tres variantes importantes: una en Chihuahua y dos en Durango. El tepehuán del norte es hablado en el Municipio de Guadalupe y Calvo, en el oeste de Chihuahua, por aproximadamente 5000 personas. El tepehuán del sur es hablado en el sur de Durango por aproximadamente 20,000 personas, y está dividido entre una variante poniente en el Municipio de Pueblo Nuevo, y una variante oriental en el Municipio de Mezquital. Los tepehuanes no fueron conquistados por los españoles sino que tuvieron que retirarse hasta las montañas, dejando sus tierras ancestrales en el centro de los llanos de Durango. Aunque antes vivieron en los pueblos de Tepehuanes y Papasquiaro, hoy en día estos pueblos no tienen hablantes del tepehuán.

Como la cultura de otros grupos indígenas de México, la de los pueblos pimanos es una mezcla de diversos elementos culturales, algunos que sobreviven de tiempos prehispánicos y otros adoptados desde la conquista. Aunque la influencia de la cultura española es parecida en todas partes de México, los elementos culturales prehispánicos son distintos de los de la Mesoamérica de la parte más al sur, y son más parecidos a los grupos indígenas del suroeste de los Estados Unidos.

Aunque viven en dos países, los pápagos todavía mantienen contacto entre sí. Por ejemplo: muchos pápagos en Arizona todavía participan en la peregrinación de San Francisco a Magdalena, Sonora, cada octubre. Viven distribuidos por el desierto en pueblos pequeños de unas cuantas familias. Tras los siglos, han desarollado un conocimiento íntimo del desierto; su agricultura se adapta a los requisitos severos de su ambiente, y también cazan y recogen las frutas de la naturaleza alrededor. Los pápagos son conocidos especialmente por sus canastas exquisitas.

Los hablantes de o:b no'ok viven principalmente en rancherías familiares en vez de pueblos. Su cultura material es parecida a la de la gran parte del norte de la república mexicana. A diferencia de muchos grupos indígenas, parece que nunca han desarrollado ninguna actividad artesanal como la alfarería, la cestería o los textiles. En contraste, la cultura prehispánica no material vive fuerte todavía, especialmente el sistema ceremonial, incluso elementos como el baile sagrado nocturnal que se llama "mitote".

Como los o:b no'ok, los tepehuanes viven en ranchos familiares. Tradicionalmente, cultivan varios tipos de calabaza, frijol, y maíz, y también crían animales domésticos. Desde más o menos 1970, han tenido aserraderos y distribuyen los beneficios entre la comunidad. Ahora es posible alcanzar muchas áreas del terreno escabroso por caminos de brecha. Las escuelas bilingües tienen maestros de habla autóctona.

Las mujeres de los tepehuanes del sur llevan blusas con plisadas intricadas y grandes faldas coloradas adornadas con listones y encaje en estilo colonial. Las mujeres se cubren con grandes rebozos negros cuando están fuera de sus casas, y caminan detrás de sus esposos. La vestidura tradicional para los hombres consiste en camisas y pantalones de manta bordada, con pañuelos colorados en sus cuellos, sandalias con suelas hechas de cuero o de hule de llantas, y sombreros de paja que se conocen como "estilo poblano" (es decir, indígena). Muchas veces los jóvenes se visten con ropa estilo "vaquero".

Generalmente en las lenguas pimanas, el verbo está al principio de la cláusula, al menos que no haya otra parte que aparezca más adelante para recibir prominencia especial. Después del verbo, hay cierta flexibilidad en el orden del sujeto y del complemento, y a veces sólo el contexto indica cual es el sujeto. De la misma manera, hay flexibilidad en el orden de adjetivos, posesores y otros modificadores dentro de la frase sustantiva. Son comunes las palabras largas con muchos prefijos y sufijos.

Una característica interesante que se encuentra en todas las lenguas pimanas es la reduplicación (repetición) de una parte de un sustantivo o adjetivo para indicar el plural. Por ejemplo, en tepehuán del sureste, ban significa 'coyote' y baaban significa 'coyotes'; las primeras dos letras ba se repiten (con la vocal alargada) para indicar plural.

FAMILIA TARASCA - Purépecha

(p'orhépecha, p'urhépecha) - (código tsz de la ISO)

La lengua purépecha, anteriormente conocida como tarasca, es una lengua aislada que no está ni siquiera relacionada provisionalmente con ninguna otra lengua. Se habla en el estado de Michoacán, cerca del Lago Pátzcuaro y del volcán Paricutín. Existen dos variantes mayores y tal vez doce menores; la división principal se da entre el área del lago y el altiplano volcánico. Los hablantes fácilmente identifican la región de otros hablantes por su habla, y aún el pueblo de origen. Se sienten orgullosos de continuar hablando su variante nativa incluso si se han ido a vivir a otra parte de la región purépecha. Sin embargo, las diferencias dialectales son relativamente recientes, y los hablantes consideran todas las variantes como partes del mismo idioma.

MIRAR IMAGEN EN LA SIGUINTE PÁGINA WEB:
www.sil.org/Mexico


El idioma ha sido estudiado y sigue siéndolo tanto por lingüistas mexicanos y extranjeros. El Instituto Lingüístico de Verano ha terminado su trabajo en una de las variantes principales pero continúa trabajando en la otra.

Los purépechas tienen su propia bandera, que tiene cuadros de color rosa, azul, verde y amarillo, con una puña apretada y flechas en el centro; esto representa la unidad de la región purépecha. Varios periódicos publican secciones en esta lengua, y hay por lo menos uno escrito en su mayor parte en purépecha. Las misas se ofician en purépecha en muchos pueblos ocasionalmente, y regularmente en aquellos donde el sacerdote mismo es purépecha. El orgullo por la lengua y la cultura parece estar creciendo, con el estímulo del gobierno.

Las altitudes donde se ubican los pueblos tarascos van desde los 1600 metros hasta los 2500 metros sobre el nivel del mar; el Lago Pátzcuaro (el lago con mayor altitud de México) está a 2200 metros. El clima templado, las tierras fertiles y los bosques de pinos predominan en la región. El tiempo de lluvia es de finales de mayo hasta septiembre; en las partes más altas hay hielo durante enero y febrero pero casi nunca hay nieve.

Casi todos los pueblos ya cuentan con electricidad y la mayoría tiene agua. La mayor parte de ellos se especializa en algún tipo de industria familiar tal como: muebles, productos de cobre, guitarras, violines, ollas, cerámica, ladrillos, adobes, utensilios de madera, sombreros, petates (esteras), máscaras, etc. Estos productos se venden en los pueblos grandes y en las ciudades, y algunos incluso en otros países. Algunos pueblos se enorgullecen de su vestidura característica, que incluye blusas y delantales plisados y bordados. Casi todas las mujeres usan rebozo, pero algunas usan vestido moderno.

La música de los purépechas está muy viva. Muchas canciones son populares en otras partes de la república, por ejemplo la canción Flor de Canela, que es Tsitsiki Urhapiti en purépecha. Hay muchas cintas y discos compactos de música purépecha disponibles en el área. Muchos bailes tradicionales, como la Danza de los Viejitos (foto mostrada arriba), sobreviven de tiempos precolombinos y se presentan en días especiales.

La mayoría de los niños asisten a por lo menos algunos años de primaria, de los cuales los dos primeros se enseñan en purépecha. Aunque hay mucho analfabetismo entre los ancianos y las mujeres especialmente, también hay muchos purépechas bien preparados: sacerdotes, médicos, enfermeras, abogados, lingüistas y antropólogos.

Los servicios de salud modernos están ampliamente disponibles, cuentan con clínicas en la mayoría de los pueblos y con hospitales en las ciudades que rodean la región. No obstante, muchos prefieren usar prácticas tradicionales, tal como las que practican los brujos (shamanes) y curanderos. Los dos sistemas, moderno y tradicional, son generalmente aceptados, aunque el tradicional a veces se practica clandestinamente.

Los purépechas fueron una fuerza importante en el oeste del México precolombino. Su imperio incluyó todo el estado de Michoacán y partes de Jalisco y Guanajuato, también tenían influencia hasta Nuevo México (E.U.A.) entre los zuni. Los reyes purépechas vivían en Tzintzuntzan, Ihuatzío y Pátzcuaro (ahora sitios arqueológicos) rumbo al Lago Pátzcuaro en diferentes épocas hasta la conquista española. Se defendieron contra los aztecas, usando a la gente otomí como guardias de la frontera en una zona de contraataque entre los dos imperios. Los prisioneros de guerra tenían que elegir entre ser esclavos o ser sacrificados.

Las teorías sobre el origen de los purépechas varían. Algunas dicen que llegaron del norte con los aztecas, otras que vinieron del sur y tal vez son parientes de los quechuas del Ecuador, Bolivia, y el Perú. A pesar de que su idioma está aislado, comparte algunas características con el zuni y con el quechua (que tal vez no son más que préstamos).

El orden más común de las palabras en el purépecha es: Sujeto - Complemento - Verbo. Palabras largas, conteniendo muchos sufijos e incluso más de una raíz, son comúnes. Las vocales que se encuentran al final de las palabras muchas veces son sordas, y por esa razón son difíciles de oír o se omiten totalmente.

Hechos interesantes acerca de la región purépecha

La institución de educación superior de mayor tradición en el estado de Michoacán (una de las universidades más antiguas del Nuevo Mundo) es la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, la cual tuvo sus origénes en Pátzcuaro como el Colegio de San Nicolás Obispo. Fue fundado por don Vasco de Quiroga en 1540 para formar sacerdotes que lo auxiliaran en la región purépecha. Fue trasladado a Valladolid (actualmente Morelia) en 1580.
El general Lázaro Cardenas, presidente de la república Mexicana de 1934 a 1940, era originario de Michoacán. Se dice en muchas partes que algunos de sus antepasados eran purépechas.
La imagen en el reverso de un billete Mexicano de 50 pesos muestra una red de pescar típica del Lago Pátzcuaro.

FAMILIA SERI - Seri - (código sei de la ISO)

La lengua seri (cmiique iitom) se considera una lengua aislada. (Algunas personas han propuesto que es parte del tronco hokano, pero no hay mucha evidencia para sostener la hipótesis.) Se habla en dos pueblos (El Desemboque del Río San Ignacio y Punta Chueca) en la costa del estado de Sonora, México. La isla del Tiburón en el mar de Cortés es parte de la tierra seri tradicional, y se llama Tahéjöc.

MIRAR IMAGEN EN LA SIGUINTE PÁGINA WEB:
www.sil.org/Mexico

La población seri en total fue menos de 200 habitantes en la década de los 30. Hoy es por lo menos tres veces más grande. La familia seri tiene el número de hablantes más reducido que cualquier otra familia en México.

La gente seri se llama a sí misma los comcáac (singular: cmiique). Hasta mediados del siglo XX eran cazadores-recolectadores. Ahora se ganan la vida por medio de la pesca comercial y la venta de collares de caracoles, figuras de madera fierro y canastas tradicionales.

Bocadillos lingüísticos: abuelos, cacto, no, hermanos y hermanas, manchado. Palabras en seri para las partes del auto y para los números. Información breve y no técnica acerca de la lengua (El seri: idioma sonorense) y la cultura (Los seris).  Información más técnica acerca de la lengua: Sinopsis del idioma seri

FAMILIA TOTONACA

La familia totonaca incluye varias lenguas o variantes que se han llamado totonaco y tepehua. Se hablan en los estados de Puebla, Hidalgo y Veracruz.

FAMILIA TLAPENECA - Me'phaa (tlapaneco)

El me'phaa (tlapaneco) cuenta con más de 75,000 hablantes (tal vez hasta 95,000) en el estado de Guerrero. Tiene por lo menos ocho variantes importantes, que se pueden identificar por los pueblos más grandes en las regiones donde se hablan: Acatepec, Azoyú, Malinaltepec, Nancintla, Teocuitlapa, Tlacoapa, Zapotitlán Tablas (incluso Huitzapula, que según algunos, es distinta), y Zilacayotitlán. Es difícil decidir cuáles variantes son lenguas distintas, porque muchos hablantes han aprendido más de una variante y las diferencias entre variantes pueden ser grandes o pequeñas; dependiendo de cuál par de variantes se considera. El Instituto Lingüístico de Verano ha trabajado en las variantes Acatepec, Malinaltepec, y Tlacoapa. (La lengua subtiaba de Nicaragua, ya extinta, también es miembro de esta familia.)

MIRAR IMAGEN EN LA SIGUINTE PÁGINA WEB:
www.sil.org/Mexico

El nombre "me'phaa", que los hablantes usan para su propio idioma, ha sido promulgado recientemente por los maestros bilingües y otros. (Todos los maestros en las escuelas bilingües son hablantes nativos del me'phaa.) Lo prefieren al nombre tradicional "tlapaneco", que viene del náhuatl, porque hay quienes piensan que ha sido despectivo. (La voz "me'phaa" se usa en Malinaltepec; sin embargo en otras variedades es un poco diferente. Por ejemplo, es "Me'pa" en Acatepec y "Mi'pha" en Tlacoapa.)

Como otros grupos en el sur de México, principalmente comen tortillas de maíz, frijoles, calabazas y chiles. En las altitudes más bajas los platanos también son importantes y se usa la jamaica para preparar una bebida. Si viven en regiones donde se puede cultivar café, lo cultivan para vender. Los de otras regiones a menudo emigran al norte para encontrar trabajo. Los hombres de una parte de la región me'phaa tejen sarapes de lana y en otra parte son las mujeres quienes los hacen.

Las primeras investigaciones clasificaron las lenguas tlapanecas dentro del tronco hokano. Pero más recientemente, parece haber evidencia clara de que deben clasificarse como otomangues.

Igual que las otras lenguas otomangues, las lenguas tlapanecas son lenguas tonales; es decir, el tono con que se pronuncia una palabra es de tanta importancia que al cambiarlo, puede también cambiar el significado de la palabra a otro completamente distinto. Los tonos pueden ser la única indicación de distinciones gramaticales como la 1a y la 3a persona. Una variante de me'phaa puede tener una secuencia de hasta cuatro tonos en la misma sílaba.

Diccionario Chinanteco de la Diáspora del Pueblo Antiguo de San Pedro Tlatepuzco, Oaxaca

Resumen: Este extenso diccionario bilingüe (con más de 8300 entradas) abarca un vasto vocabulario del idioma chinanteco tlatepuzqueño tal como se habla hoy en día en todo el municipio de San Juan Bautista Valle Nacional, distrito de Tuxtepec, estado de Oaxaca, México, y a sus alrededores. (A causa de una inundación en 1928 sus hablantes se vieron obligados a abandonar su tierra natal y antiguo centro político-religioso, San Pedro Tlatepuzco, el cual fue destruido. En algunas publicaciones previas, esta variante del chinanteco se ha sido llamado “chinanteco de Palantla”.) 

El diccionario es el resultado de más de cuarenta años de trabajo conjunto de Merrifield y Anderson, y de numerosos hablantes nativos, llegando a su culminación con la colaboración de catorce de ellos a lo largo de un periodo de más de cuatro años durante el cual se elaboró el diccionario en el formato actual.


Las entradas de ambas secciones, chinanteco–español y español–chinanteco, incluyen categoría gramatical, traducción con diferentes acepciones, oraciones ilustrativas y formas derivadas como subentradas. La estructura de una entrada se explica detalladamente en la Introducción. Al final del diccionario, en una sección breve de gramática se describe el sistema fonético y la morfología, y la sintaxis de sustantivos y verbos, incluyendo numerosas tablas que de cierta forma resumen el complejo sistema de patrones de conjugación verbal. Los apéndices se enfocan en campos semánticos específicos, tales como: partes del cuerpo, plantas y animales, nombres de lugares, nombres de personas, términos de parentesco y gentilicios de las comunidades circunvecinas. En la bibliografía se enlistan muchas otras publicaciones tanto en esta variante de chinanteco como en otras, brindando así una visión general de la familia completa de idiomas chinantecos.

Diccionario Chinanteco de San Juan 01 / 02 / 03 / 04

Este diccionario bilingüe del chinanteco de San Juan Lealao (Oaxaca, México), el trigésimo quinto de la serie de vocabularios y diccionarios Mariano Silva y Aceves, fue publicado en 1996. En esta página hemos incluido el diccionario en formato electrónico facsimilar, el cual muestra el texto completo de la edición impresa utilizando imágenes escaneadas de cada página. Lamentablemente no es posible hacer búsquedas en este tipo de formato.

La sección chinanteco-español contiene aproximadamente 3,000 vocablos, oraciones para ilustrar los significados y sus traducciones al español. Todos estos vocablos aparecen también en la sección español-chinanteco.

Cuenta con una descripción de la gramática y breves apéndices de información acerca de la cultura.  El chinanteco de San Juan Lealao se habla en el distrito de Choapan, Oaxaca.

Diccionario Ch'ol

Descripción: Este diccionario provee extensa documentación del idioma ch'ol (que se habla en el norte de Chiapas, México), que se considera crucial para decifrar los glifos e inscripciones de los mayas antiguos.

Esta segunda edición ha mejorado en varios aspectos la edición de 1978. La información que contiene es más accesible porque todo lo que se encuentra en la parte Ch'ol-Español también se encuentra en la sección Español-Ch'ol, y viceversa. Se identifican las variantes dialectales; las notas gramaticales y la bibliografía han sido puestas al día; el índice de la flora y la fauna ahora tiene todos los nombres de plantas y animales que se encuentran en el el cuerpo del diccionario. Han sido añadidos apéndices nuevos, basados en el diccionario: expresiones que se refieren al tiempo, palabras que indican el tamaño, una lista extensiva de morfemas gramaticales y semánticos, y una lista de topónimos con mapas de la región ch'ol.

(Esta edición electrónica tiene la segunda edición completa, sin las ilustraciones decorativas de inscripciones mayenses, que fueron omitidas para hacer los archivos más pequeños y así facilitar su distribución en el Internet.)

Diccionario Tarahumara de Samachique

Descripción: Esta obra es una revisión (1993) del Vocabulario Tarahumara de Samachique publicado por el Instituto Lingüístico de Verano en 1959. Esta edición contiene nuevos vocablos que no se encuentran en la primera edición. Incluye también oraciones para ilustrar muchas de las entradas que fueron añadidas por el compilador de la primera edición. Se ha modificado el formato para adaptarlo al usado en la actualidad por el ILV.

Diccionario zapoteco de San Bartolomé Zoogocho, Oaxaca

Descripción: Este diccionario bilingüe del idioma zapoteco, como se habla en San Bartolomé Zoogocho, Oaxaca, México, consiste principalmente de una sección zapoteca-español que incluye distinciones de múltiples sentidos y frases ejemplificativas, e indica los tonos de las entradas y las partes principales de los verbos. Hay también una sección más sencilla español-zapoteca, y una amplia gramática con paradigmas verbales. Los apéndices cubren términos de parentesco, unidades de tiempo, partes del cuerpo, números y nombres de lugares. Hay 15 ilustraciones de palabras en una variedad de campos semánticos, y dos mapas.


El diccionario zapoteco de Zoogocho (#38 de la serie de diccionarios "Mariano Silva y Aceves") se presenta aquí al lado del diccionario zapoteco de Yatzachi (#37 de la serie) preparado por Inez Butler H., colega de Long. Estas dos variedades del zapoteco son similares y el diccionario Yatzachi sirvió de modelo para el Zoogocho. Los dos diccionarios han recibido contribuciones de las dos investigadoras, pero cada una se hizo responsable de uno en especial.

La edición electrónica del diccionario Zoogocho corrige unos problemas menores en la edición original impresa, y tiene escasas diferencias en la paginación.

Diccionario zapoteco de Yatzachi

Descripción: Este diccionario representa la lengua zapoteca como se habla en los pueblos de San Baltazar Yatzachi el Bajo y San Baltazar Yatzachi el Alto, en el distrito de Villa Alta, Oaxaca, México. Hay una sección extensiva zapoteco-español que incluye distinciones de múltiples sentidos, frases ejemplificativas, y las partes principales de los verbos. Hay también una sección más sencilla español-zapoteco. Las entradas muestran principalmente los vocablos de Yatzachi el Bajo, pero también indican ciertas formas de Yatzachi el Alto cuando son distintas; las diferencias consisten en variaciones de pronunciación y algunos vocablos distintos. Dos mapas localizan estos pueblos en el estado de Oaxaca

Este diccionario (#37 de la serie de diccionarios "Mariano Silva y Aceves") se presenta aquí al lado del diccionario zapoteco de San Bartolomé Zoogocho (#38 de la serie) preparado por Rebecca Long C., colega de Butler. Estas dos variedades del zapoteco son similares y el diccionario Yatzachi sirvió de modelo para el Zoogocho. Los dos diccionarios han recibido contribuciones de las dos investigadoras, pero cada una se hizo responsable de uno en especial.

El diccionario Yatzachi originalmente salió en una edición impresa limitada que se encuentra agotada. Esta edición electrónica hace disponible otra vez este trabajo, al tiempo que corrige algunos problemas menores en el formato del original. La paginación de las dos ediciones es diferente.

Gramática Popular del Zapoteco

Descripción: Esta gramática popular presenta la estructura del zapoteco del istmo (o diidxazá) en una forma sencilla para documentar algo de su riqueza. Se espera que ayude a los zapotecos del istmo a comprender que, al igual que cualquier lengua del mundo, su lengua materna tiene una estructura gramatical, y también que ayude a los hablantes del español a entender cómo se forman las palabras y las frases del diidxazá, puesto que su estructura es muy distinta a la del español.

La gramática consta de tres partes. La Parte I sirve como una introducción a la gramática en general y también trata acerca de los hablantes y del alfabeto usado para escribir los ejemplos. En la Parte II empieza la parte principal de la gramática. Se presentan las clases de palabras, cómo se forman y cómo se usan. La Parte III presenta las oraciones, incluyendo construcciones complejas. Finalmente, se presentan varios textos en diidxazá para dar una idea más amplia de cómo las oraciones se combinan para formar párrafos.

Vocabulario zapoteco del Istmo

Descripción: Este vocabulario bilingüe del zapoteco del Istmo (Oaxaca, México) es el tercero de la serie de vocabularios y diccionarios en lenguas indígenas de México Mariano Silva y Aceves. La segunda edición de este vocabulario fue publicada en 1965. Actualmente, después de múltiples reimpresiones, se encuentra agotado. Es por ello que en esta página se encuentra una liga a una nueva edición electrónica, y además a la segunda edición en formato electrónico facsimilar (el cual muestra el texto completo de la edición impresa utilizando imágenes escaneadas de cada página).

La sección "Zapoteco-Español" contiene aproximadamente 1500 vocablos (con los tonos indicados entre paréntesis), traducciones al español y dibujos para ilustrar los significados. La mayoría de estos vocablos aparecen también en la sección "Español-Zapoteco". Además cuenta con breves apéndices sobre el alfabeto popular, la variación entre los idiomas zapotecos, notas sobre la gramática y frases de uso frecuente.

El zapoteco del Istmo se habla en la región del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca.

La publicación de la edición facsimilar fue realizada en febrero del 2006 con motivo de la celebración del 50 aniversario del alfabeto popular del zapoteco del Istmo, bajo los auspicios del INALI.

Diccionario básico del mixteco - de Xochapa, Guerrero - (código xta de la ISO)

Descripción: Este diccionario bilingüe documenta la variante del mixteco que se habla en el pueblo de Xochapa, municipio de Alcozauca, Guerrero, México. Es un diccionario "básico" en dos sentidos: solamente incluye los vocablos más comunes (aproximadamente 500) y las entradas muestran las formas más básicas de las palabras. Las formas compuestas y derivadas generalmente aparecen en subentradas, pero no en entradas principales. (Sin embargo, incluye entradas menores para formas variantes e irregulares.)

La construcción del diccionario está de acuerdo con el modelo de la serie "Mariano Silva y Aceves". Contiene frases ejemplificativas en casi todas las entradas y una breve descripción de la gramática. (El formato y la tipografía han sido ajustados para personas nuevamente alfabetizadas.)

Esta edición electrónica contiene pequeñas diferencias de la edición impresa de 1999.

Diccionario básico del mixteco de Yosondúa, Oaxaca

Descripción: Este diccionario en el mixteco de Yosondúa, número 46 de la serie "Mariano Silva y Aceves", contiene una sección mixteco-español con oraciones ilustrativas, multiples acepciones, subentradas, remisiones, información gramatical, etc. La sección español-mixteco es un índice de todas las glosas del español. Hay un bosquejo de la gramática y una bibliografía corta.

El diccionario ofrece muchas acepciones de las palabras, las cuales se distinguen de grupos de homónimos. Casi cada página tiene una entrada o más con varias acepciones; también hay muchas páginas con grupos de homónimos. Debido a los extensos cambios morfofonémicos de los tonos, los autores no los escriben, ni en las palabras de entrada. Los grupos de homónimos a menudo (pero no siempre) tienen diferentes tonos.

El municipio de Yosondúa está ubicado en el distrito de Tlaxiaco, estado de Oaxaca, México, que es parte de la Mixteca Alta. Hay aproximadamente 5,000 hablantes de esta variante del mixteco. Yosondúa tiene un papel importante en la vida política de la región y casi siempre recibe visitas de los candidatos para oficios públicos. En abril de 1970, el ex-presidente Lázaro Cárdenas lo visitó y, una decáda más tarde, Amalia de Cárdenas, su viuda, lo visitó otra vez.

___________________________

Recopilado
de:
www.sil.org/Mexico

Una página que contiene recursos sobre las lenguas mexicanas

Información sobre los grupos de hablantes
Índice de lenguas
Diccionarios y materiales gramaticales
Literatura
Arte para la Alfabetización en México
Lingüística
Recursos para la enseñanza de lingüística
Museo virtual de los idiomas indígenas de México

   
Búsqueda personalizada
   

 

                                              Principal | Abreviaturas y siglas | ¿Español o castellano? | Expansión del castellano | El español en México | El español en Brasil | El uso del idioma esppañol | El español gramaticalmente | El ceceo y el seseo | El voseo | El español en América | Lenguas de España | Dialectos del español | Orígenes de la lengua española | Sistema vocálico español | Zona lingüísticas| El idioma español | Historia del español | El español en los deportes | El español en EE.UU | El español en la informática